Tortilla Flat, de John Steinbeck

5/29/2015 1 Comment

No había oído hablar de esta novela. Llegó a mis manos de pura casualidad, pero me lo he pasado “pirata” leyéndola. Es puro desenfado. Perfectamente actual, a pesar de estar escrita en 1935. Y también perfectamente “antigua”, pues uno ve ramalazos del Lazarillo en algunos comportamientos... Es una novela picaresca, ambientada en Monterrey (California), que retrata el modo de vida de un grupo de personas (los “paisanos”: mezcla de indios, hispanos y diversas razas caucásicas...), desposeídos de bienes materiales (indigentes o marginados serían denominados, hoy en día) que tienen un alto concepto de la amistad y de la libertad personal. Esas dos son sus grandes banderas y beber vino su más entrañable afición.

Muy pronto, uno de los protagonistas, Danny (sobre el que giran, en parte, los acontecimientos) hereda dos casas viejas en las colinas de Monterrey. Están situadas en medio de bosques de pinos, en la zona denominada Tortilla Flat (Llano de la Tortilla) y allí van a ir encontrando refugio el resto de los amigos que tantos días y noches pasaron a la intemperie: Big Joe el Portugués, Jesús María Corcorán, Pablo Sanchez, Pilón, El Pirata, Tito Ralph... Importante papel tienen también quienes, aún sin vivir con ellos, aparecen en el libro y en sus vidas de manera intermitente; gente como Dulzuras, Cornelia Ruiz, Torrelli (el propietario del bar más próximo), la señora Morales, Teresina...

Sus vidas transcurren al margen de los latidos de la sociedad y aprovechan todas las rendijas posibles de la misma para llevar adelante su existencia que, como ya hemos sugerido, está jalonada por una aversión al trabajo, un vagabundeo sin prisas, una fraternal camaradería, un amor desmedido al vino, algunos ramalazos de lujuria y un alto concepto de la libertad. Todos, personajes excéntricos, pero muy reales, con relaciones personales complicadas y, en muchas ocasiones, divertidas que nos hacen sonreír, pero que también invitan a la reflexión. Son gente buena, generosa, ingenua y feliz que se han desentendido de convenciones sociales, que no trabajan, ni pagan impuestos; a quienes les gusta tomar el sol, disfrutar de la pereza, estafar a sus vecinos y beber vino en grandes cantidades; pero que son capaces de proteger a otros como ellos y ayudar a quien lo necesite, aunque lo hagan, en ocasiones, como dice el traductor en el prólogo, en plan filibustero.

Como ejemplo del tono humorístico, utilizado por Steinbeck, reproduzco el siguiente fragmento en el que se narra la conexión entre la afición a beber vino y a comunicar sentimientos; dos cuestiones que —según el autor— van indisolublemente unidas, cuando se trata de beberse dos garrafas de vino: 
“Espiritualmente, los tragos pueden graduarse así: justo bajo el gollete de la primera botella, conversación seria y reposada. Cuatro centímetros más abajo, tristes y dulces nostalgias. Cinco centímetros más, recuerdos de viejos amores felices. Dos centímetros, recuerdos de viejos amores desdichados. Fondo de la primera botella, una vaga tristeza general. Gollete de la segunda botella, negro e impío abatimiento. Dos dedos más abajo, una canción sobre la muerte o la añoranza. Un pulgar, cualquier otra canción que uno conozca. Las graduaciones se detienen aquí porque se pierde todo rastro y ya no es posible ninguna certeza. A partir de este punto cualquier cosa puede ocurrir”.
El libro se lee con alegría porque Steinbeck lo cuenta todo con inteligencia y sentido del humor. En definitiva, su lectura garantiza un tiempo de goce intelectual, de modo que si dispones de unas tres horas libres, puedes hacerte este regalo. Yo, te lo recomiendo.

Tortilla Flat. John Steinbeck. Traducción de José Luis Piquero. Navona Editorial. ISBN: 978-84-16259-09-0. Barcelona, 2015. 272 páginas. 14 euros. COMPRAR 'Tortilla Flat' en Amazon.

The New York Stories, de John O'Hara

5/28/2015 Comenta

En la virtud de estos cuentos está también su defecto. Los diálogos son brillantes, como recién pronunciados. El énfasis en la voz hace de la lectura un goce auditivo, porque parece que leemos antes una transcripción que una obra ficticia. Hay incluso algo de placer prohibido, de intromisión, porque cada historia es un espionaje. Una historia que no deberíamos haber escuchado. John O'Hara era periodista antes que escritor, y por lo tanto un hombre con la habilidad para escribir rápido, en línea recta hacia la historia, y buscar la veracidad de lo escrito.

Pero el micrófono bajo la mesa no permite adivinar todo lo que rodea a la misma. La brillantez de los diálogos multiplica la pobreza de caracterización. Dado que el discurso es el modo narrativo dominante, desconocemos todo de los personajes excepto su voz. Ignoramos cómo visten, cómo caminan, lo que hay de reflexión o duda detrás de sus comentarios. Tampoco sabemos mucho de los clubes privados donde se reúnen, de lo que ocurre más allá de sus vidas, de lo que pasa en ese momento en la ciudad, de lo que sueñan cada mañana al despertarse.

Por eso que, leídas de un tirón, uno empieza a confundir los personajes de una historia con los de otra, como si se tratara de un continuo cinematográfico, de un solo personaje de mediana edad que siempre vive en Nueva York, que se reúne siempre con personajes idénticos durante trescientas páginas, hombres y mujeres a los que les fue mucho mejor en el pasado, y ahora malviven unos y otros en las sombras del mundo del espectáculo, en la tristeza estática de residencias de ancianos. Personajes que fueron historia y ahora son cuneta, expulsados por un tabulador al margen de la página, de la última página, y por eso que dialogan para dar marcha atrás, para volver a centrarse, pero les cuesta recordar, y se doblan hacia la mesa que tienen delante, agarran su copa, sorben, devuelven la bebida a la mesa, una copa que es siempre el mismo vaso en todas las historias, y reanudan una conversación que es siempre la misma, treinta y dos rotondas de una obsesión, como si el discurso tuviera amnesia y debiera repetirse a cada rato, o como si, producto del alcohol, los mismos personajes se distrajeran en su errático discurso.

Acabo la obra con una sensación ambigua. John O'Hara me recuerda a otros escritores periodistas, como Defoe o Dickinson, a los que se les acusó de caracterizaciones débiles. Treinta y dos historias sin una metáfora y sin apenas descripciones y que, aunque escritas entre 1930 y 1970, parecen venir de un estilo muy alejado del gusto actual. Pero al mismo tiempo apago el Kindle con la sensación intrusiva de haber escuchado treinta y dos historias que no debería, como esas conversaciones de personas que cenan a nuestro lado, que hablan alto, muy alto, tal vez porque saben que están siendo escuchadas, tal vez porque incluso quieren ser escuchadas. Personas que remueven el pasado, o más bien personas en las que el pasado son arenas movedizas, y les remueve el presente. Y en el pasado, siempre en el pasado, flotan verdades profundas. ¿No es así el de cualquiera de nosotros?

The New York Stories. John O'Hara. Introducción de Steven Goldleaf. Penguin Classics. ISBN: 9780143107095. USA, 2013. 400 páginas. 15,94 euros. COMPRAR 'The New York Stories' en Amazon.

El pantano de las mariposas, de Federico Axat

5/27/2015 6 Comments

'El pantano de las mariposas' es un libro altamente influenciado por las mejores historias de Stephen King y John Irving, en el que Axat logró cautivarme desde su primera página. Asimismo, comprende varios géneros y está narrado en primera persona, lo que, a mi gusto, lo hace aún más atractivo.

La historia comienza con un automóvil en la noche, un diluvio fantasmal y una ruta que parece no tener fin. Christina Jackson va al volante; en la parte trasera la acompaña Sam, su bebé. En un momento del trayecto, Christina aparta la mirada de la ruta y, en ese instante, unas impetuosas luces emergen de la oscuridad. Luego todo es confusión: golpes, giros, destellos. Sam abre los ojos y observa el cuerpo inerte de su madre. Cuando llega la ambulancia, Christina ha desaparecido.

Once años después, en el pequeño pueblo de Carnival Falls, Sam Jackson vive en la granja de Randall y Amanda Carroll. Allí, Sam pasa la mayor parte del tiempo ayudando con los quehaceres domésticos. En sus ratos libres se encuentra con su amigo Billy, con quien lleva forjada una sólida amistad. Juntos hacen excursiones en el bosque, largos trayectos en bicicleta y hasta se ocupan de la construcción de una casa del árbol.

Pero un tercer factor se inmiscuye: la llegada de los Matheson, una familia muy bien posicionada económicamente. La hija de los Matheson, Miranda, de inmaculada belleza, pondrá en jaque los corazones de Billy y de Sam, y se unirá a ellos en sus aventuras y en su búsqueda de la verdad: ¿qué sucedió realmente en el accidente que se llevó la vida de Christina Jackson?

'El pantano de las mariposas' es una historia sobre el crecimiento, el amor, la amistad, la infancia y los peligros de esta al verse injerida por situaciones impropias de la decencia. Axat me transportó a esa extraña sensación que solo se siente de niño, que solo se puede saborear con esa ventura tan particular de la niñez. Los sueños, la valentía y la confianza tienen un papel fundamental en esta novela tan bien hilvanada.

Algo que debo resaltar y no puedo ignorar es la prosa del autor. Yo creo que uno de los ingredientes más importantes de una historia es cómo se cuenta; no es únicamente el relato el que encierra la magia entre sus páginas, sino también el modo de narrarlo. Axat acaricia las palabras, las moldea a su gusto con lírica y sutileza.

El pantano de las mariposas. Federico Axat. Destino. ISBN: 9788423346875. España, 2013. 496 páginas. 18,95 euros. COMPRAR 'El pantano de las mariposas' en Amazon

El sexo de Lucía, de Lucía Martín

5/26/2015 1 Comment

Es domingo y en la calle sopla una brisa sahariana que amenaza con acabar con mi vida. Hace tanto calor que lo único que me apetece es quedarme frente al aire acondicionado o metido en la bañera. Pongo la tele intentando distraerme. Diez minutos más tarde, desesperado ante la tediosa programación, la apago y recurro al libro que me regaló Fátima por mi cumpleaños. Fátima, además de estar bastante buena, es inteligente y tiene muy buen gusto. Miro con escepticismo la portada: 'El sexo de Lucía', de Lucía Martín. Desconozco a la autora y desconozco por qué Fátima me ha regalado un libro que, a priori, parece pensado para ser consumido por mujeres. Aparco mis prejuicios y decido averiguarlo.

Al abrir el libro me encuentro con una colección de artículos en los que Lucía aconseja, sabiamente, a sus lectores a quién deberían follarse y a quién no. Y lo hace relatando sus polvos, o los de alguna amiga. Porque este libro es eso: un diario de polvos, propios y ajenos. Contados con mucho sentido del humor y sin florituras, riéndose de todo y de todos, empezando por ella misma, como debe ser.

Con Lucía aprendo lo que es un "guarriporter", a aderezar un salmón al horno con dos cucharaditas soperas de semen, aprendo qué hacer y qué no hacer en una página de contactos y descubro la existencia del World Masturbate a Thon, un concurso internacional que premia al hombre que resista más tiempo masturbándose.

Lucía recoge en este pequeño libro, que devoro en un par de horas, un universo de sexo, relaciones y vida tan delirante como divertido. Termino de leer el último relato con una sonrisa en la cara. Cojo el teléfono y llamo a Fátima. "Ya era hora, ven a casa a enseñarme lo que has aprendido", me dice. La vida puede ser maravillosa, como este libro.

El sexo de Lucía. Lucía Martín. Ilustraciones de Ricardo Cavolo. Popum Books. ISBN: 978-8494142147. España, 2014. 170 páginas. 17 euros. COMPRAR 'El sexo de Lucía' en Amazon.

El paciente, de Juan Gómez-Jurado

5/25/2015 1 Comment
El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata. Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás cuando descubre que el paciente que debe morir para que su hija viva no es otro que el presidente de Estados Unidos...
Nunca había leído nada de Juan Gómez-Jurado y la verdad es que, aunque me gustan los thrillers, cuando leí la sinopsis de este no me atrajo demasiado. Me parecía una trama demasiado rocambolesca (¿El Presidente de los EEUU? ¡Venga ya!) y no suelen gustarme este tipo de historias. El caso es que, como no paraba de leer críticas positivas, decidí darle una oportunidad. Y tengo que reconocer que me alegro de haberlo hecho.

Juan Gómez-Jurado ha conseguido hacer de una trama poco creíble algo totalmente plausible, cuidando cada detalle y desmontando toda duda o alzamiento de cejas que pueda surgirle a un lector escéptico, forzándole a vivir las 63 horas que abarca la novela con un nudo en la garganta y aguantando como puede el tipo y la respiración. Y no sólo eso, es que además está muy, muy bien escrita y plantea situaciones y dilemas que hacen de este thriller algo más que una simple novela de intriga y acción. Las reflexiones que intercala, la forma en la que expone y reflexiona sobre el dilema moral que se plantea y todas sus posibles consecuencias, cómo consigue extrapolarlo de manera que nos sintamos identificados con el protagonista y suframos con él cada minuto de angustia, es increíble. El final, para colmo, termina de bordarlo.

Que me ha encantado, vamos. Y que ahora mismo voy a hacerme con un par de libros más de este autor...

El paciente. Juan Gómez-Jurado. Planeta. ISBN: 9788408122913. Barcelona, 2014. 480 páginas. 19,85 euros. COMPRAR 'El Paciente' en Amazon.

[VIDEORRESEÑA] La Muñeca de Kokoschka, de Afonso Cruz

5/24/2015 Comenta

A los cuarenta y dos años Bonifaz Vogel empezó a oír una voz. La voz que venía de la tierra.
Isaac Dresner corría, desviándose del destino que silbaba a su lado. Dobló varias esquinas, dejando atrás al soldado, y entró en la tienda de pájaros de Bonifaz Vogel. Su padre, unos años antes, había construido un sótano en la tienda. Isaac lo había acompañado y había visto crecer aquel espacio oscuro debajo de la tierra. Jadeante, entró —sin que se percatara Bonifaz Vogel— como el agua en un colador.
Bonifaz Vogel, sentado en su silla de rejilla, afinó el oído. Oía voces. Fue en ese momento cuando empezó a oír voces. 
Y aquí empieza la historia de Isaac Dresner y Bonifaz Vogel, y de las personas que encontraron, de las vidas que tuvieron y de las que dejaron atrás.

La Muñeca de Kokoschka. Afonso Cruz. Traducción de Teresa Matarranz. Rayo Verde Editorial. ISBN: 978-84-15539-90-2. Barcelona, 2015. 304 páginas. 20 euros. COMPRAR 'La Muñeca de Kokoschka' en Amazon.

Estilo rico, estilo pobre, de Luis Magrinyà

5/23/2015 1 Comment

Este horripilante título con olor y sabor a telenovela de serie B de “amor y lujo”, como decía mi abuela, va acompañado de un subtítulo que nos da una pista sobre lo que vamos a leer: “Todas las dudas: guía para expresarse y escribir mejor”.

¿Es el nuevo libro de Luis Magrinyà un manual para dejar de cometer atrocidades al escribir? No. Yo lo definiría como un libro que te enseña a leer de otra manera; a fijarte no sólo en el contenido y el significado de lo que lees, sino también en la forma en la que está construido el lenguaje que intenta transmitirnos ese mensaje.

¿Es un manual de estilo horripilante, pesado, académico y aburrido? Para nada.

Manejamos el lenguaje a diario, lo hablamos, lo escuchamos y desciframos, lo leemos con desigual éxito en su comprensión y algunos, unos cuantos, escribimos para intentar comunicarnos. Magrinyà coge la lupa y como lingüista, lector voraz, dueño de un ingenio punzante e irónico, y con un sentido del humor maravilloso, va desmenuzando usos y costumbres horrorosos que todos tenemos.

En 'Estilo rico, estilo pobre', Luis Magrinyà escribe de manera sencilla y, todavía más complicado, entretenida sobre el estilo al escribir; las coletillas que todos utilizamos creyendo que escribimos bien y resulta que somos unos ridículos, unos superfluos, unos cursis o, peor, decimos justo lo contrario de lo que pretendemos.

Cosas tan obvias que cuando él te las muestra no puedes hacer otra cosa que meter la cabeza entre los hombros, encogerte y mirar a tu alrededor, esperando que nadie se dé cuenta de la vergüenza que estás pasando al pensar en tu manera de escribir.

¿Por qué tenemos grabado a fuego que no debemos repetir una palabra en un párrafo? ¿Por qué nos empeñamos en escribir de una manera diferente a la que hablamos? ¿Por qué escribimos “poseer” en vez de “tener” aunque estemos hablando de cosas como el miedo o los piojos? ¿Qué nos pasa con las preposiciones? ¿Por qué nos avergüenza escribir sobre sexo y sin embargo nos quedamos tan contentos después de construir algo como “practicamos el acto sexual”?

Leer 'Estilo rico, estilo pobre' te abre los ojos: agudizas una mirada “sucia” con la que descubres los fallos en cualquier texto, tanto en los que lees como en los que escribes. Hay que ser un valiente para seguir escribiendo después de leer a Magrinyà, y más si encima lo haces para reseñar su libro.

“Aprender a ser un lector mejor es lo que te convierte en un escritor”, dice Zadie Smith. Y eso es exactamente lo que sientes al terminar 'Estilo rico, estilo pobre': que eres mejor lector.

Estilo rico, estilo pobre. Luis Magrinyà. Prólogo de José Antonio Pascual. Debate. ISBN: 9788499925066. España, 2015. 224 páginas. 19,90 euros. COMPRAR 'Estilo rico, estilo pobre' en Amazon.

Crónicas de ciencia improbable, de Pierre Barthélémy

5/22/2015 1 Comment

Pierre Barthélémy es, al parecer, un bloguero francés (y lamento no poder ofrecer más información contrastada, pero no tiene entrada propia en Wikipedia, ni en español ni en inglés) del que en la introducción del libro se dice que es periodista especializado en ciencia, que escribe en Le Monde y que actualmente tiene un blog que pretende "popularizar la ciencia sin traicionarla". Al parecer su libro es una recopilación de algunos de sus posts. Y en ello radica su mayor virtud y, a la vez, su mayor defecto.

El planteamiento original del libro me fascinó, porque en el prólogo nos habla de la inagotable curiosidad del científico —esa que no se debe ver limitada por ningún tipo de autocensura— y de todos esos estudios que a menudo nos parecen estúpidos y suelen ser premiados con los premios Ig Nobel para diversión de todos los que los vemos comentar, aunque a veces oculten investigaciones interesantes detrás de su fachada un tanto estrambótica. Todo ello sazonado con un sano sentido del humor (a veces por parte del autor del libro, a veces por parte del propio investigador). Este es, digo, el planteamiento. Otra cosa es su desarrollo.

Y digo que este planteamiento me fascinó porque siempre he mirado los premios Ig Nobel con recelo. Para los que no los conozcan, los Ig Nobel son una parodia de los premios Nobel que se entregan anualmente a los estudios más absurdos que se publican. Cada vez que se comentan en medios generalistas me hierve un poquito la sangre, porque el espíritu de estos premios (y cito de Wikipedia) es que "primero hacen reír a la gente, y luego le hacen pensar", y me parece que lo que consiguen es justo lo contrario de lo que pretenden. La sensación que llega al público es que se gasta un montón de dinero (de sus impuestos, por supuesto) en investigaciones totalmente absurdas, cuando lo que pretenden es demostrar que la ciencia es curiosidad y que cualquier cosa es susceptible de ser investigada. La verdad está realmente ahí fuera, sólo hay que tener una notable carencia de prejuicios a la hora de buscarla.

Es por esto que este libro me ha decepcionado tanto. A pesar de que algunos de los artículos llegan a ser muy interesantes (estudios sobre si recibir un Óscar prolonga la vida, si es cierto que la tostada cae más veces del lado de la mantequilla, si los hombres se vuelven más estúpidos cuando creen que los observan mujeres —lo que explica tantas cosas...— o el maravilloso caso de un doctor que pasó 50 años estudiando si chasquear los dedos producía artrosis para rebatir a su madre), el libro rápidamente empieza a denotar una preocupante falta de peso y se decanta más por la broma fácil que por la divulgación. A menudo los temas de los artículos son flojos, quedan mal explicados y se resuelven con una gracieta boba por parte del autor (desconozco si la gracia se pierde en la traducción o en la escritura; la verdad es que no soy un gran fan del humor francés en general) sin que se llegue a una conclusión clara sobre el tema. Me temo que el origen bloguero del texto lastra tremendamente el resultado final (todos sabemos que los posts deben ser cortos para que el lector medio de Internet no se canse a la mitad —algo que obviamente yo no practico habitualmente—) y quizás el libro se hubiera beneficiado de una revisión para su versión en formato "árboles muertos".

En conclusión, si bien no se le puede considerar un buen libro de divulgación, todavía resulta una lectura agradable y ligera de las que van bien para momentos tontos (es mejor para leer a capítulos sueltos que todo de un tirón) y muy adecuado para leer en el baño. Y no menospreciemos una buena lectura de váter; es difícil encontrar buenos libros para tan delicado momento.

La edición de Blackie Books es de estas que enamoran nada más caer en tus manos, con una hermosa encuadernación en cartoné con textura de tela y marcapáginas incluido como los que había en los libros antiguos, lo que contrasta con una portada de divertido diseño. Esto encarece un poco el producto final, pero en mi opinión el resultado es maravilloso. En este apartado, nada que objetar.

Recomendado para: gente que busque una lectura ligera sin demasiado interés en profundizar auténticamente en la ciencia. 

Crónicas de ciencia improbable. Pierre Barthélémy. Traducción de Manuel Serrat Crespo. Blackie Books. ISBN: 978-84-942580-1-5. 216 páginas.17 euros. COMPRAR 'Crónicas de ciencia improbable' en Amazon.

[VIDEORRESEÑA] Step Back in Time, de Ali McNamara

5/21/2015 7 Comments


'Step Back in Time' nos cuenta una historia de amor, entre Jo-Jo y Harry, que se desarrolla a través del tiempo y el espacio. Un recorrido por la últimas décadas, con Londres como testigo principal.

Step Back in Time. Ali McNamara. Sphere. ISBN: 9780751550238. Londres, 2013. 448 páginas. 11,66 euros. COMPRAR 'Step Back in Time' en Amazon.

La hoja roja, de Miguel Delibes

5/20/2015 Comenta

Este libro, tal y como cuenta Miguel Delibes en la nota del autor a la edición de las obras completas, tiene su propia historia. Empezó a escribirla en 1957, y está basada en la historia real de un antiguo profesor suyo de química, jubilado y abocado a la más completa soledad. Hombre viudo, sin hijos, además de la soledad debía enfrentarse a un silencio obligado por la falta de audiencia que le proporcionaban sus clases, un hombre que se marchitaba y en cuyo modelo se fijó Delibes para empezar a escribir la historia de 'La hoja roja'. Delibes en aquella época estaba agobiado y con falta de tiempo para escribir, debido a la jubilación de su propio padre y de otros profesores de la escuela de comercio donde trabajaba, así es que escribía esta novela en ratos perdidos por falta de tiempo. Entonces vino a rescatarle la Fundación March, que le concedió una beca inicialmente pensada para que los escritores viajaran para escribir un libro, pero realmente concedida para liberar al escritor de tareas no creativas. Esto le permitió al autor terminar la novela en un año, y publicarla posteriormente en 1959.

'La hoja roja' hace referencia a la hoja de ese color que viene en los librillos de papel de fumar y que avisa de que ya sólo “quedan cinco hojas”. El librillo se acaba, como la vida, y también proporciona sus propias hojas rojas. Y así, tomando como modelo a su antiguo profesor de química, Delibes nos cuenta la historia de Eloy, el viejo Eloy, un hombre de 70 años que trabaja para la limpieza en el ayuntamiento de una ciudad de provincias y que se jubila. Viudo, con un hijo todavía vivo, notario en Madrid y del que recibe pocas noticias —y al que va a visitar para encontrar un mayor desamparo—, tiene como única distracción los paseos con su amigo Isaías, al que conoce desde la infancia, y sus conversaciones con Desi, la criada, una pueblerina “sin urbanizar”, analfabeta y también sola, con la que intercambia recuerdos y a la que enseña a escribir en sus ratos libres.

Leí en una ocasión a Delibes decir en una entrevista que los viejos realmente se morían por aburrimiento. La jubilación descrita como “la antesala de la muerte”, la hoja roja de la vida, aboca al viejo Eloy al silencio, a la soledad, al aburrimiento —su única afición, la fotografía, le está vedada por falta de dinero para comprar materiales— también al abandono de sus propios compañeros, al olvido de los demás a lo que él contrapone sus propios recuerdos.

Se trata de una historia triste aunque no amarga, que incluso deja algún espacio tal vez no al humor, pero sí a la cotidianidad, a la cercanía. Una historia sobre el abandono, el desamparo, la soledad y la nostalgia. La nostalgia de otro tiempo, en el caso de Eloy, y de otro lugar, en el caso de la Desi. Los ojos de Eloy, acuosos, húmedos; los ojos de la Desi, cerriles, planos, de opacidad mate, unos ojos sin pestañas. Ojos que miran el mundo sin desconfianza, pero también sin esperanza posible, sin horizonte de espacio o de tiempo, y con un futuro de soledad.

Una novela magistralmente escrita, con personajes creíbles, emotivos y bien descritos, que se lee casi sin querer. Delibes, sin más.

La hoja roja. Miguel Delibes. Austral. ISBN: 9788423343393. España, 2003. 253 páginas. 6,95 euros. COMPRAR 'La hoja roja' en Amazon.

LTI. La lengua del Tercer Reich, de Victor Klemperer

5/18/2015 Comenta

Cuando el profesor de Filología Francesa en la Universidad de Dresden, Victor Klemperer, escuchó hablar sobre el partido Nazi a finales de la década de los veinte del siglo pasado, no le dio mucha importancia: veía a sus militantes como un pequeño grupo de jóvenes radicales que difícilmente podrían acceder al poder.

Pero todo cambió cuando Adolf Hitler fue nombrado Canciller en 1933. Klemperer se dio cuenta del grave error que había cometido, pues no sólo estaba comprometida su integridad como judío, sino la de toda la cultura alemana. Los nazis habían encontrado el arma más eficaz para conquistar el alma de un pueblo deprimido y derrotado después de la Primera Guerra Mundial: el lenguaje.

Fue así como decidió comenzar un diario que tituló 'LTI (Lingua Tertii Imperii)', donde comenzó a anotar discursos, anécdotas y noticias que demostraban cómo los nazis transformaban significados, inventaban nuevos términos o tergiversaban interpretaciones, y cómo la población se iba empapando de esta nueva lengua sin darse cuenta, utilizándola de forma cotidiana.

Klemperer perdió su empleo y fue torturado, pero logró salvarse del Holocausto gracias a que estaba casado con una alemana considerada aria, a quien dedica la obra. De alguna manera, los mismos prejuicios nazis salvaron al profesor y nosotros podemos aprender de un libro fundamental para entender los tiempos que corren.

La propaganda política actual no se comprendería sin la figura de Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda de la Alemania nazi, el hombre que prácticamente la inventó y del que la gran mayoría de los partidos políticos (sin importar la ideología) toman ejemplo.

Pues son las palabras la única forma que tenemos los seres humanos para interpretar nuestro entorno y nuestros actos, para transmitir información y conocimiento. A partir de las palabras construimos el pensamiento y la cultura. Cada transformación de las mismas implica un cambio, por más pequeño que sea, en la percepción del mundo.

Ya lo dice el epígrafe del libro: “El lenguaje es más que sangre”, frase del filósofo y teólogo alemán Franz Rosenzweig. De él no podemos escapar y los políticos lo han sabido desde siempre, pero los nazis depuraron la técnica. Tocaron la fibra más sensible de la cultura y estuvieron a un paso de acabar con el mundo.

'LTI' explica los diferentes medios que utilizaron los nazis para lograr su cometido, cómo influyeron en la sociedad y su cotidianidad, presenta diversos análisis lingüísticos y semánticos y, sobre todo, narra el infierno que vive un amante de las palabras al darse cuenta de que ellas pueden convertir a sus amigos, compañeros y vecinos en sus enemigos.

Traducido y editado con gran cuidado por Editorial Minúscula, se ha convertido en un clásico imprescindible de la literatura alemana.

LTI. La Lengua del Tercer Reich. Victor Klemperer. Traducción de Adan Kovacsics. Editorial Minúscula. ISBN: 9788495587077. España, 2001. 410 páginas. 20,90 euros. COMPRAR 'LTI. La lengua del Tercer Reich' en Amazon.

El secreto de mi marido, de Liane Moriarty

5/15/2015 2 Comments
Querida Cecilia: Si estás leyendo esto, entonces habré muerto...
¿Qué haríais si os encontrarais una carta de vuestro marido que empieza así… pero estando él vivo todavía? Cuesta resistirse a leerla, ¿verdad? Pues así empieza este libro que promete un secreto enorme y rompedor. Y digo promete, porque tampoco es para tanto. Bueno, el secreto en sí es enorme, pero como te lo puedes imaginar en el primer cuarto del libro, pues para cuando se desvela (a mitad del libro) no te sorprende ni lo más mínimo. A lo mejor ha sido solo un poco de marketing, intentando tocarnos nuestra fibra curiosa, y más de uno se habrá leído el libro única y exclusivamente porque no es capaz de resistirse. Conmigo lo llevan bastante mal, la curiosidad no es uno de mis defectos (¿virtudes?). Aunque bien mirado… el libro me lo he leído, así que tampoco les ha salido mal.

Bueno, que me disperso. La novela cuenta tres historias distintas, entrelazadas por ese secreto, de tres mujeres muy distintas, pero con un factor común: son madres. Está la ama de casa perfecta (o perfeccionista, según se mire), que vende tupperware y tiene tres hijas perfectas, una casa perfecta y un marido perfecto (¿o no?). Otra es una mujer menos clásica, que tiene una empresa propia junto con su marido y su prima/mejor amiga (lógicamente estos dos últimos se enamoran). Y la tercera es una mujer mayor, secretaria de un colegio, que sigue sufriendo cada día por la pérdida de su hija, muchos años atrás. Todas están muy bien dibujadas, con historias cotidianas, problemas muy reales y caracteres muy creíbles.

Es una historia bastante bien escrita (al menos en inglés, no me hago responsable de la traducción), con unos personajes, como ya he comentado, bastante realistas, al menos los principales. Describe muy bien a las tres protagonistas, sin convertirlas en mujeres perfectas ni "superwomans". Todas tienen sus defectos, sus virtudes y sus esperanzas. Todas cometen errores. Son madres sencillas, sin aires de grandeza.

El principal defecto que le veo a la novela es que es muy predecible. Enseguida puedes deducir cuál es el gran secreto, e incluso ves venir el golpe final de la historia. No cuenta nada extraordinario, por lo que no llega a enganchar demasiado, al menos a mí. Pero como ya he dicho, soy una de esas raras personas que no sienten la necesidad de desvelar los secretos de los demás. Será que ya tengo bastante con los míos propios.

La moraleja central de esta historia, y que considero una de las mejores facetas del libro, es que no podemos conocer nunca a nadie al cien por cien. Aunque pasemos a su lado 15 años de nuestra vida, siempre nos pueden sorprender. Pueden estar haciendo lo que están haciendo por razones muy diferentes a las que nos imaginamos. Al final nuestra imagen de la gente que nos rodea es justamente eso, una imagen que nos hemos formado en nuestra cabeza, y que no tiene por qué coincidir con lo que realmente son. Debemos quererlos igualmente, ellos no tienen la culpa de lo que nosotros esperamos que sean.

En definitiva, una historia sencilla, bien contada y que te hace pasar un buen rato. Pero dudo mucho que se convierta en el libro favorito de nadie (nadie que lea más de un libro al año, claro, que hay gente para todo). Si necesitáis un libro fácil de leer para la playa, pero que tenga algo de intriga y romance, este puede ser una buena opción.

El secreto de mi marido. Liane Moriarty. Suma de letras. ISBN: 9788483656112. España, 2014. 448 páginas. 9,46 euros. COMPRAR 'El secreto de mi marido' en Amazon.

[VIDEORRESEÑA] Vente a casa, de Jordi Nopca

5/13/2015 Comenta


Jordi Nopca nos presenta en 'Vente a casa' diez relatos en los que las relaciones de pareja y la crisis económica son los protagonistas.

Vente a casa. Jordi Nopca. Libros del Asteroide. ISBN: 9788416213368. España, 2015. 214 páginas. 16,95 euros. COMPRAR 'Vente a casa' en Amazon.

Mi color favorito es verte, de Pilar Eyre

5/12/2015 2 Comments

A favor, por Fátima Casaseca

Cuando, a mi pregunta sobre quién era Pilar Eyre, mi madre me contestó "Sí, hombre, una muy operada que sale, o salía mucho por la tele", recuerdo que puse los ojos en blanco, solté un bufido, y me olvidé del tema. Jamás pensé que me leería el libro.

Luego, alguien de por aquí lo propuso como lectura para una reseña conjunta y no tuve más remedio que resignarme a mi destino. Si he sobrevivido a (la basura de) 'Cincuenta sombras de Grey', me dije, sobreviviré a este también.

Así pues, empecé 'Mi color favorito es verte' con el ceño fruncido y llena de prejuicios. Al principio, como era de esperar, se cumplieron y yo, toda desdeño, me apresuré a confirmar que el libro no me estaba gustando nada y, lo más importante, que ella me estaba cayendo fatal. Una pretenciosa, les escribí a mis compañeros, una narcisista pseudograciosa.

Unas páginas más tarde a Pilar la abandonó el francés y empezó el libro de verdad. Y yo, que soy una bocazas impaciente, a entenderlo. La historia en sí no es lo que más me ha llamado la atención, pero a través de ella ha habido muchísimas cosas que me han cautivado. Desde las referencias a su difunto marido (pocas, pero muy significativas), la relación que describe con su hijo, hasta la falta de complejos a la hora de reconocer muchos defectos, carencias y anhelos que tiene la autora. Creo que hay que tener mucho valor para contar según qué cosas, y Pilar Eyre lo ha tenido aquí, aunque se haya refugiado detrás de la parodia. Y con esto me refiero, entre otras cosas, a la relación que tiene con alguna de sus amigas escritoras, las conversaciones por mensaje con la secretaria del francés (que me han hecho soltar varias carcajadas) o las apariciones de sus padres.

En definitiva, que, contra todo pronóstico, es un libro que me ha gustado y que me alegro de haberme leído. El final (y el premio) terminan de bordarlo. Pero no digo más; cuando lleguéis a él, lo entenderéis.


En contra, por Carlos Carranza

Me acerqué a este libro sin saber absolutamente nada de él: no sabía de qué iba ni quién era su autora, personaje aparentemente popular en el mundillo televisivo del corazón. Lo único que podía imaginar sobre su contenido era lo que me ofrecían tanto la portada como la contraportada: un título que sugería una historia muy romántica y una sinopsis que anunciaba una novela con algo de erotismo. No encontré ni una cosa ni la otra, pero sí encontré más de trescientas páginas soporíferas y mal escritas.

Para empezar conocemos a su protagonista, que es la propia autora del libro, Pilar Eyre, y desde el principio ya vemos el tipo de persona que es: una señora mayor con la cabeza de una adolescente de dieciséis años. A sus más de sesenta años el único sueño de esta mujer es encontrar novio y tener sexo. Y consigue ambas cosas cuando conoce a un hombre francés, Sébastien, algo más joven que ella, con el que intercambia cuatro palabras a lo largo de todo el libro, pero del que cae perdidamente enamorada. Así es como comienza lo que se supone que va a ser el gran romance de la escritora, esa historia llena de pasión y sexo. Pero lo único que nos encontramos es un par de escenas eróticas narradas bastante pobremente, a las que siguen la desaparición del atractivo francés. Esto ocurre cuando no llevamos ni un cuarto del libro, y entramos así, sin duda, en lo peor de toda esta novela: puro relleno hasta que llegamos al final. Decenas de páginas de contenido vacío, con nuestra protagonista llorando la desaparición de este hombre al que conoció durante solo tres días. Pero lo peor es que la autora intenta crear una cierta intriga cuando la protagonista comienza a investigar dónde ha ido a parar su amado, pero no tiene en cuenta un par de detalles: que al lector no le importa lo más mínimo qué ha sido de ese señor, y que ella es tan insoportable que lo único que queremos es que el libro termine cuanto antes.

Llegué a pensar que tal vez este libro no me estuviera convenciendo porque no encajo en el tipo de lectores al que va dirigido. Pero después me di cuenta de que era imposible que este libro convenciera a mucha gente, más que nada porque la protagonista es un personaje con el que muy poca gente podrá sentir ningún tipo de empatía. Una señora que se mueve en un ambiente selecto, entre amigos famosos y ricos, paseándose por exposiciones o lujosas casas de playa, y que cada vez que tiene una crisis se hace algunos retoques en la cara para sentirse mejor.

Y no puedo terminar de hablar de 'Mi color favorito es verte' sin mencionar algunos fragmentos que me parecieron sin ninguna duda lo peor de este libro, que ya de por sí me pareció bastante malo; se trata de algunos de los diálogos que mantienen los dos enamorados, que conseguían hacerme sentir vergüenza ajena solo por estar leyéndolos, y que a mí me hubiera dado vergüenza escribir. Diálogos completamente vacíos y cursis, y la mejor forma de ilustrarlos es dejando un pequeño fragmento que hablará por sí solo.
—Sébastien, por favor, vete con cuidado, te quiero...
[...]
—Te quiero, Pilarita, tengo que entregar el teléfono, eres la Luna, el Sol, las estrellas...
—Tú eres Marte...
—Y Casiopea y la Osa Mayor... La Estrella Polar...
—Ya no somos dos barcos que se cruzan en la mar...
—¡No! ¡Somos dos barcos que navegan juntos!
En resumen, un libro nada recomendable desde mi punto de vista, con una protagonista insufrible, mal desarrollado, con diálogos ridículos y de una escritora a la que no me importaría no haber descubierto jamás.

Mi color favorito es verte. Pilar Eyre. Planeta. ISBN: 978-84-08-13406-0. Barcelona, 2014. 329 páginas. 20 euros. COMPRAR 'Mi color favorito es verte' en Amazon.

Una mujer de recursos, de Elizabeth Forsythe Hailey

5/11/2015 Comenta

La novela epistolar no parece, en principio, un género fácil. Similar al diario, uno no empieza a tener curiosidad por él hasta que conoce al personaje, hasta que sabe cuáles son los vectores básicos de su vida y hacia dónde parecen moverse. Pero en el caso de 'Una mujer de recursos', la fascinación que ejerce Bess Steed, su personaje, alcanza sus máximas cotas desde el comienzo, desde que se atisba la capacidad de esta mujer para intentar hacer del mundo un lugar a medida, siempre desde la alegría, la coherencia y la justicia con ella misma.

Un diez de diciembre de mil ochocientos noventa y nueve es la fecha que inaugura el volumen de cartas que Bess escribió a diferentes remitentes a lo largo de su vida. Sus padres, amigos, familia política, organismos diversos… nos van dando cuenta de cuán poderoso es el ser humano cuando cree en aquello que ama. En ese momento, a finales del siglo XIX, su primera misiva va destinada a Rob, compañero entonces de clase y futuro marido, que desde el colegio compartió con ella el modo de ver la vida aventurero y libre de prejuicios, y que facilitó su impulso por conocer el mundo, fuera de las limitaciones de género de la época.

Realmente, y si se lee con atención la obra desde la perspectiva actual, de siglo XXI vanagloriado de avances, pero aún renqueante en derechos e igualdad, 'Una mujer de recursos' es toda una lección acerca del papel de la mujer, no sólo en la sociedad, sino respecto a sí misma. Este último aspecto es el que más llama la atención de toda la obra, puesto que se nos presenta una mujer asombrada por la cantidad de opciones de disfrute que la vida tiene y, sobre todo, en por qué éstas no pueden estar a la mano también del género femenino. Desde sus viajes sola por Europa, alentada siempre por la naturalidad de su marido al respecto, hasta su implicación en los negocios de éste, no siendo sólo la imagen consorte que da seguridad a sus finanzas, sino accionista igualitaria, con derecho y opción a llevar a cabo operaciones decisivas. Podría pensarse que tuvo la suerte de tener a su lado a alguien que entendía igual que ella lo que la igualdad y el respeto significaban. Pero también podríamos partir una lanza a su favor para reivindicar la inteligencia de Bess al elegir, para su vida, el estar rodeada de personas que supieron valorar lo que ella era y hasta dónde era capaz de llegar. Ahí radica la fuerza de este personaje, en su capacidad para, primeramente, amarse a sí misma y desde ahí, generar el amor y el respeto para ser tratada de la misma manera.

No es de extrañar que la autora del libro, nieta de Bess Steed, recopilase las cartas de su abuela y quisiera compartirlas con el público. Ni tampoco, que como ella misma afirma en el prólogo, siempre escriba un diario, inspirada por la gran matriarca de la familia. Cuando el libro acaba, uno nunca querría despedirse de Bess, y aunque se vislumbra su final por el modo de escribir, también se aprecia el valor y la capacidad para seguir contando, a su mundo y a ella misma, de qué era capaz y por qué.

Una mujer de recursos. Elizabeth Forsythe Hailey. Traducción de Concha Cardeñoso. Libros del Asteroide. ISBN: 9788416213207. España, 2015. 336 páginas. 21,95 euros. COMPRAR 'Una mujer de recursos' en Amazon.

Un hijo, de Alejandro Palomas

5/10/2015 Comenta


Guille es un niño que vive con su padre, y de mayor quiere ser Mary Poppins. Una historia llena de enseñanzas, dulzura y sensibilidad, con una dosis de realidad que no dejará indiferente a nadie.

Un hijo. Alejandro Palomas. La Galera. EAN: 9788494185755. España, 2015. 288 páginas. 17,95 euros. COMPRAR 'Un hijo' en Amazon.

El almirante Mediohombre, de Fernando de Artacho

5/09/2015 1 Comment

La editorial Algaida se dirigió a El Buscalibros para regalarnos esta novela, y me tocó a mí leerla y reseñarla. Una novela amplia sobre un personaje histórico, español y más valorado fuera que dentro de nuestras fronteras. Un marino excepcional, capaz de sobreponerse al terrible precio que las sucesivas batallas le fueron cobrando a cambio, eso sí, de perdonarle la vida. La historia de un hombre ejemplar en un periodo de nuestra historia del que sabemos demasiado poco, quizá porque la pérdida se estudia con menos ganas que la conquista.

En todo caso, la historia de Blas de Lezo y Olavarrieta —conocido como Patapalo o Mediohombre, marqués de Oviedo a título póstumo, salvador del imperio español en el siglo XVIII y gran artífice de una de las derrotas navales más duras sufrida por la marina inglesa— merecería ser conocida, aunque solo fuese para desobedecer a Jorge II, que prohibió bajo pena de prisión que se divulgase la batalla de Cartagena de Indias.

A lo largo de 400 páginas, el autor, Fernando de Artacho, desplegará ante nosotros la vida del almirante, entrelazada con dos personajes de ficción que tienen la función de dotar de alma a la historia real. Así el lector —que sin duda ha superado la nada atractiva portada convencido de hallarse ante una gran historia—, se precipitará en la estructura tradicionalmente exitosa de las nuevas novelas históricas, donde ficción y realidad se mezclan, aportando la emoción que los libros de historia suelen perder entre citas y fechas, sin que falte la pizca de pasión que al parecer se hace imprescindible.

Pero quizá por el lenguaje —excesivamente culto y plano— o por la previsibilidad de las situaciones, el autor apenas consigue su objetivo y la figura de Blas de Lezo no llega a palpitar entre las manos de un lector que se pierde entre líneas de diálogos forzados y reacciones nada comprensibles, por mucho que asumamos que los héroes están hechos de otra pasta y que Blas de Lezo no pueda entenderse sin los condicionamientos de su época.

A pesar de ser una novela de acción y detallarse cuidadosamente cada batalla y argucia, tampoco consigue Fernando de Artacho transmitir riesgo o inquietud. Puede que el exceso de detalle y el lenguaje —innecesariamente artificioso en algunos pasajes— supongan demasiado peso para una historia que no consigue despegar en ningún momento.

En definitiva, solo el interés por conocer la vida de uno de esos héroes olvidados o la pasión por la novela naval del siglo XVIII permitirían recomendar esta obra, que, sin embargo, podría ser la base para una gran película tipo 'Master and Commander' o una buena novela en manos de quien sea capaz de ponerse en la maltrecha y, por momentos, escasa piel del almirante Mediohombre.

Lamento no poder hacer una mejor crítica de una obra que llegó a mis manos como un regalo, pero creo que quienes se acercan a El Buscalibros merecen la verdad de nuestras impresiones, que en todo caso son siempre muy personales.

El almirante Mediohombre. Fernando de Artacho. Algaida. ISBN: 9788490671856. España, 2015. 416 páginas. 18 euros. COMPRAR 'El Almirante Mediohombre' en Amazon.

Los gemelos congelados, de Andreu Martín y Jaume Ribera

5/08/2015 2 Comments

Conocí al detective Flanagan cuando era una niña, a modo de lectura obligatoria en el colegio. 'No pidas sardina fuera de temporada' fue el título elegido por nuestra tutora, y creo que fue de los pocos libros que me gustaron de los que me obligaron a leer en aquella época. A mí no me gustaba nada que me obligasen a leer, así que casi todos esos libros eran leídos, vomitados en un trabajo (porque lo de hacer trabajos de libros también tenía delito) y olvidados en una estantería. Pero Flanagan pasó esa dura prueba y volví a releer aquel libro en más de una ocasión. Lo guardo con mucho cariño, y descubrir que ese mágico personaje ha crecido, ha sido una sorpresa maravillosa. 

Juan Anguera (verdadero nombre de nuestro protagonista) tiene 19 años, y está a punto de ir a la universidad. Como es natural, Flanagan sueña con estudiar criminología, pero con los problemas de dinero que existen en su casa debido a la crisis, su padre decide buscarle un trabajo de verano en la gestoría de un amigo. Un trabajo que tiene pinta de retrasar el futuro que Flanagan tanto ansía. Así que por su cuenta, y desobedeciendo a su padre, Flanagan decide buscar otro trabajo que lo llene más. Se presenta en una prestigiosa agencia de detectives para solicitar un puesto como ayudante, y el jefe promete darle una oportunidad si consigue resolver un caso: el caso de los gemelos congelados, que ha traído de cabeza a las mentes más brillantes y que se ha convertido en carne de cañón para parapsicólogos. Parece una tomadura de pelo, pero Flanagan se agarra a un clavo ardiendo y con su moto se va al pueblo pirenaico de Valldenás para comenzar la investigación. Lo que parece un tranquilo lugar, es en realidad el emplazamiento de engaños, persecuciones, asesinatos y corrupción. 

Una novela, contada en primera persona, que nos acerca a la brillante mente de este joven con muchas ganas de vivir y bastante impulsivo que en muchas ocasiones actúa de una manera algo irresponsable. Flanagan sigue siendo ese chico de cabeza despierta y muy enamoradizo, eso no ha cambiado a pesar de los años. Queda demostrado con las apariciones de diversos personajes femeninos a lo largo de la novela. Además contamos con el toque de humor que nos proporciona "Charcheneguer", el mejor amigo de Flanagan, que tiene ideas de bombero, pero que le sigue allá donde va. Personajes reales, descripciones muy acertadas que te llevan a los distintos paisajes en los que suceden todo tipo de cosas, diálogos muy frescos, giros de la trama que te mantienen en vilo y que hacen que no puedas dejar de leer, ¿qué más se puede pedir? 

Catalogada como novela juvenil y perteneciente a una saga que cuenta ya con otros doce títulos, pero que cada vez se acerca a más público, ya que los casos se alejan bastante de aquellos iniciales cuando Flanagan iba al colegio y debía averiguar quién robaba los exámenes o quién había pintado la fachada del mismo. 

Hacía seis años que no se sabía nada de este personaje y sus aventuras. Ha sido un gustazo volver a leer sobre él. Sólo espero que no sea su última aventura, queda Flanagan para rato.

Los gemelos congelados. Andreu Martín y Jaume Ribera. Anaya. ISBN: 978-84-678-7115-9. España, 2015. 472 páginas. 13,95 euros. COMPRAR 'Los gemelos congelados' en Amazon.

Civil War, de Mark Millar y Steve McNiven

5/07/2015 1 Comment

La cultura pop de la actualidad tiene una tendencia clara hacia los superhéroes gracias al trabajo de las dos grandes compañías de cómics, Marvel y DC, por crear universos cinematográficos en los que sus personajes puedan coactuar. Gracias al cine, se están popularizando unos personajes que anteriormente se reservaban para un público más "freak" y mucha más gente se ha decantado por la lectura de los cómics.

Uno de los grandes cómics es la Guerra Civil de Marvel, donde veremos a nuestros héroes y villanos favoritos enfrentarse entre ellos en dos bandos comandados por el Capitán América y por Iron Man. ¿Se puede pedir más? Si alguien tiene alguna idea, por favor, que me deje un comentario.

¡BOUM! La historia empieza directamente con una explosión y muchas muertes de personas inocentes, debido a que un grupo de héroes adolescentes, los New Warriors, están grabando un documental sobre cómo actúan contra los villanos, esto provoca que actúen de una forma prepotente y lo que debería haber sido una simple misión rutinaria acaba con la vida de cientos de civiles.

El mundo se estremece a causa de estos acontecimientos y se genera un resentimiento público hacia los superhéroes y se producen ataques contra Iron Man y miembros de Los 4 Fantásticos. El Gobierno debe tomar medidas y decide lanzar el Acta de Registro de Superhumanos, por la cual todos los héroes deberán estar registrados, revelar su identidad secreta y responder por sus actos ante la justicia. Capitán América se niega rotundamente a favorecer esta acta, pues se trata de un atentado contra la libertad, mientras que Tony Stark cree que es necesaria, lo que provoca que se creen bandos entre los héroes.

Varios héroes son detenidos por no atenerse al acta, pero Capitán América lucha en su favor y los libera, lo que provoca el inicio de la Guerra Civil entre los partidarios del acta y los contrarios a ella.

Lo mejor de 'Civil War' son las posturas que van tomando los diferentes personajes de Marvel, que harán que provoquen traiciones y cambios de bando. Iron Man trabajará duro para ganar esta guerra, aunque sus artimañas harán que vaya perdiendo seguidores debido a que muchos piensan que no realiza una pelea justa.

Muchos personajes tienen su momento clave en la historia, pero sin duda alguna, el momento cumbre de la guerra lo proporciona Spiderman al revelar su identidad secreta a los medios de comunicación.

La técnica del dibujo refleja perfectamente la acción en todas las escenas y podemos palpar la tensión entre los diferentes personajes, haciendo que las viñetas de la pelea entre Capitán América y Iron Man sean imposibles de olvidar.


No creo que mucha gente estuviera en desacuerdo conmigo si les digo que tienen ante ustedes el mejor cómic de Marvel. Su historia ha trascendido tanto en el universo que ha provocado spin-off de personajes individuales durante la guerra y también cómics con las consecuencias de este acontecimiento, entre los que puedo destacar 'Civil War: Spiderman', luchando contra unos villanos que ya conocen su identidad y atentan contra sus seres más cercanos, lo que provocará que se vuelva más violento.

En 2016 llegará la adaptación cinematográfica de este cómic, así que, si vienes del futuro para leer esta reseña, no dudes en comentarnos qué te ha parecido la película y cuánto tiene de fiel respecto a esta maravillosa historia.

Civil War. Guión de Mark Millar. Dibujo de Steve McNiven. Panini Cómics. ISBN: 9788498855142. España, 2010. 256 páginas. 23,95 euros. COMPRAR 'Civil War' en Amazon.

El castillo, de David Zane Mairowitz

5/06/2015 Comenta

Gran trabajo del ilustrador para esta obra inacabada de Franz Kafka. Novela gráfica en blanco, negro y gris; la mejor combinación para plasmar una historia que suele sugerir varias interpretaciones y que puede que te deje “kafkiano”.

K es uno de los protagonistas, un agrimensor que llega a un pueblo nevado en el que hay un castillo, propiedad de un conde. K asegura que ha llegado hasta allí, porque el conde solicitó un agrimensor y, desde el primer momento, quiere llegar al castillo para poder entrevistarse con quien lo contrató, aunque, poco a poco, esa posibilidad se aleja... Intentos continuados de conseguirlo chocarán con inexplicables muros infranqueables (¿símbolos de la burocracia fría y cruel, ciega y totalitaria?). El caso es que todo en torno a él (me refiero al castillo) es misterioso y genera, en las personas que viven o que llegan a esa localidad, un deseo vehemente de llegar hasta él, de entrar en contacto con quien en él habita; probablemente Klamm (un señor del castillo cuya integridad física es dudosa, puesto que nadie consigue verlo ni llegar hasta él; nadie lo describe de la misma manera). Hay un actitud servil, puesto que servir al castillo parece ser el rango más alto al que aspiran quienes viven cerca de él... Y hay también una actitud de humillación, por parte de las autoridades... A K, en lugar de confirmarlo como agrimensor, se le ofrece un puesto de bedel.

Corresponde al maestro hacerle esa propuesta, por lo que se dirige a K para informarle: “El alcalde le ofrece un puesto provisional de bedel en el colegio. El bedel y su familia vivirán, dormirán y hasta cocinarán en una de las aulas. Yo me he opuesto a esa oferta”... “Tras un mes de prueba se decidirá si se le paga un sueldo o no”.

K, Klamm, Frieda, Barnabas, Amalia, Pepi, Momus... Todos muestran un extraño y enigmático comportamiento (¿kafkiano?). El libro no llega a ningún sitio (ya hemos dicho que es una novela inacabada) y, finalmente, el lector encuentra más preguntas por hacer que respuestas elaboradas, pero ofrece pensamientos para meditar; entre otras cosas, porque parecen pensamientos actuales: 
“El dinero no sirve para nada, aunque se aceptan los sobornos para simplificar las cosas”.
“Tuvimos que dejar nuestra casa y meternos en esta cabañita. Nos quedamos sin recursos y la gente empezó a despreciarnos”.
“En el castillo hay demasiados empleados. No todos pueden tener trabajo...”.
“Aquí las cosas parecen pensadas para confundir. Cuando llega alguien, los obstáculos parecen insuperables”.
El trabajo gráfico realizado por Jaromír 99 es de gran calidad. A lo largo del libro, vamos viendo un continuo cambio en la disposición, el tamaño, los bordes y la estructura de las viñetas; lo que le da agilidad al relato y el lector agradece (yo, al menos, lo agradezco) esas variantes plásticas.

El laberíntico mundo que, en esta novela, nos muestra Kafka, viene a reflejar la idiotez burocrática (de la que tanto sabemos y padecemos) y la incapacidad de acceder a jerarquías superiores, si no es salvando cientos de obstáculos. Los de arriba están protegidos, contra el pueblo y, por eso, se dotan de estructuras difíciles de comprender...

El castillo. David Zane Mairowitz. Traducción de Carlos Mayor. Ilustraciones de Jaromír 99. Nórdica Libros. ISBN: 9788416112449. España, 2014. 160 páginas. 19,50 euros. COMPRAR 'El castillo' en Amazon.

Las piezas del cielo, de Delmi Anyó

5/05/2015 3 Comments

La novela comienza con una mala noticia: la muerte de James, compañero de trabajo y amante de Julia Robinson, la protagonista.

Pero la pobre Julia tiene poco tiempo para asimilar la tragedia, pues tras la noticia comienza a recibir ciertos mensajes que el propio James envió antes de morir, y no, no son mensajes de amor eterno al estilo 'Postdata: te quiero', sino claves enrevesadas que le harán sospechar que el paso de James al reino de los cielos fue de todo menos un accidente.

Gracias a que el simpático de James pasó sus últimas horas de vida escribiendo acertijos en vez de tomando el sol en la playa, esta pobre, guapa e inteligente mujer se verá metida en una historia turbia que le hará vivir aventuras por toda Europa. Pasará su duelo de aquí para allá, descifrando los enigmas de James y yendo tras un secreto que ni ella misma conoce. Y tú, querido lector, te preguntarás, una y otra vez, dónde metió las narices este caballero para que alguien quisiera eliminarlo cruelmente del mundo de los vivos.

'Las piezas del cielo' no es un libro para leer por encima, es una novela para sentarte a disfrutar y meterte dentro. Cuenta con bastantes referencias históricas, mezcla fantasía y realidad y tiene algún punto de humor que te hará sonreír. Si te gusta viajar y has visitado las ciudades más importantes de Europa, revivirás tus visitas con esta novela, ¡qué gustazo da leer sobre lugares y monumentos que ya conoces!

Si tu padre no es un aficionado a la lectura, no te aconsejo que le regales este libro, porque le costará seguirlo; sin embargo, si tú tienes un Indiana Jones escondido en lo más profundo de tu ser y te apasiona la historia, el arte y el misterio... ¡esta es tu novela!

Ah, y te aviso, cuando acabes de leerla te entrarán unas ganas irremediables de comprarte un buen bolso de mano, ahí lo dejo.

¡A leer, que es bueno para las conexiones neuronales!

Las piezas del cielo. Delmi Anyó. Createspace. ISBN: 9781505859485. España, 2014. 384 páginas. COMPRAR 'Las piezas del cielo' en Amazon.

Legión y El alma del emperador, de Brandon Sanderson [VÍDEO]

5/03/2015 1 Comment


Fantascy presenta un auténtico acontecimiento para los numerosos seguidores de Brandon Sanderson, y un descubrimiento para los que aún no lo son: reunidos en un solo volumen, dos brillantes novelas cortas ('Legión' y 'El alma del emperador') que ilustran sendas facetas de la obra de uno de los maestros consagrados de la fantasía contemporánea internacional y que hacen gala tanto de su firme pulso narrativo como del alcance de su poderosa imaginación.

Legión y El alma del emperador. Brandon Sanderson. Fantascy. ISBN: 978-84-339-6827-2. España, 2015. 240 páginas. 14,90 euros. COMPRAR 'Legión y El alma del emperador' en Amazon.