El Grúfalo, de Julia Donaldson y Axel Scheffler

10/31/2013 4 Comments

Éste será el primer libro infantil que reseñe, y como tal, estaba segura de que tenía que ser el grúfalo. Además aprovecho para así festejar Halloween y presentaros a este monstruo tan... peculiar. Si a mí me llegan a decir que el personaje favorito de ficción de mi hija iba a ser un monstruo, y cito literalmente "con una verruga venenosa y las rodillas asquerosas" no me lo hubiera creído nunca. Pero así fue. Este famoso personaje de Julia Donaldson viene haciendo las delicias de los niños de todo el mundo desde que se publicó por primera vez en el año 1999.

Lo leímos juntas la primera vez y lo entendí todo, ya que contiene todos los ingredientes para hacer de él una obra maestra de la literatura infantil: un texto a base de rimas, rápido y fácil de memorizar (y canturrear), una historia sorprendente, un prota pequeñito y un antihéroe genial donde los haya. Si a eso le añadimos unas ilustraciones que te dejan con la boca abierta, tenemos el grúfalo.

Su argumento no podía ser más sencillo: un ratón crea un monstruo imaginario para defenderse de tres depredadores que se cruzan a su paso, un zorro, un búho y una serpiente más que hambrientos. A todos les vende la trola del grúfalo. Para su sorpresa, el grúfalo acaba siendo más real de lo que él esperaba. Es también una historia de ingenio, de inteligencia por encima de la fuerza, y de como podemos afrontar nuestros miedos. Perfecto para sacar a debate esos "monstruos" que habitan siempre las cabecitas de los más pequeños de la casa.

Altamente recomendable, ideal como primera lectura, este libro hará las delicias de todos en casa, desde los más pequeños hasta los más grandes, y nos sacará una sonrisa casi sin quererlo.

"Pero, ¿quién es este bicho monstruoso, con esas garras y colmillos horrorosos?
¡Qué dientes más horribles, qué rodillas más asquerosas!
¡Que desparramados dedos espantosos! ¡Qué verruga en la nariz más horrorosa!
Sus ojos son más grandes que dos naranjas; su lengua es muy negra y alargada,
Y tiene el lomo lleno de espinas moradas. "

El bicho se las trae, para qué negarlo. Espero lo disfrutéis en familia, y feliz Halloween a todos y todas.

Publicado por Cristina Serrano
Publicado por Cristina Serrano   

El Amante, de Marguerite Duras

10/30/2013 5 Comments

Muy pronto en mi vida fue demasiado tarde.” Con esta bella y dolorosa frase comienza “El amante”, de Marguerite Duras. 

La figura de Duras es todo un referente, no sólo por la importancia de su obra, sino por la relevancia de su persona. Duras es una de esas mujeres que hay que conocer. Novelista, directora de cine y guionista, vivió la Segunda Guerra Mundial formando parte de la Resistencia francesa. Su vida fue tremendamente interesante y la novela de la que hablamos hoy nos cuenta parte de ella.

“El amante” habla de una joven adolescente que conoce por primera vez sentimientos tan contradictorios como la pasión, el odio y, tal vez, incluso el amor. La historia tiene lugar en la Indochina francesa de principios de los años XX, donde una joven Marguerite de 15 años tiene un romance con un comerciante chino mayor que ella. A raíz de aquí conoceremos los problemas familiares a los que tendrán que enfrentarse los amantes, ya que ambas familias se opondrán a la relación. Marguerite nos relata en esta obra autobiográfica ese pasaje de su vida a posteriori, ya que escribió la obra siendo ya anciana. Este factor dota al relato de la perspectiva y la sabiduría que sólo aporta el paso del tiempo. Todo es un torbellino de emociones, reflexiones y sensualidad. Todo es desmesurado. 

La novela me pareció fascinante. Es imposible para una mujer no sentirse identificada con todos esos miedos y pasiones a los que se enfrenta Marguerite. Esto no quiere decir que sea una novela dedicada a mujeres, pero creo que al género femenino le puede gustar especialmente.

El estilo narrativo llama mucho la atención. Duras consigue canalizar todos esos sentimientos desbordados en palabras y hacérselos llegar al lector. Me atrevería incluso a decir que lo más importante de la novela no es tanto el contenido sino la forma. Este tipo de escritura puede resultar complicada dependiendo del lector, desde luego no se trata de una lectura fácil, pero es una perfecta recomendación para las personas que busquen disfrutar de una buena narrativa más allá del entretenimiento.

La novela fue adaptada al cine por Jean-Jacques Annaud en 1991.


Publicado por Inma Herencia   

Las penas del joven Werther, de Goethe

10/29/2013 3 Comments

Hace algunos años escribí un relato en el que subía con paso firme a una azotea, me acercaba al borde y saltaba al vacío. Intentaba describir el momento en el que mi cabeza estallaba contra el suelo y la sangre inundaba a borbotones las grietas de la acera formando un charco.

Esta escena nunca se produjo, evidentemente. Tampoco me tentó la idea del suicidio. Quizás amo demasiado la vida para eso, o quizás soy demasiado cobarde para ello. Pero debo reconocer que siempre me han fascinado las historias de autodestrucción. Ésas en las que uno se empeña en luchar contra sí mismo y contra el resto, adentrándose peligrosamente en un lento suicidio. Hablo de historias como las del atormentando protagonista de Las penas del joven Werther (Goethe, 1774). Un tipo que se revela contra el sistema en el que vive, que aparta a la razón, y que se quita la vida por amor.

El libro se enmarca en el siglo XVIII, y narra el pesar de un romance imposible en un contexto en el que el dinero arrincona al corazón. Werther, a través de una serie de cartas remitidas a su amigo Guillermo, nos hace partícipes de la existencia de Lotte, una bella joven de la que queda prendado nada más conocerla. Ésta, se encuentra prometida con Albert, un aristocrático once años mayor que ella que representa los bajos de la sociedad burguesa. Werther inicia una malsana relación de amistad con ambos que termina conduciéndolo a la locura, una locura que se acentúa cuando la pareja contrae matrimonio. Ante la imposiblidad de conseguir el amor de Lotte, Werther, desesperado, le escribe una carta a Albert en la que le solicita dos pistolas. Éste, desconocedor de la verdadera intención del otro, se las hace llegar a través de Lotte. Finalmente, Werther se suicida al sonar las campanas que marcan la medianoche.

La historia puede parecer trágica, porque realmente lo es, pero yo siempre he encontrado cierta belleza poética en las vidas de los grandes perdedores. Y es que si pudiese ser uno de los personajes del libro, sería Werther y lucharía por Lotte una y mil veces más, aunque ello conllevase volarme la cabeza tantas veces como fuese necesario. Estúpido romántico.

Publicado por Fran Rodríguez

El consuelo, de Anna Gavalda

10/27/2013 3 Comments

No leas El consuelo.

Leí a la escritora francesa Anna Gavalda por primera vez  en Juntos, nada más y, más tarde, en La sal de la vida. Ambos trabajos me dejaron un gran sabor de boca y por ello repetí con El consuelo. Mala elección, desilusión. 

Vamos con el argumento antes de resaltar los puntos negativos del libro. El arquitecto Charles Balanda ha conseguido con sus 46 años una impecable carrera profesional, sin embargo, vive inmerso en un matrimonio desgastado, debido, entre otros problemas, a sus continuos viajes y a sus largas estancias en el extranjero. De repente, Anouk, un gran amor de la adolescencia aparece en su presente reviviendo su pasado y poniéndolo todo patas arriba. 

El consuelo pretende ser un canto a la esperanza con un claro mensaje. La lucha en la vida, no cesa. Por mucho que consideremos tener construidos unos sólidos cimientos, un camino establecido, nunca sabremos cuando será necesario poner en marcha un Plan B, que puede que funcione cuando ya lo creíamos tener todo perdido. No obstante, Anna Galvada no ha conseguido esta vez que devore las páginas de su obra, sino más bien todo lo contrario. La única razón por la que he terminado este libro ha sido para poder comentar en este blog sus más que notables defectos.

La novela se hace tremendamente larga y monótona, debido a las extensas conversaciones que el protagonista del libro tiene consigo mismo. Estos diálogos, a los que la autora recurre frecuentemente, rompen el ritmo de la lectura tornándola aburrida. Por otro lado, los acontecimientos transcurren tan lentamente que probablemente, a mitad del libro el lector se plantea el abandono de la historia. Decepcionante.

Imagen: Anna Gavalda
Publicado por Aroa Parras   

Bajo la misma estrella, de John Green

10/25/2013 5 Comments

Me ha costado decidir si hacía reseña de este libro o no. No porque no me haya gustado, al contrario, sino porque se trata de uno de esos libros que son duros de leer y que hacen que se te encoja un poco el corazón. 

'Bajo la misma estrella' nos cuenta la historia de Hazel Grace, una adolescente que vive con un cáncer que hace que no pueda respirar por sí misma y tenga que estar conectada todo el día a una botella de oxígeno. Pero Hazel no se rinde e intenta llevar una vida todo lo normal que puede: es alumna de la universidad aunque desde casa; queda alguna vez con alguna amiga y lee. Adora leer y como libro de mesilla tiene una novela acerca de una chica con su misma enfermedad, que le ayuda a enfrentarse al cáncer. Libro que tiene un final algo abrupto y que deja inconclusas muchas cosas.

Debido a su enfermedad, Hazel asiste con frecuencia a una terapia de grupo con otros jóvenes que también están enfermos. Allí conoce a Augustus Waters, un chico un año mayor que ella, que ha superado un osteosarcoma que se llevó su pierna, por lo que ahora tiene que servirse de una prótesis. 

Entre ellos surge una bonita relación que a Hazel le aterra. Ella sabe que no va a envejecer mucho y tiene miedo de ser una granada (tal y como ella dice, porque el día que explote no quiere hacer daño a nadie). Hazel le presta a Gus su libro de cabecera y al final acaban haciendo un viaje a Amsterdam para conocer a su autor y que les explique algunas cosas de su obra. 

Es maravilloso ver la fuerza que tiene Hazel y la actitud que tiene hacia su enfermedad. La relación que se establece entre los protagonistas es preciosa. Y el final… es un final que te deja con el corazón en un puño y con ganas de más, porque la novela engancha y hace que se lea muy rápido.

Bajo la misma estrella. John Green. Nube de Tinta. ISBN: 9788415594017. España, Febrero 2013. 304 páginas. 14,95 euros.

No me cuentes tu vida, de Luis García Montero

10/21/2013 2 Comments
Con esta ramplona y desabrida frase se embarca Luis García Montero en una novela que recorre tres generaciones, los recuerdos sepia de los abuelos, la aventura vital del padre al que se quiere mantener en silencio y el comienzo de la vida del despechado joven.

Acostumbrada a sus reflexiones sinceras y valientes en la prensa (habitual de Hora 25, por ejemplo), o la hondura profunda de sus poemas (nadie como él para cantar el amor pegado al asfalto que sin embargo se eleva, en apenas un instante, a lo más alto), la prosa de Luis García Montero me ha sorprendido gratamente, sin negar la curiosidad cotilla de descubrir apenas embozada a mi escritora favorita en el personaje de Lola.

En más de cuatrocientas páginas asistimos al intento de un hombre de anclar su vida en la cambiante historia, de explicarse a sí mismo, a falta de un hijo que se siente a escucharlo, quien es y porqué su rostro luce éstas y no otras cicatrices.

Es una nueva historia sobre el pasado, y eso en España, inevitablemente significa que es una historia sobre la guerra y la posguerra, pero no se queda ahí, en este caso los personajes siguen caminando, desfilan ante sus ojos las locas esperanzas de la transición, con sus negros silencios y sus estrepitosos fracasos, los primeros años de la democracia, la burbuja económica, la inmigración, la crisis y el oscuro mañana que se presenta a los jóvenes, quizás sobrados de libertades que no saben a nada hoy.

Un padre, un hombre que trata de contarse, que disecciona su pasado, tanto el público, político y profesional, como el más íntimo, desde aquel niño de pantalones cortos, el joven alocado románticamente comprometido, el estudioso, el amante, el padre cobarde, el discípulo, hasta el futuro abuelo preocupado por futuro que se presenta peor que el pasado. Un protagonista que encauza a otros, mujeres poderosas y héroes que no lo fueron.

Sentimental, pesarosa y apenas ilusionante, esta crónica de quienes fuimos pretende explicar quienes seremos, si aprendemos de nuestros errores.

Algunas frases entresacadas que se han quedado conmigo, quizás os animen a comenzarlo:

 Envejecer bien significa asumir errores y esperar que los hijos no tropiecen en la misma acera, en la misma piedra.

Al cantar y exhibir mi entusiasmo político, sólo estaba cantándome a mi mismo, sólo me entusiasmaba  por mí mismo.
Eso de la sinceridad absoluta era uno de los mitos que más daño podían hacer a una pareja, una trampa para adolescentes o descerebrados.

Un objetivo que necesita de medios injustos  no es un objetivo justo.

Todo hombre es al mismo tiempo un recuerdo  y una profecía. 

La desesperación  es cosa de los que no estáis jubilados, de los que todavía os creéis con posibilidad de intervenir en el mundo.

La renuncia es un lujo  que sólo puede asumirse en los buenos tiempos.

Todo acaba reducido a la imposibilidad de amparo.

Después me acostumbré a odiar el final de los cuentos y me refugié en el principio de las historias.

Sin motivos para la nostalgia, sin razones para el optimismo pero con ganas de vivir.

Editorial Planeta, 464 páginas. 20€ en papel, 13,99€ en formato ebook

Publicado por Pilar Vaquero   

La piel del tambor, de Arturo Pérez-Reverte

10/18/2013 Comenta

Segunda reseña que os escribo sobre uno de mis autores preferidos, Arturo Pérez Reverte.
En esta ocasión es para hablaros de La Piel del Tambor.

Novela publicada en 1995 que nos cuenta la historia de una iglesia de Sevilla abocada a la ruina y que se mantiene en pie porque todos los jueves se sigue diciendo misa por el dueño de los terrenos en los que se levanta la iglesia. Detrás, está el negocio de la construcción y que quiere derribar la iglesia para construir.

Un pirata informático se introduce en el ordenador personal del Papa para comunicarle los hechos que están ocurriendo, ya que incluso se está llegando a matar para conseguir que la iglesia siga en pie.

El Santo Padre manda a su "legionario" para que investigue qué está ocurriendo en Sevilla y ponga fin a toda esta barbarie.

Es un libro que me gustó mucho, de 600 páginas y que desde luego os recomiendo. Nos retrata una espectacular Sevilla, con una narrativa que hace que no te puedas desenganchar y que te apetezca cada vez más saber qué ocurrirá en el siguiente capítulo.

Libro del que Antena 3 en el año 2007 emitió una serie que por desgracia no siguió y de la que yo era seguidor, pero que aunque los actores estaban geniales y el guión fue supervisado por Pérez Reverte personalmente no fueron suficientes para enganchar al público y que la serie siguiera.

Libro algo antiguo y algo tocho para leer en el transporte pero altamente recomendable. Espero que os guste lo mismo o más que me gustó a mi.

Y antes de despedirme quiero dar mi enhorabuena a Clara Sánchez por su premio Planeta 2013 celebrado anoche y que ha conseguido por su novela El cielo ha vuelto y también mi felicitación a González Sinde por ser finalista con  El Buen Hijo.


Publicado por David    

La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, de Santiago Posteguillo

10/16/2013 8 Comments


Este libro llama la atención por dos motivos, uno por la impactante portada donde vemos al monstruo de Frankenstein leyendo el Quijote al calor de una chimenea. El segundo motivo, sin duda, el título que nos hace pensar en qué momento o situación Frankenstien leyó el Qijote. 
  
Santiago Posteguillo es autor de artículos de investigación, monografías y diccionarios, pero es conocido por sus novelas ambientadas en la Antigua Roma, como la trilogía sobre Escipión (''Africanus, el hijo del cónsul'', ''Las legiones malditas'' y "La traición de Roma").
                                                                                                                   
Posteguillo nos muestra la cara B de unos pocos libros, lo que hubo detrás, anécdotas e historias de los autores o de las mismas obras literarias. Hasta que un libro llega a manos del lector, el camino es largo, y en muchas ocasiones está plagado de vicisitudes, problemas, rechazos, censura, felicidad, casualidad... Pues en "La noche en que Frankenstein leyó el Quijote" descubriremos quién inventó el orden alfabético que tan útil nos resulta hoy para ordenar bibliotecas, o teorías sobre quién pudo escribir cierto libro anónimo o si las obras de Shakespeare eran realmente suyas. Para mí, captítulos destacables son el que comparte nombre con el título del libro, los dedicados a Dickens y Antoine de Saint-Exupéry, y el de cómo J.R.R. Tolkien derrotó a una editorial americana. Mención también para los capítulos sobre libros perseguidos por la Gestapo o la KGB, y autores hoy mundialmente conocidos rechazados por editores.
 
Dividido en "capitulillos" cortos, que en la mayoría de las veces no exceden de las tres paginas, el libro de Santiago Posteguillo se lee sin que te des cuenta, pudiéndose acabar en un día o dos. Lo empiezas con ganas y lo terminas con pena porque te gustaría seguir conociendo más historias del lado menos conocido de la literatura. Recomendado sin lugar a dudas, porque todo aquel al que le entusiasmen los libros disfrutará de su lectura.
Publicado por Carmen Alicia Aguado

Goodbye Berlín, de Wolfgang Herrndorf

10/11/2013 Comenta

Descubrir que todavía un libro te puede sorprender es como el niño que aprende a andar y recorre la casa de arriba a abajo. Eso sentí yo al segundo capítulo de Goodbye Berlín: la sensación de querer leerlo una y otra vez, de que nunca se acabe.

Goodbye Berlín es el título que se ha escogido para su edición en España, pero su título original es Tschick. Tampoco es posible encontrar más novelas de Herrndorf en España, pues ésta es la primera que se edita aquí. Hay que agradecérselo al sello Alevosía que pertenece a la Editorial SiruelaQuizá esta reseña tenga un especial significado al saber que su autor se suicidó el pasado agosto. Quizá esto anime más las ventas, ya de por sí buenas, de Goodbye Berlín.

Lo cierto es que la novela no necesita de ningún hecho excepcional para ser un best seller porque lo tiene todo. Copiando la hoja de promo de la editorial, se trata "una road story hilarante y conmovedora", un viaje hacia la madurez, la amistad y la vida, en general. Lo digo sin ninguna connotación infantil o preconcebida: MADUREZ y AMISTAD con letras mayúsculas, sin ningún aderezo o edulcorante.

Maik vive en lo que los psicólogos, sociólogos... llamarían una "familia desestructurada": su madre es ingresada por periodos en un centro de desintoxicación alcohólica, mientras su padre rehuye de sus funciones familiares ausentándose durante largos periodos en "viajes de negocios", que realmente son escapadas con su amante. La vida de Maik solo se desarrolla en el colegio y su casa con largos periodos de soledad.

Esa monotonía se rompe con la aparición de dos elementos clave en su vida: Tschick y un Lada. Tschick es el nuevo de la clase, un año mayor que Maik, un inadaptado social con problemas legales. El Lada, es el coche que Tschick roba día si día también del mismo sitio y al mismo dueño.

Ambos elementos van a conducir el verano más delirante y convulso de la vida de Maik. Un viaje a ninguna parte por entre los campos y zonas rurales más recónditas de Alemania a bordo de un cuatro latas que resiste cualquier obstáculo que se interponga en el camino. Un viaje que va a dar sentido a conceptos como amistad, amor, solidaridad y lealtad.

Unos diálogos totales, con un lenguaje directo sin miramientos, sin correcciones, no hay nada políticamente correcto. Ésa es la huella más notable de la literatura de Herrndorf, su estilo directo, que pone a sus personajes las palabras justas que una persona de la edad de los protagonistas utilizaría.

Maik nos ofrece en primera persona una visión completa de su mundo. Una visión diferente de cualquier adulto o persona que mirase la vida con filtros. Él se muestra prístino ante la realidad que le invade, y la afronta como mejor sabe: a golpes, a mordiscos.

Goodbye Berlín es un bocado a la vida. El libro al que agarrarse cuando crees que todo está perdido y necesitas recuperar la confianza en ti mismo. Contiene uno de los secretos más importantes de la vida: vivir el día a día como si no hubiera un mañana. Aprovechar cada momento a veces sin pensar en las consecuencias. Maik y Tschick nos dan una verdadera lección.

Publicado por Carlos Masó   

Mortaja para un ruiseñor, de P.D. James

10/07/2013 2 Comments

P.D. James publica en el año 1971 Shroud for a nightingale (Mortaja para un ruiseñor). Es su cuarta novela policíaca, y también la cuarta protagonizada por Adam Dalgliesh, comandante de Scotland Yard. Como un eclipse, la personalidad de Adam impregna de sombras cada rincón de la novela: Adam Dalgiesh es un hombre viudo, sin apenas relación con familiares o amigos, un observador inteligente y aficionado a la poesía, que deambula y medita haciendo partícipe al afortunado lector.

En Shroud for a nightingale Adam Dalgliesh se enfrenta a un caso policial en una escuela de enfermería a comienzos de la década de 1970. Las hermanas y enfermeras viven en edificios victorianos de techos infinitos, arrastrando carritos por pasillos que parecen enmascarar a la muerte, siempre cercana, con su olor a desinfectante; enfermeras que descansan bebiendo té y miran a los árboles que separan las dependencias del hospital, y murmuran y cotillean y callan sobre la tragedia ocurrida.

El ambiente en la escuela es opresivo: la intimidad de unas y otras está anulada. Todo se sabe, las horas de entrada y salida en sus cuartos, los novios que suben a escondidas, pese a que ellas son mayores de edad, sus manías, sus aficiones, sus sueños, su pasado más o menos oculto o alterado, si no ambas cosas. En ese ausencia de lo privado domina el chantaje, la sexualidad reprimida, y P.D. James sabe mostrarnos la psicología exacta de cada una de las enfermeras que habitan esa suerte de campo de concentración, la forma en que reaccionan ante lo imprevisto, sus estallidos de rabia o dolor o indiferencia, y cómo los sucesos y sus reacciones materializan en una maraña de rencores y sospechas.

Sabe mostrárnoslo desde la primera línea, donde uno deja de prestar atención al mundo exterior y de golpe se pone a seguir el sonido aún dormido de unas zapatillas, el ruido luego de un chorro de ducha, el olor del té que parece hecho en la propia casa donde sigo la lectura. La peripecia se va complicando a medida que se suceden los interrogatorios, y para evitar cualquier lejana monotonía la escritora gusta de cambiar los puntos de vista, la escritura como un juego de espejos, y así que los personajes son observados desde diferentes ángulos, multiplicando la dificultad de la trama y el goce del lector.

Novela narrada de forma impecable, con la intriga dosificada y retorcida a cada paso, para que la lectura sea un placer constante, y donde los interrogatorios son alternados con observaciones imborrables sobre la estadía del inspector Adam en el hospital, una estancia incómoda para él mismo, rodeado de la muerte que investiga, pero también la que se adivina en la enfermedad del hospital. Reflexiones que se guardan en la mente del lector y en trazos de lápiz al margen para cuando, algún día, se vuelva la mirada sobre el libro; trazos únicos como el siguiente:

“Sentía en los hospitales ese desagrado del hombre con buena salud, un desagrado basado en parte en el miedo y en parte en la repugnancia, y encontraba falsa y amenazadora esa atmósfera impostada de alegría y normalidad. El aroma a desinfectante, que para la Señora Bale era el elixir de la vida, le infectaba sin embargo con la pesadumbre de la mortalidad. No temía a la muerte, no: había estado cerca de ella una o dos veces ya en su carrera y no le había apenas consternado. Pero sin embargo temía los efectos de la edad adulta, la enfermedad mortal y la incapacidad. Le asustaba pensar en la pérdida de su independencia, las humillaciones de la senilidad, la pérdida de la privacidad, la maldición del dolor, las caras compasivas de amigos cuyas penas hacia él sabía no durarían demasiado”.


Las novelas policíacas exigen rapidez lectora. No tanto porque los sucesos ocurran con velocidad vertiginosa (a veces el muerto se presenta en el primer párrafo, o incluso se da por supuesto en la contraportada chivata) sino por la urgencia natural de resolver una situación, el asesinato, que no es una situación natural de la vida. La lectura va dejándonos montañas de datos, y suelen ser aquellos en apariencia superfluos los que, bien entendidos, otorgan explicación a los sucesos más complejos. Para no olvidarlos la lectura debe ser tan atenta como acelerada y P.D. James, con su prosa exacta, va lanzando las cargas de profundidad por la que las páginas y el tiempo avanzan, sin darnos apenas cuenta que ya es casi de día y la noche se me ha marchado dentro de su gran novela. Recomendada está, así que solo falta que elijas un día lluvioso, un sofá, prepares una buena taza de té, y no quedes con nadie. 

Publicado por Daniel Dilla

Misión olvido, de María Dueñas

Inma 10/04/2013 Comenta
Este libro cae en mis manos envuelto en papel de regalo, creo que el día de mi santo. No conozco a María Dueñas, no me he leído Tiempo entre costuras, así que lo comienzo a leer sin ninguna expectativa ni perjuicio.

La protagonista de la historia es una profesora cincuentaañera llamara Blanca Perea.



Misión olvido, de María Dueñas



Blanca se enfrenta a su divorcio y al hecho de que sus hijos ya han volado del nido huyendo a principios de curso a California, aprovechando una beca de último minuto ofrecida por una universidad.

En California, Blanca se encuentra de nuevo cara su soledad y también a un nuevo y desconcertante trabajo: poner en orden los archivos del profesor Andrés Fontana. Bueno, más bien recuperar la memoria enterrada de un hombre olvidado.

En la novela nos cruzamos con varios personajes que trabajan en la universidad, con los que Blanca se relaciona y de los que llegamos a saber algunas partes de su vida. Pero sólo de forma tangencial.

También descubrimos la historia del profesor Andrés Fontana, español de origen minero y humilde que llegó a ser profesor en una universidad americana.

Y la historia de amor de Daniel Carter, americano que se enamora en Cartagena y que tiene que recurrir a las esposas de los militares asentados en las bases americanas del lugar para poder conquistar a la familia de su enamorada.

Las historias dentro de la historia me han gustado mucho, pero la trama principal se me queda coja. Cerré el libro con la sensación de que María Dueñas no me lo había contado todo, que algo más tendría que haber sentido Blanca, que algunas cosas tendrían que haber sucedido de forma diferente, que el final era algo precipitado. Se cuenta la historia de Blanca y me he quedado con la sensación de no haberla conocido bien.
Publicado por Inma Gallego

Que la muerte te acompañe, de Risto Mejide

10/02/2013 Comenta



"Plantéate qué estás buscando, si el éxito, que no es más que reconocimiento íntimo, o el reconocimiento, que no es más que éxito público."

Es indudable que Risto Mejide es uno de los personajes del momento. Le conocimos hace bastantes años como jurado de Operación Triunfo, siendo alguien generalmente muy odiado. Sin embargo, últimamente se ha ido ganando muy buena fama, gracias en parte a sus artículos y libros publicados. Ha pasado de ser alguien odiado a alguien admirado, por lo menos en mi caso. 

Que la muerte te acompañe” trata la historia de Toscano, un dependiente de supermercado grosero y maleducado que despierta el rechazo del lector. Toscano muere nada más comenzar el libro, y a partir de aquí tendrá que ir superando pruebas para poder llegar al cielo. Con el paso de las pruebas deberá reflexionar acerca de la familia, la pareja, la vida y las relaciones en general. Lo interesante del libro es el tratamiento que elije Risto para ir pasando esas pruebas, algo que por supuesto no voy a desvelar, ya que forma parte de la originalidad y el valor del libro. Según ha reconocido él mismo en una entrevista, la estructura está basada en los siete círculos del purgatorio de la Divina Comedia, pero, por supuesto, con un gran giro de tuerca.

Es un libro totalmente recomendable, fácil de leer, que sorprende por su creatividad. La prosa está cargada de ironía y crítica, y esconde un verdadero trasfondo que hace reflexionar. Es un texto corto, ameno y que os hará disfrutar muchísimo.



Publicado por Inma Herencia