La Sonrisa Etrusca, de José Luis Sampedro

6/28/2013 1 Comment


El día 8 de abril de 2013 falleció José Luis Sampedro, "uno de los grandes". Profesor, escritor, humanista y economista, además de ser vehículo de inspiración para los movimientos sociales que contra el sistema capitalista se han venido desarrollando en España desde hace unos años.

Hablar ahora de José Luis Sampedro me llevaría más de una entrada. Por eso, y a modo de pequeño homenaje, os acerco una de sus mejores novelas, y que seguro que muchos de vosotros ya habréis leído. Pero por si algún incauto no ha leído aún esta obra, que lo deje todo y corra a la biblioteca, o la librería más cercana, o al kiosco que sabe que tienen de viejo, o se la descargue (legalmente, claro) de Internet, que seguro que no le defraudara."La sonrisa etrusca" se publicó por primera vez en 1985, pero la edición más reciente es de Alfaguara en 2012.
   
A la hora de abordar la obra, se puede hacer desde dos planos. Si vamos a lo directo y elegimos el camino corto, La sonrisa etrusca es una novela tierna, ambientada en Italia, que narra los últimos días de Salvatore, un anciano enfermo que pasa sus últimos días lejos de su ciudad natal en Calabria, junto a su hijo pequeño y su nuera en Milán. Allí conoce a su nieto, de un año de edad, que cambiará su percepción de la vida. También se encuentra con el último amor de su vida, con la que rememorará sus años de juventud. Insaciable en sus ansias de vivir, Salvatore devora sus últimos días como si de un banquete se tratara.

Pero eso sería quedarnos en el envoltorio. La sonrisa etrusca contiene muchas historias humanas, que hablan del amor, de la guerra, del arte, de las costumbres... y un largo etcétera.
El primer plano de la novela representa a Salvatore observando el Sarcófago de los Esposos, (pieza imprescindible del arte etrusco) mientras cavila sobre la sonrisa que exhiben los esposos. Ese primer plano ya contiene una de las grandes dimensiones de la novela: aunar la vida y la muerte en un gesto tan simple como una sonrisa. Identificar con la sonrisa las ganas de vivir y desterrar el miedo a la muerte.
Otro de los planos, nos muestra a Salvatore observando la Piedad Rondanini de Miguel Ángel convencido de que no es una piedad si no una escena de guerra en la que un compañero ayuda al otro herido en un lance de guerra. Esta percepción errónea, que se relaciona con una de las etapas que más rememora ahora Salvatore, también tiene que ver con la vida y la muerte; la juventud y la vejez, una contraposición constante en la novela: las piedades suelen representar a Cristo y a María jóvenes, en cambio la Rondanini los muestra en la senectud. Sampedro, a través de estas dos esculturas nos proyecta dos rasgos notorios de la novela: vida y vejez.

Además del arte, está la guerra. Salvatore fue partisano (combatiente antifascista durante la Segunda Guerra Mundial), y todos los capítulos del libro están salpicados de recuerdos de aquella época, de sus luchas, emboscadas, amores... Poco a poco, todo lo que ocurre en el tiempo presente, Salvatore lo relaciona y mezcla con su pasado guerrero de tal manera que confunde presente y pasado a conveniencia. Esa confusión se produce sobre todo con su nieto, Brunettino, y con su nueva amada, Hortensia.
Brunettino se convierte en su única razón de vivir. Con él, Salvatore descubre su faceta más humana y tierna. En la relación de anciano y el bebe se encuentran los relatos más tiernos y las palabras más sabias. ¿Cómo un árbol viejo puede dar vida? Se pregunta Salvatore, cómo puede florecer fruto de un hombre. Él lo hace cada vez que habla con el niño, dándole sus primeras lecciones de vida, inculcándole valores universales.
Hortensia es para Salvatore un oasis. La conoce de casualidad pero se diría que llevaban años buscándose ("...andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos...", decía Cortazar en Rayuela). En casa de Hortensia florece un amor nuevo, lejos del ímpetu juvenil, basado en la confianza, en la conversación, en el lenguaje que no está escrito y que solo se habla con la mirada.

El arte, la guerra, el amor... las costumbres del Salvatore meridional y campesino chocan con un refinado Milán, personificado en Andrea, su nuera. Para Salvatore es el enemigo, no comprende su forma de educar a Brunettino, ni tampoco como Renato (su hijo) se siente atraído por ella. Pero también aquí Sampedro nos enseña otra de las realidades de Italia: la eterna división entre el sur rural, deprimido y decadente, y el norte industrioso y moderno.
 
   Cierto, dejarlo así, saber gozar así. Ella sigue reclinada sobre el codo. "La dama etrusca", recuerda el hombre. Pero no sobre un sarcófago. La cama es un océano tranquilo donde se vive la pleamar de los amantes. ¡Alta libertad de entregarse! [...] Sereno ante la puerta que pronto traspasará, porque ya sabe vencer al destino. Atrincherándose en lo indestructible: el momento presente. Viviendo el ahora en todo su abismo.

Difícil concluir esta reseña. Me dejo cabos sueltos, pero no quiero desgranar todos los pormenores de la obra. Seguro de que cuando la hayáis leído o cuando la leáis podréis comprobar la magnitud de esta obra, la capacidad de Sampedro de condensar tanta riqueza en tan solo 300 páginas.
Solo puedo desearos que os guste tanto como a mi y que saboreéis cada capítulo del libro, aprovechando todas y cada una de las lecciones que el profesor José Luis Sampedro nos regala en cada página. ¡Disfrutadla!

Publicado por Carlos Masó   

El hijo de la luz, de Christian Jacq

6/27/2013 Comenta

No hay mejor manera de inaugurar la nueva casa que con el tipo de novela que más me gusta, la novela histórica. Pero si además la novela histórica está recreada en el antiguo Egipto ya es para llegar al clímax.

Nos vamos de viaje de la mano de Christian Jacq y ese viaje nos llevará a conocer nada más y nada menos que a El Hijo de la Luz: Ramses, uno de los faraones más conocidos ya que su reinado duró 66 años, que para las condiciones de vida de la época era más que un logro. Claro que en todas las épocas de la historia humana la esperanza de vida del rico siempre ha sido superior a la del pobre. Además se cree, aunque no hay pruebas para demostrarlo, que Ramses era el faraón reinante durante el Éxodo bíblico. Con lo que la importancia de Ramses aumenta al haber vivido una de las épocas contadas en la Biblia.

El hijo de la luz es el primer libro de una pentalogía titulada con el nombre del faraón. Nos cuenta las andanzas de Ramses adolescente, de cómo aprende de su padre el faraón Seti, de cómo sortea las zancadillas de su hermano Chenar y cómo va descubriendo poco a poco cómo es la vida del faraón con decisiones importantes para la vida de muchas personas y sobre todo de la importancia de dejar su huella en la tierra con monumentos que deben perdurar miles de años. Monumentos que hoy todavía podemos admirar como Abu Simbel, movido incluso de su lugar inicial.

Os recomiendo la novela, os tiene que gustar el antiguo Egipto sino lo mismo se os hace un poco pesada, por nombres y localizaciones nada habituales para alguien que no haya leído nada basado en esta época.

No quiero acabar sin antes dar mi enhorabuena a todos los que habéis participado en la elaboración de esta nueva web, daros las gracias por el tiempo empleado para dejar la casa en el lugar que se merece, en lo más alto.


Un abrazo a todos.


Publicado por David    

Cómo viajar sin ver, de Andrés Neuman

6/26/2013 Comenta

Andrés Neuman nace en Buenos Aires en 1977. De padres argentinos, reside desde los catorce años en Granada. En 2009 gana el Premio Alfaguara con su novela El viajero del siglo, obra que recibe otros importantes galardones, entre ellos el Premio de la Crítica. A raíz de conseguir el Premio Alfaguara el autor se embarca en un largo viaje de presentación de la obra por América Latina. De este viaje sobre una obra surge otra: Cómo viajar sin ver.

En la bienvenida con la que nos introduce al libro el autor señala la razón de su título: un exhaustivo itinerario de promoción le impide pasar el tiempo suficiente en cada lugar. De este lamento salta una pregunta: “¿y si esa velocidad (…) pudiera ser también una ventaja?”. Este es el punto de partida de la obra: admitir que viajar se compone, sobre todo, “de no ver”, y que la vida, por extensión, apenas es un fragmento. Si no es posible la mirada “exhaustiva y documentada sobre un lugar” sólo queda “el recurso poético de la inmediatez”.

¿Y por qué los viajes siguen revelándonos tanto?, se pregunta el propio autor. De ese gran no lo sé está hecho el libro. Libro que es una colección variada de relatos cortísimos, donde cada sílaba importa, como si fueran versos. Aforismos que nos hablan de lecturas, películas, de viajes en avión o en taxi, de salas de espera de aeropuertos; hay crónica política, microcrónicas sobre la infancia, sobre el sentimiento de pertenencia a un lugar, sobre el tiempo, sobre las gentes y países que recorre.

Variedad de temas donde la lucidez de Neuman se enciende y apaga con la rapidez de un fósforo, y luego se vuelve a encender. Sirvan algunos ejemplos como invitación a la lectura.

a) sobre la experiencia de viajar: “Al viajar a determinados lugares, nos desplazamos hacia delante con el cuerpo y hacia atrás con la memoria. Entonces avanzamos hacia algún pasado”. En una sala de espera: “Todos hacemos tiempo, y quizá no reparamos en el prodigio de la situación. Los pasajeros estamos fabricando tiempo (…) y el futuro tan cercano se suspende”. “En mi despertar limeño, descubro que el inconsciente también puede padecer jet lag: he soñado que seguía en La Paz”.

b) sobre la pertenencia a un lugar: “(...) por ley es obligatorio hacer ondear una bandera peruana (…). A menudo los españoles elogian el apego que los países del continente, a diferencia de España, muestran por su propia bandera. Quizá no sea mala idea contemplar los colores patrios con precaución. En temas de banderas, es muy fácil pasar del orgullo al decreto”.

c) sobre los lugares que visita: de La Paz: “Metáfora de su propia Historia, la capital de Bolivia ha crecido escalándose a sí misma, construyéndose un destino cuesta arriba”. Del tráfico en Bogota, el siguiente letrerito en el interior de un taxi: “¡Exija al conductor el cumplimiento de las normas (…)! Si usted no protesta o reclama, su vida está en peligro”.

Texto instantáneo, divertido y plural, Cómo viajar sin ver es un libro de lectura ágil y agradecida, donde la brevedad e ingenio de sus greguerías hace que la lectura vaya saltando de un lugar a otro, muchas veces de forma circular, y así que apenas terminado un párrafo queramos volver a leer desde el principio, y encender de inmediato un nuevo fósforo.


El día de los trífidos, de John Wyndham

6/25/2013 Comenta

'El día de los trífidos' es una magistral novela post-apocalíptica del año 1951, escrita por el británico John Wyndham. Escrita en plena guerra fría, encontramos varios matices que nos lo demuestran, como el miedo a la aparición de amenazas biológicas. La historia comienza con su protagonista (Bill Masen) despertando en una cama de hospital por un accidente acontecido con un trífido, un híbrido animal-planta que como su nombre indica se sostiene sobre tres raíces.

Bill trabaja como biólogo en una planta depuradora de aceite de trífido, valiosísimo a nivel industrial por su bajo coste de producción y su alto rendimiento. Un compañero de trabajo de Masen le hará meditar sobre la peligrosidad de la especie (se intuye que engendrada por una mano humana) que no sólo se mueve balanceándose sobre sus tres raíces, sino que también posee un aguijón capaz de matar a un ser humano y, para colmo, parece tener una conciencia colectiva, siendo su única debilidad su ceguera. Un desafortunado accidente aeronáutico propagará sus semillas por diversos países.

Cuando Bill despierta y por fin se atreve a quitarse unas vendas que le cubren la cabeza, puesto que nadie parece acudir en su ayuda, cae en la cuenta de la gravedad del asunto. Su doctor se ha quedado ciego, así como gran parte de la ciudad de Londres. El motivo parece ser una lluvia de estrellas que ciega a la población y de la que él se libra por sus vendajes.

A partir de aquí la historia se basa en las relaciones humanas en tiempos de debilidad, el instinto de supervivencia, y toca todos los palos posibles que los diferentes habitantes (y supervivientes) acatan para restablecer el orden en las calles de Londres; religión, valores morales, feudalismo, dictadura, etc.

Mientras tanto, los trífidos escapan de las granjas y ven en esta ceguera colectiva su gran oportunidad de dominar el mundo, acabando con la vida a su paso.

Quizá me hubiera pasado por alto incluir esta reseña, pero comencé a leer este libro un miércoles ocho de mayo, exactamente el mismo día de la semana y número en el que Bill Masen despierta en ese hospital, y dada la casualidad me animé a leerlo y compartirlo con todos vosotros. La novela es terriblemente buena, si bien se echa de menos el asunto de los trífidos a mitad de la novela. No obstante resulta angustiante tanto el tema de la ceguera como el sobrepasamiento de los límites morales. No demasiado extensa, es una novela altamente recomendable para los amantes del género (me consta que no sus versiones en forma de miniserie y película sobre las que no puedo opinar).

Historia imperdible de ambición sin límites e insolidaridad, amén de crear un temor terrible en la manipulación genética. Ya no miraréis con los mismos ojos esos geranios que tenéis en vuestro balcón, yo aviso.

El día de los trífidos. John Wyndham. Minotauro. ISBN: 9788445076705. España, 2003. 320 páginas. 17,95 euros.

Sexualmente, de Nuria Roca

6/12/2013 8 Comments


Cuando estoy en períodos de gran esfuerzo intelectual como, por ejemplo,  la época de exámenes, sólo me apetece leer libros ligeritos que entretengan y despejen la mente.  En uno de esos momentos llegó a mis manos este libro de Nuria Roca: “Sexualmente”.


Nuria Roca es una chica que siempre me ha caído muy bien, pero precisamente no me la imaginaba escribiendo libros de sexo, así que el hecho de que estuviese escrito por la presentadora del “Waku Waku” me causaba mucho interés. Después me enteré de que Nuria presentaba junto a Pablo Motos el “Consultorio Seximental” en el programa radiofónico “No somos nadie” de M80.

“Sexualmente” está estructurado en 53 capítulos cortos (2-3 páginas) y en cada uno de ellos reflexiona sobre temas de lo más variopintos a través de experiencias propias o ajenas. Temas como la fidelidad, los hoteles, las revistas femeninas, la primera vez, la convivencia y un largo etcétera de situaciones; unas más verosímiles que otras, pero siempre muy divertidas. Todo el libro está tratado en tono de humor, sin tapujos y con un estilo muy ameno. El ritmo es muy ágil y se lee rapidísimo, ya que está escrito de manera muy sencilla y coloquial.


Definitivamente, si estás buscando un libro entretenido y divertido, no dudes en leerlo. No esperéis reflexiones profundas ni que os aporte nada especialmente, pero seguro que os hace pasar un buen rato.  

Gritos antes de morir, de Laura Falcó Lara

6/07/2013 5 Comments

Esta reseña es resultado de un cambio. Admito que me gusta pasar miedo en pequeñas dosis con alguna película, pero nunca había probado a leer (salvo los famosos libros de Pesadillas de R. L. Stine cuando era niña). Al final me lancé cuando vi en la biblioteca Gritos antes de morir de Laura Falcó Lara. Quizá puse demasiadas esperanzas en el libro pero no ha sido nada del otro mundo.

Veintisiete relatos cortos que nos sumergen en el mundo de lo paranormal y el misterio. Hasta ahí, está bien. Pero miedo no he pasado. Quizá por lo corto de las narraciones, que no me daba tiempo a meterme de lleno dentro de la historia o que algunas han sido un poco predecibles.

Como introducción al mundillo, no ha estado mal, pero espero encontrar algo más aterrador más adelante. Quizá me atreva con algo de Stephen King. ¿Sugerencias?

Publicado por Claudia Pina   

Moderna de pueblo, de Raquel Córcoles

6/05/2013 8 Comments
Comienzo mi andadura en El buscalibros de la mano de la obra Soy de pueblo. Manual para sobrevivir en la ciudad. Raquel Córcoles y Marta Rabadán se estrenaron en el mercado editorial con este cómic, en el que se ilustra de manera humorística el choque cultural de una joven procedente de un pueblo, que se traslada a la gran ciudad. 

El personaje principal de este libro responde al nombre de Moderna de Pueblo. A través de esta rubia de provincia, las autoras plantean en clave de humor las nuevas situaciones a las que tendrá que hacer frente una chica recién licenciada, nacida en un lugar carente de Corte Inglés.

Imagen: Raquel Córcoles, por Rai Robledo

Con un lenguaje coloquial, este cómic no es otra cosa que un espejo en el que contemplar las ridículas situaciones que se dan en el ámbito laboral, doméstico y personal de un chica que debe de digerir las nuevas tendencias imperantes en la gran urbe. Se aprecia, además, un crítica a esa fauna de ciudad, consumidora de cultura, habitual de los locales de moda y abanderada de atuendos imposibles. De manera magistral, este libro aborda con trazo sencillo los estereotipos que nos podemos encontrar paseando una tranquila tarde por las zonas de Chueca y Fuencarral. 

Cualquier veinteañera que haya metido su vida en una maleta para encontrar un futuro profesional en Madrid, se verá reflejada de inmediato en las situaciones descritas a lo largo de estas 78 páginas. 

Si esta sátira sobre la evolución personal de Moderna de Pueblo te parece escasa, y necesitas más aventuras, dispones de un segundo trabajo que se presenta bajo el título de Los capullos no regalan flores, firmado en esta ocasión por Raquel Córcoles. Esta vez, la joven periodista afila sus lápices para reflejar a la protagonista del libro, lidiando con un catálogo de prototipos masculinos a los que conocerá en la ciudad. 


El ambiente cercano y familiar que se respira en el pueblo ha contribuido a crear una personalidad romántica en esta ingenua becaria. Pronto, Moderna de pueblo tendrá que enfrentarse con amantes de una noche, infantiles niñatos, artistas asexuales, amores a distancia, dandies casados y una larga lista de gilipollas. Tras cada decepción se esconde una lección de vida y una moraleja que serán vitales para trazar este manual.



Inferno, de Dan Brown

6/03/2013 7 Comments

De nuevo Dan Brown, el profesor Langdon y el renacimiento. Un nuevo bestseller americano que se inspira en el pasado y arrastra al lector en una búsqueda contra el reloj por la vieja Europa.

Florencia, Venecia y Estambul, ciudades mágicas y supongo que exóticas para millones de compatriotas de autor, quizás tan solo magníficas para quienes las tenemos más a mano y hemos tenido el placer de visitarlas.

El hilo conductor en este caso es Dante, autor que sin duda se sorprendería, no sé si positivamente, al descubrirse base, nexo o excusa de novelas más o menos sanguinarias, lúgubres y siempre mágicas, pero no se puede relatar con detalle el viaje a los infiernos y pretender que el mundo te olvide.  (Aunque si quieres una inmersión  cruda y detallada en el Infierno de Dante, te recomiendo El Club Dante, y si te atrae una explicación projila y fantasiosa de cómo fue representado puedes optar por El Maestro del Prado)

En todo caso, a Langdon se le sigue (o adivina) bien, la lectura es ágil y el tema de fondo, bastante alejado del renacimiento, no deja de abrir debates interesantes, al fin y al cabo no hacen más que decirnos que vivimos por encima de nuestras posibilidades.

No os engaño, para poco más que la lectura a saltos propia del desplazamiento en transporte público, eso sí recorrer Florencia, Venecia o Estambul, bien merecen la prosa cada día menos cuidada del señor Brown.

Me resulta algo extraño reseñar un libro que no recomendaría a un amigo, salvo poniéndoselo en la mano a coste cero, pero ¿acaso no es este espacio también para eso? 

¿Te ha gustado "Inferno", de Dan Brown? ¡Consíguelo aquí!

Publicado por Pilar Vaquero