Mostrando las reseñas de terror . Mostrar todas las reseñas.
Mostrando entradas con la etiqueta terror. Mostrar todas las entradas

Seis pequeños claroscuros, de Jacaranda Dorantes

10/13/2015 Comenta

Seis pequeños claroscuros. Seis pequeños relatos teñidos de matices negros. Seis pequeñas historias que parten de hechos más o menos cotidianos, desembocando en narraciones rápidas, con desenlaces a veces inesperados. Jacaranda Dorantes nos presenta una breve novela algo irreal, capaz de mostrar los más bajos instintos de las personas. 

Como ocurre en la mayoría de novelas de relatos cortos, estos no tienen nada que ver los unos con los otros en cuanto a argumento, lo que los hace ideales para sentarte un ratito, leer uno de ellos y ponerte a otra cosa.

Empezamos la novela con «Libertad», donde a través de los recuerdos de Miriam conoceremos los entresijos de un matrimonio infeliz que termina de la peor manera posible. Con los pensamientos de Miriam seremos capaces de ver qué la ha llevado a ser como es ahora. 

A continuación daremos un «Salto de fe» de la mano de Martín, un pobre desgraciado que perdió a su novia en un accidente y se convirtió en soledad y melancolía, hasta que decide perseguir un sueño.

En «Comenzando a vivir» sentiremos el despertar de Álex en un callejón y reviviremos su infancia hasta que ella se da cuenta de en qué se ha transformado. Cómo los celos y el querer sentirse aceptado pueden destrozar tanto un alma.

«Tuyo, por siempre» es la bonita historia de Damián y Rita, con un final durísimo para sus protagonistas. Y es que la vida puede cambiar en un solo segundo.

Casi llegamos al final, acompañados de «La diva», la maravillosa Sylvia Ayers que debe su fama y su fortuna a su cuerpo, el cual no resiste el paso del tiempo, ¿o sí?

Y cerramos la novela con «Reprimido» para darnos cuenta de lo que pueden engañar las primeras impresiones y lo que puede esconder una cara bonita.

En cada relato podemos comprobar cómo actúan diferentes personas frente a hechos tan normales como los celos, las infidelidades y el maltrato psicológico, la negación a la muerte de un ser querido… Se ve claramente la naturaleza humana, aunque con un toque de fantasía.

Quizá se trate de relatos demasiado cortos que casi no te da tiempo a saborear, quizá sean de desenlace rápido, y quizá sean, en algunos puntos, algo previsibles, pero es cierto que cumplen su función y te hacen pasar un rato agradable.

Seis pequeños claroscuros. Jacaranda Dorantes. Editorial ArtGerust. ISBN: 9788416278855. 2015. 90 páginas. 13 euros. COMPRAR 'Seis pequeños claroscuros' en Amazon.

Joyland, de Stephen King

6/03/2015 8 Comments

Voy a pasarme todo el verano trabajando en un parque de atracciones de Alemania, así que he alquilado una habitación en un piso compartido de Rust, un pueblito alemán que no alcanza los 4000 habitantes. El alquiler no es demasiado caro y el piso está cerca del parque, así que puedo desplazarme andando y ahorrarme el dinero de los trayectos al trabajo. Comparto piso con dos chicas alemanas y un chico francés. Daniel, el francés, también trabaja en el parque de atracciones. Él llegó al pueblo el verano pasado y, terminada la época estival, decidió quedarse otro año más aquí. Según me contó el día que llegué, la culpable de que decidiera continuar viviendo en Rust fue Claudia, una de las chicas alemanas con las que compartimos piso, de la que dice estar “perdidamente enamorado”. Lo gracioso es que mientras que Claudia no hace más que deshacerse en afectos conmigo, no parece mostrar el más mínimo interés por el cursi de Daniel, de hecho creo que a veces hasta se olvida de que existe.

El otro día estábamos los cuatro tirados en el sofá viendo la tele y Claudia me preguntó que si conocía la historia de Joyland. Cuando le contesté que no, me contó que Joyland fue un pequeño parque de atracciones de Carolina del Norte que a mediados de la década de los setenta se vio obligado a echar el cierre, sumido en la más profunda bancarrota. Al parecer, años antes de la clausura del parque, una chica fue degollada por su propio novio dentro de la Casa Embrujada. Lo más tremendo de aquello fue que aquel tipo se las había ingeniado para salir de allí sin que nadie reparara en él. Claudia también me habló de Devin Jones, un joven universitario que se había desplazado hasta Carolina del Norte para trabajar en Joyland durante el verano del año setenta y tres, pero que finalmente había decidido cambiar sus planes y alargar su estancia. “Fran, se quedó más tiempo porque quería verla a ella, a la muerta. La gente decía que a veces se aparecía el fantasma de la chica”, me dijo con los ojos muy abiertos. Ante mi cara de susto, no pudo contener más tiempo el gesto serio que había mantenido durante toda la conversación y rompió a reír. “¿Es que nunca has leído a Stephen King, mendrugo?”. Me dio un ligero golpe en las costillas. “Te odiaré si no lees nada suyo este verano. Stephen King es uno de los mejores narradores que te puedas encontrar, él no te cuenta la historia sin más, te agarra con fuerza de la camisa y consigue meterte en ella”. Llevaba el pelo recogido y sonreía. “Está bien, leeré algo de Stephen King, pero ahora dime: ¿al final Devin consiguió ver el espíritu de la chica?”, le pregunté. “Tengo el libro en mi habitación. Entra y lo averiguamos, pero te aviso: no me gusta leer vestida”. Entré. La cara de Daniel era un poema.

Joyland. Stephen King. Random. ISBN: 9788415725084. 304 páginas. 11,95 euros. COMPRAR 'Joyland' en Amazon.

Todo oscuro, sin estrellas, de Stephen King

9/27/2014 4 Comments

Siento devoción por el maestro del terror. Y con esta colección de cuatro relatos cortos publicados en 2010 ha hecho que esa devoción crezca. En estas cuatro sombrías historias, Stephen King nos acerca al tema de la retribución, una justicia que provoca que los personajes que la reparten nos dejen un regusto sombrío y aterrador en el paladar.

La primera historia, 1922, comienza como una confesión. El personaje principal, Wilfred, nos narra cómo mató a su esposa y las consecuencias que sufrió en el karma a causa de ello. Su hijo, la novia de su hijo, él mismo… todos reciben (o fuerzan) un castigo debido a la culpabilidad que llegan a sentir. Para mí es una de las historias más psicológicas y oscuras que he encontrado en esta colección.  

La segunda, Camionero Grande, provocó en mí el mismo grado de angustia y satisfacción a lo largo de la narración. Trata sobre una escritora de éxito que acude a un pueblecito de Massachusetts a dar una conferencia y en su vuelta a casa sufre una violación. No quiero desvelaros más detalles sobre esta historia, pero resulta altamente perturbadora la sensación de alivio que te deja al final.

La tercera, Una Extensión Justa, nos acerca a la supervivencia pura y dura del ser humano. Su protagonista, Dave Streeter, hace un trato con un comerciante que le ofrece lo que más desea: vivir. Ese trato no es gratis: en el cosmos tiene que haber equilibrio. Si él vive, alguien tiene que sufrir. ¿A quién elige? Eso ya os dejo que lo descubráis vosotros. 

Finalmente, la cuarta historia, Un Buen Matrimonio, se adentra en la mente de una esposa que descubre algo muy negro en el pasado y presente de su marido. ¿Hasta qué punto conocemos a la gente que queremos? ¿Hasta qué punto podemos aceptar sus “defectos” y “secretos”? ¿Qué somos capaces de hacer y soportar por amor?

Como siempre, Stephen King consigue adentrarnos en las historias con el perfecto dominio de las pausas, el ritmo y los golpes de efecto que te dejan boquiabierta, sin saber si asustarte o no, y sin saber qué pensar. Creo que es una novela perturbadora que nos adentra en la mente humana más sombría y oscura. Stephen King en pleno. 

Leedlo y contadme si os ha gustado.

Publicado por Ana Gigante   

Drácula, de Bram Stoker

9/19/2014 Comenta

Distinguido amigo: 
Bienvenido a los Cárpatos. Le espero con impaciencia. Descanse esta noche. Mañana a las tres saldrá la diligencia para Bukovina; he reservado una plaza en ella para usted. Mi coche le estará esperando en el desfiladero de Borgo para traerle hasta aquí. Confío en que haya tenido un feliz viaje desde Londres, y que disfrute durante su estancia en mi hermoso país. 
Su amigo, 
Drácula.

Así le da la bienvenida Drácula a Jonathan Harker a su castillo, viaje que Jonathan ha realizado para tratar unas ventas con el conde. Lo que no sabe es que ha hecho el peor viaje de su vida y que saldrá de allí marcado para siempre.

Jonathan se encontrará con un conde algo raro y dispar: no se refleja en los espejos, nunca come con él, hace vida nocturna... y por si esto fuera poco, en el castillo también viven tres damas que una noche le intentan seducir para chuparle la sangre, fin que no consiguen porque el conde entra de repente en la habitación y les da a las vampiresas un niño.
Jonathan será recluido y apresado en el castillo del que escapará mientras el conde viaja a Londres para hacer vida allí y conseguir sangre fresca con la que alimentarse.
La prometida de Jonathan, Mina, viajará a Transilvania para atenderle y curarle de todo lo vivido en ese maldito castillo. Cuando éste se recupera, irán a Londres para acabar con el conde, que escapará de nuevo a su tierra para encontrar finalmente la muerte a manos de sus perseguidores.

Novela publicada por el irlandés Bram Stoker en 1897. Drácula se convirtió en el vampiro más famoso de la historia, del que se han publicado novelas y realizado películas hasta la saciedad. Drácula nos ha proporcionado noches en vela esperando su entrada por una ventana.

Llevada al cine por Francis Ford Coppola y magistralmente interpretada por Gary Oldman, Winona Ryder y un joven Keanu Reeves.

Un clásico que merece la pena leer y tener, aunque, ¿quién no ha visto o leído algo de Drácula?

Publicado por David   

Relámpagos, de Dean R. Koontz

5/02/2014 Comenta

Siempre me gustó el terror y hubo una época en la que lo leí bastante. Es un género que siempre me ha parecido muy rápido, siempre y cuando el autor lo domine es el género en el que te encuentras más absorto y más metido en la historia. Pasa lo mismo con las películas de este género, si es buena vas de susto en susto y hace que estés tan metido en la historia que hasta te veas hablando con el protagonista para decirle que encienda la luz de la habitación o dónde se esconde el asesino.

El maestro, sin duda, de este género siempre ha sido Stephen King -o al menos el más comercial-, pero esta vez quiero que conozcáis a Dean R. Koontz, autor de muchísimas novelas del género, aunque no tan conocido como el primero.

Relámpagos nos cuenta cómo la vida de Laura está marcada por la aparición de Stefan, al que ella no conoce y al que ha visto en contadas ocasiones a lo largo de su vida, pero siempre en momentos cruciales y noches de tormentas que le traen a su "ángel" de la guarda personal.

Hoy Laura es una famosa escritora, casada y madre de un hijo, la vida le va genial pero ¿hubiera sido la misma de no aparecer Stefan? De hecho cuando conocemos a Laura está postrada en una silla de ruedas. Su ángel se ha encargado de que aquél accidente no se produjera, ya que Stefan está locamente enamorado de Laura y no puede consentir que su amada sufra por nada del mundo.

Aunque Laura ha visto a Stefan, al final se conocen y ella también se enamora de él, amor que les servirá para luchar juntos contra un fatal enemigo que viene a por Stefan y que causará daños colaterales muy dolorosos.

Buen libro de un escritor poco conocido, como dije al principio, para la mayoría del público. Sus novelas se han traducido a diversos idiomas pero no ha obtenido el reconocimiento que han podido tener otros o no ha sido tan comercial a pesar de que algunos de sus libros se llevaron al cine y a la televisión.

No quiero dejar pasar esta oportunidad para lamentar desde esta tribuna la desaparición, hace unos días, de Gabriel García Márquez. Lástima que personas que nos hacen disfrutar tanto a lo largo de innumerables páginas desaparezcan.

Publicado por David Leal   

Los niños del Brasil, de Ira Levin

2/03/2014 8 Comments

"Noventa y cuatro hombres tienen que morir en las fechas señaladas y en un plazo de dos años y medio. Todos tienen 65 años. Su muerte constituye el último paso de una operación a cuyo éxito tanto yo como la Organización hemos dedicado muchos años, un gran esfuerzo y buena parte de nuestra fortuna. La esperanza y el destino de la raza aria dependen del resultado."

Así comienza uno de los libros que más impacto me causó al leerlo con 16 años. Recomendado por mi profesora de genética, caí en las garras de esta impresionante historia, que parte de esta base: el asesinato de un centenar de hombres, al parecer sin nada en común; de diferentes nacionalidades y ocupaciones. Sin embargo, por algún extraño motivo, están en una lista negra y empiezan a morir. 

Los niños del Brasil fue escrito en 1976. Aunque el tema que trata puede no parecer tan sorprendente en los tiempos que corren, al leer un libro siempre intento situarme en su marco histórico para comprender el alcance de su contenido. Y es innegable que fue innovador por las técnicas y cruel en su argumento, con un científico loco, frío y calculador. 

Partiendo de un personaje real (aunque la trama es ficticia), nos relata las vivencias y esfuerzos del Dr. Josef Mengele, acérrimo seguidor de Hitler, quien después de la segunda guerra mundial se refugia en las selvas brasileñas donde monta un laboratorio y comienza a clonar (once clones en total) a su ídolo. Es quizá este tema el que más inadvertido pasa en la novela y que quizá hoy en día hubiera podido atraer a más lectores: el exilio de los nazis en Sudamérica.

Para no desprenderse del factor ambiental y educativo de los pequeñines, Mengele trata de recrear y reproducir cada uno los episodios que marcaron la vida del líder nazi. Así que escoge a 94 familias en circunstancias similares a las del propio Hitler y les entrega uno de sus clones a cada una, para 14 años después, organizar una matanza de todos los padres adoptivos, así como ocurriera en la vida del verdadero Hitler. 

Al otro lado de la conspiración, nos encontramos al protagonista, al bueno, al que todos tomaron por loco. Lieberman será el encargado de destapar toda esta conspiración y evitar así la instauración del IV Reich. A lo largo de la novela descubrimos dos personajes totalmente opuestos y a la vez parecidos: dos viejos sin apoyo económico ni moral para los que el tiempo juega en contra y que no consiguen despegarse de sus pasados de viejas glorias, ya sea como alabado científico loco y mano derecha del Fuhrer o como aclamado cazador de nazis.

Magistralmente protagonizada por Gregory Peck y Laurence Olivier, la adaptación cinematográfica de esta obra literaria, rodada en 1978 por Franklin J. Schaffner, es bastante fiel al libro, lamentablemente con un guión demasiado "literal" en algunas ocasiones. Los niños del Brasil se convirtió en una de las primeras películas en tratar temas como la clonación y duplicación humanas que posteriormente han dado para numerosas historias escritas o filmadas, motivo por el cual hay que adentrarse en la historia siendo consciente de los años que lleva ya a sus espaldas.

Publicado por Cristina Serrano   

Doppelgänger o el gemelo malvado

9/16/2013 2 Comments
Hoy no traigo una reseña, sino un término relacionado de la misma manera con la literatura, el cine, la televisión e incluso la pintura, y es el término del "gemelo maldito" o su vocablo alemán, Doppelgänger. Su nombre nos indica Doppel (doble) y Gänger (andador), para que nos entendamos, un doble nuestro que coexiste en nuestra época y camina paralelamente a nosotros. Este término fue acuñado por primera vez en la novela Siebenkas del poeta y filósofo Jean Paul Richter. Las teorías que explican el término Doppelgänger son infinitas, aunque normalmente convergen en un doble de aspecto exacto o muy similar al nuestro pero de moral invertida, que lo puede llegar a hacer maligno. A partir de aquí, las teorías sobre la clonación, universos paralelos o incluso viajes en el tiempo refuerzan la existencia de estos gemelos malvados. Robert Louis Stevenson lo hace a través de un brebaje en el Dr Jekill y Mr Hyde, e incluso hay quien ve uno de estos gemelos en Frankestein de Mary Shelley. Hasta Wally de ¿Donde está Wally? Tiene un "alter-ego" gemelo a el que viste de amarillo y negro.

Veamos como el término no nos resulta tan extraño. En literatura lo hemos oído incluso con este mismo término de Doppelgänger de mano de Julio Cortázar en Rayuela, o en el Hombre Duplicado de Saramago, donde el protagonista descubre a su doble a la edad de 38 años. Y no podemos olvidarnos de uno de los desdoblamientos más malvados que nos ha dado la historia de la literatura, y que fue Jack Torrance de El Resplandor, novela magistral de Stephen King.¿Y qué me decís de Cisne Negro? Como podéis ver, la lista es interminable...

Si nos adentramos ya en otros aspectos del término podemos incluso ¡alucinar! con la historia de Edward Mordrake, quien no teniendo bastante con padecer de un doppelgänger, el suyo vivía aposentado en su propia nuca, nadie lo escuchaba excepto él mismo. Edward acabó con su vida a los 23 años e incluso dejó escrito que antes de enterrarlo le extirparan esta segunda cara para poder "descansar en paz".

 Sin duda, si un Doppelgänger marcó un antes y un después en mi vida, fue en el año 1991, la primera vez que vi Twin Peaks. Quien haya tenido la suerte de haberla visto sabe de lo que hablo, y si no la habéis visto, ¿a qué estáis esperando?. Bob (y aquí no desvelo nada que no se sepa desde un principio) es uno de los dobles que más pesadillas ha causado durante los 90. Y debe ser que me gustan los dobles, oigan, porque este término me ha perseguido en cuanto he leído, en cuánto he visto en televisión o en cine. No es de extrañar que me enamorara de los universos paralelos de Fringe, del "Doppelgänger" de Walter y de Olivia. 


Otras teorías, ya las más conspiratorias, nos aseguran que cada uno de nosotros tenemos 7 alter-egos repartidos por el mundo y que viven nuestra misma época, quizá en un lugar recóndito del mundo, quizá a la vuelta de la esquina. Yo no me molestaré en "buscarme" no sea que no me guste lo que encuentro... Y vosotros, ¿Tenéis un doppelgänger favorito?

Edito unas horas después para corroboraros que los Doppelgängers me persiguen. Poco más de una hora después de escribir esta reseña empiezo el relato "El espejo" del libro de 24 relatos de mi querídisimo Haruki Murakami "Sauce ciego, mujer dormida". Quien quiera leer como describe Murakami con su maestría habitual un Doppelgänger a través de un espejo, que lo lea, y ya de paso, que se acabe el libro, y después que vaya con los otros de Murakami, que no defraudan.

Publicado por Cristina Serrano

Gritos antes de morir, de Laura Falcó Lara

6/07/2013 5 Comments

Esta reseña es resultado de un cambio. Admito que me gusta pasar miedo en pequeñas dosis con alguna película, pero nunca había probado a leer (salvo los famosos libros de Pesadillas de R. L. Stine cuando era niña). Al final me lancé cuando vi en la biblioteca Gritos antes de morir de Laura Falcó Lara. Quizá puse demasiadas esperanzas en el libro pero no ha sido nada del otro mundo.

Veintisiete relatos cortos que nos sumergen en el mundo de lo paranormal y el misterio. Hasta ahí, está bien. Pero miedo no he pasado. Quizá por lo corto de las narraciones, que no me daba tiempo a meterme de lleno dentro de la historia o que algunas han sido un poco predecibles.

Como introducción al mundillo, no ha estado mal, pero espero encontrar algo más aterrador más adelante. Quizá me atreva con algo de Stephen King. ¿Sugerencias?

Publicado por Claudia Pina