Mostrando las reseñas de aroa . Mostrar todas las reseñas.
Mostrando entradas con la etiqueta aroa. Mostrar todas las entradas

El buen hijo, de Ángeles González-Sinde

6/19/2014 Comenta

El buen hijo es una historia protagonizada y contada en primera persona por Vicente, un hombre de 37 años que vive con su madre con la que trabaja además, en el negocio familiar. Una noche, recibe entre sueños a su difunto padre con el que entabla una productiva conversación. Aquella inesperada visita, enciende las alarmas de este buen hombre que se da cuenta, de que lo único que ha cambiado en su existencia desde el fallecimiento de su progenitor, es la potencia de su antiguo ordenador y el nombre de su nuevo perro. El resto de las parcelas continúan intactas, a la espera de que el destino le ofrezca un cambio en su previsible rumbo.

Un buen día, o mejor dicho, uno malo, su madre tiene un accidente doméstico y Vicente decide contratar a Corina para que le ayude con las tareas del hogar. Con el germen de un futuro diferente instalado en su subconsciente, Vicente decide subirse al último tren enamorándose de Corina con la que, por fin, espera hallar su lugar en este mundo. 

El lector tiene ante sus ojos a un hombre sumergido en las profundidades de una vida tranquila, cómoda, pero también carente de emociones. Un hombre cuya sensatez, lealtad y sentido de la responsabilidad le impiden volar en busca de los sueños que un día dejó aparcadados tras la muerte de su padre. Instalado en su zona de confort observa, cómo su amigo José Carlos, pese a depender de una silla de ruedas, disfruta de una gran éxito con las mujeres y saborea intensamente la vida. En completa disparidad con la personalidad de Vicente, pese a ser parte de familia, se encuentra Nuria, la hermana rebelde que tiene tres hijos de diferentes parejas y muchas ganas de seguir dando guerra. Para comprenderles y apoyarles a todos siempre estará disponible el hombro de Vicente, el buen hijo, el amigo atento, el hermano comprensivo y protector.

El libro dibuja a un protagonista emocionado ante la onda expansiva de un beso, tremendamente reflexivo en el origen de lo que podría ser el comienzo de una relación, angustiado en la ausencia y desorientado en lo que se refiere a su futuro profesional. Esta es una historia de un hombre parapetado tras el mostrador de una papelería al que le ha pasado factura haber hecho siempre lo correcto en la vida. Como resultado, la novela presenta a un ser que se preocupa por el paso del tiempo y se asusta ante la perspectiva de no encontrar a una mujer, elemento que él cree indispensable, para encauzar su existencia. 

"Yo quería que las cosas cambiasen y una de las cosas que tenía que cambiar era mi vida social. Debía enriquecerla. Ampliarla. Profundizar en ella. Debía vivir con más ligereza. ¿No opinaban mis amigos que necesitaba echarme una novia, porque solo con una relación de pareja arranca de verdad la vida?"

Aunque estamos ante un libro escrito de forma correcta, y con un argumento con el que muchos lectores se identificarán facilmente, las reflexiones de Vicente en ocasiones resultan reiterativas e interminables, por lo que este título resulta en algún punto algo aburrido, quizá por la ausencia de acontecimientos. Vuelan las páginas y se echa de menos algún hecho decisivo que modifique el ritmo monótono que caracteriza a esta narración. 

Destacar, para quienes estén interesados en su lectura, el tono melancólico que desprende la historia pese a que reza en su contraportada: "Una novela de perplejidades vitales construida con tanto sentido del humor como verdad". Y aquí reside en mi modesta opinión, el principal escollo de El buen hijo. Si su autora perseguía dotar a la historia de un toque divertido o cómico, desde luego no se ha apreciado. No se lleven a engaño porque esta novela desprende un sabor más agrio que dulce. 

Quizás hubiera sido más razonable comenzar señalando a Ángeles González-Sinde como autora de la obra, con la que además consiguió ser finalista Premio Planeta 2013. La polémica generada fue tal, que me ha parecido más justo valorar esta novela por su contenido, independientemente de que haya sido escrita por una exministra de cultura y galardonada con un premio, que a mi juicio, no se merece.

...

Publicado por Aroa Parras   

El susurro de la caracola, de Màxim Huerta

5/07/2014 Comenta

Animada por el gran éxito de Màxim Huerta con su última historia, La noche soñada, Premio Primavera de Novela 2014, decidí ignorar los prejuicios sobre escritores mediáticos e interesarme por el trabajo de este conocido periodista. En otra ocasión, le concederé tiempo a esta obra, pero hoy, la reseña está dedicada a El susurro de la caracola, título con el que bautizó a su segunda novela.

La historia está narrada por Ángeles Alarcón, protagonista absoluta del libro, que comienza a desvelar su trayectoria vital desde la cárcel. Allí, pasa el tiempo admirando y recordando su mayor obsesión: el actor Marcos Caballero, del que colecciona más de cuatrocientos recortes de revistas. 

Màxim construye un personaje solitario, que carga a cuestas con una triste existencia y algún que otro secreto. Ángeles es una mujer de mediana edad que tan pronto se dedica a hacer pedicuras a domicilio, como a coser arreglos. Desde el inicio del libro se percibe a una mujer infeliz, que de manera incomprensible se vuelca en llenar un presente vacío con la figura de un completo desconocido, que comienza a saborear las mieles del éxito. 

Su interés por el atractivo joven comienza cuando se encuentra a unos operarios en la conocida Gran Vía de Madrid colocando un gigante cartel de la película que protagoniza el actor. Desde ese momento, la ínsipida vida de esta mujer comenzará a girar en torno a la figura de su ídolo. Poco a poco, impulsada por una inmesa atracción, Ángeles dedica prácticamente las veinticuatro horas del día a seguir su rastro y formar parte de la vida de Marcos desde la lejanía. Durante las interminables guardias cerca de su casa, la protagonista de esta entrañable historia tiene tiempo más que de sobra para repasar los recuerdos que guarda de su infancia en el pueblo bajo el calor de los fogones, junto a su madre y su abuela. 

En esas miradas al pasado, Màxim Huerta dibuja el retrato de una generación de mujeres resignadas, criadas en el conformismo y educadas para soportar oleadas de infelicidad con una silenciosa impasibidad. Este sentir, tan arraigado en las zonas rurales del país, se explica en El Susurro de la caracola con una preciosa metáfora que acuña la abuela de Ángeles quien afirma que las rosas de un macetero no se deben cortar nunca, permaneciendo en el mismo sitio hasta que se marchiten. Sin embargo, la protagonista de este libro decide romper con la tradición familiar y buscar la felicidad que tanto esquivaron su madre y su abuela, y que la obligarán a tomar decisiones con el único propósito de sortear un destino heredado.

Pero ¿qué es lo que obliga a Ángeles a perseguir de manera irracional la cercanía con Marcos Caballero? La respuesta a esta pregunta se desvela en un vibrante e insospechado final que responderá a todas las incógnitas que surgen a lo largo de El susurro de la caracola.

Publicado por Aroa Parras   

Madrid Confidential, de Carmen Pérez y Chloe Pueyo

4/09/2014 Comenta

Hace ya dos años que un grupo de intrépidas urbanitas puso en marcha el proyecto de Madrid Confidential, destinado a presentar, a través de una newsletter (http://www.madrid-confidential.com/), todo un abanico de planes para disfrutar al máximo de la capital. Ahora, con el concepto ya consolidado, las creadoras de esta iniciativa han puesto en marcha la versión en papel y como resultado nace este original y simpático libro-guía.


Las páginas de este libro acogen, "Chivatazos urbanos para salir de la rutina capitalina" que las propias autoras han experimentado escondidas en el anonimato. Las propuestas que Madrid Confidential presenta, ofrecen un sinfín de ofertas gastronómicas (cafeterías, restaurantes japoneses, hamburgueserías, restaurantes fusión, catas de vino) compras por la capital (outlet, mercadillos) lugares desconocidos (¡bares clandestinos! y jardines secretos), planes gratuitos, actividades lúdicas, secretos de belleza (gimnasia facial, manicura brasileña)... en total más de 150 direcciones para conocer, visitar y ¡disfrutar de tu tiempo libre! Las agentes secretas no descansan, siempre están buscando lo trendy, lo más cool de Madrid.

El encanto de Madrid Confidential radica no sólo en la cantidad de planes que ofrece, sino en el tono irónico y humorístico que inunda las páginas de este libro. No hay duda de que esa chispa es otra de las señas identidad. Lo más llamativo; el cirujano de zapatos, lo mas divertido; el capítulo 'Sé mala' con dos descripciones de estereotipos masculinos que dibujarán mas de una sonrisa.


El valioso contenido se apoya en unas simpáticas ilustraciones, cuidadas fotografías y exquisito diseño que hacen que cada página tenga un look diferente y especial que garantiza una entretenida lectura.

De acuerdo... no hay nada más castizo que marcarte un chotis en la Verbena de la Paloma pero, si tienes especial interés en ver y dejarte ver, Madrid Confidential es tu guía.

Publicado por Aroa Parras   

El tiempo mientras tanto, de Carmen Amoraga

3/12/2014 2 Comments

Este imprescindible de Carmen Amoraga, finalista Premio Planeta 2010, es una novela no apta para corazones débiles, ni almas de lágrimas fácil, que encuentra el punto de partida en una tragedia, la de María José, a la que un accidente de tráfico ha dejado postrada en la cama de un hospital. A partir del desgraciado acontecimiento ya nada volverá a ser igual para quienes han formado parte de la vida de la joven.

"La mujer que va a morir y no lo sabe, o quizás, sí, tiene los ojos cerrados, el cuerpo rígido, las manos abiertas, los dedos extendidos." El libro comienza desvelando su final para dejar paso a lo verdaderamente relevante, la historia de un puñado de personajes que han desaprovechado muchas oportunidades para ser felices.

Mientras espera la muerte, todas las tardes recibe la visita de su madre, Pilar, convertida tras el abandono de su amor de juventud en una señora rancia, infeliz por deporte, amargada y amargante, soberbia y destructora de cualquier soplo de felicidad que perciba a su alrededor. Ese áspero carácter ha propiciado que la relación con su hija nunca haya sido todo lo intensa que se espera de un vinculo materno filial. Ahora que ya es tarde, porque María José vive sus últimos días en este mundo, Pilar se pregunta quién era realmente su hija, tan desconocida para ella y tan cercana con su padre Paco, otro damnificado de la personalidad de su mujer, al que conocemos en estas líneas: "Hay gente que es feliz de forma inconsciente. Paco, no. Paco ha sido un hombre triste desde que nació, sólo que no se había dado cuenta antes porque le parecía que eso era lo normal."

También se acercan al hospital su amiga Marga, la hermana que nunca tuvo y la mejor confidente que le pudo regalar la vida; Cleopatra, una cubana pluriempleada con una mochila cargada de sacrificio y bondad, y Joaquín, el miserable del que se enamoró siendo una niña en el ascensor de su casa.

El narrador presenta de forma no lineal la reconstrucción de la historia vital de María José y de quienes la han acompañado durante su viaje por este mundo. Así pues, nos encontramos con el dibujo de acertados perfiles psicológicos tan necesarios para comprender las decisiones y sentimientos de los protagonistas de esta desgarradora historia.

El tiempo mientras tanto es un libro que aborda la evolución del amor incondicional, inagotable, casi platónico, que ha campado a sus anchas por las entrañas de María José durante la mayor parte de su existencia. Su madre no ha tenido mejor suerte que ella, ya que hace muchos años decidió no superar el abandono de un sinvergüenza, pese a haberlo intentado encerrándose en un agrio y débil matrimonio con Paco.

Esta dolorosa novela, que recomiendo leer si se está en un momento fuerte, subraya el peligro que entraña el hecho de permanecer enamorado del amor, anclado en una historia pasajera anhelando un final de película. El mensaje hace reflexionar al lector sobre la inutilidad de regodearse en el desconsuelo, de buscar vanas respuestas o de recrearse más de lo necesario en la pasión vivida porque, el tiempo pasa mientras tanto.

Publicado por Aroa Parras   

Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini

1/15/2014 5 Comments

Le he dicho adiós a la última página de Cometas en el Cielo, una novela que fue editada en 2003, que caló muy hondo en la memoria de los lectores y que hace tiempo tenía pendiente de saborear. Su autor, Khaled Hosseini, médico y escritor en lengua inglesa estadounidense ha acercado al mundo entero la cruel historia del pueblo afgano donde los niños aparecen reflejados como víctimas de un complejo entramado social y de una sucesión de guerras que han masacrado a tantos inocentes: "En Afganistán hay muchos niños, pero poca infancia". Cometas en el Cielo es un libro que habla del difícil papel de los niños en el país Afgano donde, al igual que en otras sociedades asiáticas, la pertenencia a un grupo étnico determina la calidad de vida. En sus páginas, queda patente además, que la maldad y el instinto asesino no son exclusivos de las personalidades adultas. 

Las primeras paginas de Cometas en el Cielo presentan al lector un país muy diferente a lo que hoy conocemos. Corre el año 1973 cuando Kabul dice adiós al reinado del sha Zahir para dar la bienvenida a la república, instaurada tras un golpe de estado. Amir es niño húerfano de madre, de origen pastum pero con la suerte de haber nacido bajo la protección de un padre, Baba, con poder económico y respectado entre sus vecinos. Por si fuera poco, cuenta con la amistad incondicional de su sirviente y amigo Hassan, a quien su madre abandonó al cuidado de su padre al nacer. Los pequeños, aunque con vidas y personalidades antagónicas, comparten una misma afición: el vuelo de cometas.

Cada año, tiene lugar una prestigiosa competición que Amir desea ganar con todas sus fuerzas con el fin de conquistar para siempre el corazón de su padre. Amir es un ávido lector entusiasta de la escritura, afición que hereda de su difunta madre, pero carente de la valentía y arrojo que tanto admira Baba en la persona de su criado Hassan. 

Tras una ardua temporada destinada a preparar el concurso de cometas finalmente llega el gran día. Después de una vibrante competición, narrada por el autor del libro con una bella prosa, Amir se convierte en un héroe al ganar el concurso. "Pero lo único que yo escuchaba, lo único que me permitía escuchar era el ruido sordo de la sangre en mi cabeza. Lo único que veía era la cometa azul. Lo único que olía era la victoria. Salvación. Redención. Si Baba estaba equivocado y, como decían en la escuela existía un Dios, Él me permitiría ganar".

Sin embargo, y pese a los primeros instantes de felicidad vividos durante la celebración de la victoria, la jornada terminará con un amargo y violento suceso que Amir presencia escondido como un cobarde y que le golpeará en su memoria el resto de su vida.

Han pasado los años y los acontecimientos políticos sitúan a Amir en los Estados Unidos con una prometedora carrera como escritor. El pasado, que siempre vuelve, llama a su teléfono para reabrir esa herida que ahora tendrá la oportunidad si no de borrar, de al menos ayudar a cicatrizar.

Publicado por Aroa Parras   

Marcas de nacimiento, de Nancy Huston

11/25/2013 2 Comments

Marcas de nacimiento es una novela creada por la escritora canadiense Nancy Huston, de la que puedes conocer más en esta interesante entrevista que concedió al periódico El País. Me lo recomendó una amiga junto con una gran carta de presentación y, aunque ha estado abandonado un año en la mesita de noche, me alegro de haber podido disfrutar de sus 314 páginas. 

La obra está compuesta por los relatos de cuatro niños de una misma dinastía que comparten una marca de nacimiento que se ha transmitido de generación en generación. De esta manera, el libro comienza con la desagradable narración de Solomón, un repugnante y mimado niño norteamericano que ocupa su tiempo contemplando en internet los cadáveres mutilados que deja la Guerra de Irak. A través de sus ojos conoceremos a los protagonistas de Marcas de nacimiento en la edad adulta. Su relato nos revelará quienes son y en qué se han convertido su padre, su abuela y su bisabuela después de los diferentes acontecimientos políticos que marcaron sus infancias.

Continúa con la historia un niño neoyorquino, llamado Randall que se traslada a vivir junto con su familia a una ciudad situada al norte de Israel. Son los años 80, cuando el conflicto en Oriente Medio ocupa diariamente las portadas de los periódicos debido a las masacres de la guerra entre el pueblo judío y el musulmán. Volvemos a los Estados Unidos de los años 60 para conocer a la dueña del tercer relato. La pequeña Sally nos detalla su triste infancia en casa de sus abuelos quienes se encargan de su estricta educación mientras su excéntrica madre, a la que ella adora, opta por dedicarse a su carrera musical. 

Marcas de nacimiento cierra el círculo con la descripción de los primeros años de vida de Kristina, que traslada al lector al seno de una pobre familia en el período más vergonzoso para la historia de la humanidad: la Alemania Nazi. En este último y doloroso relato se descubrirá el secreto que, al igual que la señal,  ha marcado el destino de las cuatro generaciones que aparecen reflejadas en el libro. 

Nancy Huston ha sabido plasmar con gran maestría y originalidad el que fuera su objetivo: "es un libro sobre el impacto de los acontecimientos políticos y familiares, sobre la forma en que se transmiten los recuerdos, sobre como la Historia influye en las historias particulares". La obra, que en sus primeras páginas corre el peligro de aburrir y desagradar al lector, va aumentando gradualmente su calidad, gracias al acierto de la autora reflejando los pensamientos y ocurrencias infantiles. Culmina con un emocionante final, que más que final resulta ser el origen de toda la historia. Con Marcas de nacimiento la autora consiguió el Premio Femina 2006.

Publicado por Aroa Parras   

El consuelo, de Anna Gavalda

10/27/2013 3 Comments

No leas El consuelo.

Leí a la escritora francesa Anna Gavalda por primera vez  en Juntos, nada más y, más tarde, en La sal de la vida. Ambos trabajos me dejaron un gran sabor de boca y por ello repetí con El consuelo. Mala elección, desilusión. 

Vamos con el argumento antes de resaltar los puntos negativos del libro. El arquitecto Charles Balanda ha conseguido con sus 46 años una impecable carrera profesional, sin embargo, vive inmerso en un matrimonio desgastado, debido, entre otros problemas, a sus continuos viajes y a sus largas estancias en el extranjero. De repente, Anouk, un gran amor de la adolescencia aparece en su presente reviviendo su pasado y poniéndolo todo patas arriba. 

El consuelo pretende ser un canto a la esperanza con un claro mensaje. La lucha en la vida, no cesa. Por mucho que consideremos tener construidos unos sólidos cimientos, un camino establecido, nunca sabremos cuando será necesario poner en marcha un Plan B, que puede que funcione cuando ya lo creíamos tener todo perdido. No obstante, Anna Galvada no ha conseguido esta vez que devore las páginas de su obra, sino más bien todo lo contrario. La única razón por la que he terminado este libro ha sido para poder comentar en este blog sus más que notables defectos.

La novela se hace tremendamente larga y monótona, debido a las extensas conversaciones que el protagonista del libro tiene consigo mismo. Estos diálogos, a los que la autora recurre frecuentemente, rompen el ritmo de la lectura tornándola aburrida. Por otro lado, los acontecimientos transcurren tan lentamente que probablemente, a mitad del libro el lector se plantea el abandono de la historia. Decepcionante.

Imagen: Anna Gavalda
Publicado por Aroa Parras   

La vida imaginaria, de Mara Torres

9/25/2013 Comenta

Vuelvo a El Buscalibros para escribir sobre la primera novela de la periodista y escritora Mara Torres, a quien podemos ver todas las noches en La 2 Noticias.

La vida imaginaria, finalista Premio Planeta 2012, es una historia contada en veinte capítulos que trata sobre el sentimiento más ancestral: el desamor. Autores de libros y canciones, poetas, cineastas y pintores, han encontrado en la amargura de la pérdida una fuente inagotable de expresión. Cada uno lo vive de manera diferente, lo que permite contarlo de forma irrepetible. Mara Torres, ha querido contar el desamor de la mano de Fortunata Fortuna, aunque cabe sospechar que en las páginas del libro hay mucho de su vida personal.

Comento hoy una novela contemporánea que sitúa a Fortunata Fortuna, conocida como Nata, en una incipiente ruptura con su novio Beto. Como cualquier otra joven de su edad debe aprender a respirar, caminar y levantar el vuelo sin la persona que hasta ahora la ha acompañado en su viaje. ¿Cómo hacerlo? No existe la fórmula. El paso de los días marcará su nuevo camino

Sin embargo, la tarea es tan complicada que Nata se aferra a lo que fue y nunca más será, construyendo una vida imaginaria que le proporcione una esperanza y atenúe su dolor. En esa etapa de duelo, la joven sigue manteniendo conversaciones ficticias con el que fuera su novio, le visita en su casa, le pide perdón, se autoinculpa del fracaso mientras espera desorientada su vuelta. La poderosa mente de Nata se resiste a poner punto final a esa antigua vida, perpetuando la agonía: “A nadie le interesas ya, Beto. Ni tú, ni nosotros. Pero a mí, sí. No vayas a pensar que porque me haya escrito un mail uno del trabajo voy a olvidarme de lo que te he prometido. Ni de coña. Pero ni de coña”.

Junto a ella, como no podía ser de otra forma, Rita y Carlota. Aquellas amigas que te curan, te escuchan, te arrancan sonrisas, te ven romperte la piel a tiras, te lamen las heridas y recogen lo que queda de ti cuando tu novio, en este caso Beto, sale de la vida de Fortunata. Con ellas, la protagonista de esta historia comenzará a reescribir su existencia de forma individual, lo que permitirá al lector conocer los miedos y los problemas de una trentañera que trabaja en una agencia de publicidad en el momento en que la crisis azota con especial crudeza al sector de la comunicación. 

La vida imaginaria es una novela que profundiza en las etapas que vive el ser humano ante una ruptura sentimental. La negación, la esperanza, la pena... la confirmación de la ruptura, el duelo, el resurgir, el volver a empezar, la cobardía que precede a una nueva ilusión. Además, aborda la obsesión de la juventud, educada en la creencia del amor eterno e inagotable, por encontrar la fórmula magistral que garantice la felicidad en pareja. 

No es un libro para quien espere una escritura descomunal, labrada a punta de cincel. Sus páginas están salpicadas de un lenguaje joven y coloquial propio de la juventud contemporánea. En efecto puede parecerte una historia corriente, como de hecho muchos lectores han apuntado, pero contada con ternura y ritmo, de una forma tan íntima que te hará revivir tu propia historia de desamor, esa que todos llevamos dentro.

Publicado por Aroa Parras

Orgullo y prejuicio, de Jane Austen

8/28/2013 Comenta

“Es una verdad universalmente aceptada que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa”.

Con una de las frases más conocidas de la literatura universal comienza el libro Orgullo y prejuicio, escrito por la inglesa Jane Austen y publicado por primera vez en 1813. 

Esta obra narra las peripecias de las cinco hijas del matrimonio Bennet en su búsqueda de un varón que las lleve al altar. Alentadas por una madre, cuya firme obsesión se centra en conseguir buenos casorios para sus hijas, las vidas de estas jovencitas se verán alteradas por la llegada a Netherfiel Park del joven Señor Bingley, en compañía de su inseparable amigo Darcy. 

La historia, que transcurre en la campiña inglesa, se presenta siguiendo un escrupuloso orden lineal marcado por una narradora omnisciente que conoce a la perfección las conductas, defectos y virtudes del catálogo de personalidades que aparecen en esta obra. Junto con la trama principal entre Elizabeth y Darcy, se desarrollan otros enredos, que representan diversos tipos de uniones. El Señor Bingley y Jane, por ejemplo, escenifican el amor a primera vista, Darcy y Elizabeth, la negación de sentimientos, el enamoramiento paulatino, gradual. Charlotte y el Señor Collins darán sentido al matrimonio concertado y, por último, el enlace del soldado Wickam y Kitty muestran a un cazafortunas y una inconsciente deseando de contraer matrimonio a cualquier precio. 

El título pone de manifiesto el elemento más característico en las personalidades de sus protagonistas principales. De esta forma, el orgullo será el rasgo que defina al señor Darcy, un rico heredero a quien su cuantiosa fortuna lo torna en un ser desconfiado, cuya bondad se verá oculta por una arrogancia y frialdad empeñadas en enmascarar su amor por Elizabeth. El prejuicio hace referencia a la segunda hija de los Bennet, quien no está dispuesta a hipotecar su felicidad por ninguna fortuna si para acceder a ella debe compartir su vida con un ser engreído, distante y altivo, como a su juicio, es el señor Darcy. El desarrollo de los acontecimientos y un intenso amor les obligará a rectificar sus primeras y desacertadas impresiones. 

Orgullo y prejuicio es una novela romántica, que trata sobre el amor pero que, al mismo tiempo, expone la crudeza del papel de la mujer a principios del siglo XIX. Las páginas de este título retratan a una sociedad orientada a educar a la población femenina en la excelencia no para acceder a un oficio, sino para conseguir un buen matrimonio. Tal es la exigencia que incluso los protagonistas las resaltan: “una mujer debe tener un amplio conocimiento de música, canto, dibujo, danza y lenguas modernas para merecerse la palabra talentosa; y aparte de todo esto, debe haber algo en su aire y en su manera de andar, en su forma de relacionarse con la gente, de no ser así, no merecerá completamente la palabra…” 

Las páginas de este libro nos recuerdan que no hace tanto tiempo el matrimonio se presentaba como la única vía de escape a la pobreza. La soltería condenaba a las mujeres a vivir de la caridad familiar y a renunciar a la descendencia. Además, la historia de Orgullo y prejuicio se desarrolla en un época donde la mayoría de las decisiones eran irrevocables; un mal matrimonio podía arruinarte la vida, para siempre. La presión por tanto, a la hora de elegir marido era un peso con el que toda fémina estaba acostumbrada a tratar. 

En este contexto, es comprensible la decisión de Charlotte, a quien los acontecimientos no le permiten ser romántica como a su amiga Elizabeth. Su pragmatismo aparece reflejado de esta manera: “Lo único que quiero es un hogar agradable; y teniendo en cuenta el carácter del señor Collins, sus relaciones y posición social, estoy convencida de que mis posibilidades de ser feliz con él son tan grandes como la mayoría de la gente que contrae matrimonio”. Esta postura, que siguen manteniendo muchas mujeres hoy en día, no tan abiertamente, choca de frente con los ideales de su íntima amiga, Elizabeth, a quien considero más valiente que romántica y más orgullosa que el Señor Darcy. Ella está convencida de que “solo el más noble de los sentimientos debe de ser el verdadero motivo por el que un hombre y una mujer se unan en matrimonio”. Sus férreos ideales la llevarán, incluso, a comprometer su futuro, rechazar un ventajoso matrimonio y arriesgarse a vivir con el fantasma de la soltería. 

Es cierto que Orgullo y prejuicio es un título encuadrado en el romanticismo inglés. Tampoco se puede negar que, indudablemente, la sombra de la búsqueda del amor y la felicidad aparece durante toda la obra, lo cual no rivaliza con la visión realista del panorama social, que ofrece de manera muy aguda la autora. Jane Austen pone sobre la mesa las vergonzosa moral de la burguesía, incuestionable en aquella época.

Publicado por Aroa Parras   

Estupor y temblores, de Amélie Nothomb

7/31/2013 Comenta

Me lo recomendó Pilar, entonces compañera de trabajo, ahora buena amiga. Mis continuas quejas sobre el trato con los clientes la animaron a prestarme este libro, uno de esos tesoros que cada lector guarda como oro en paño y que ella, generosamente, tuvo a bien compartir conmigo. De momento, lo he regalado ya dos veces y releído otras tantas.

Estupor y temblores es la novela autobiográfica con la que Amélie Nothomb obtuvo el Gran Premio de la Academia Francesa en 1999. Con esta obra, la escritora narra la experiencia de una joven de origen belga, que comienza a trabajar para Yumimoto, una gran compañía japonesa de carácter internacional, con sede en Tokio. 

La protagonista de estas 143 páginas, también llamada Amélie, permite que el lector se haga una idea fidedigna de cómo está concebido el mundo laboral en la isla del progreso y los negocios. Desde que la joven pone el primer pie en la compañía, queda patente la rígida jerarquía estructural nipona y la férrea disciplina a la que están sometidos los empleados en general, y ella en particular, por ser mujer y además extranjera. 

A través de sorprendentes situaciones, el lector se sumerge en el ambiente laboral oriental donde cada actuación se ejecuta bajo un estricto protocolo, donde se penaliza cualquier atisbo de proactividad e iniciativa y donde la ausencia de emociones garantiza la eficacia y la productividad. Esta filosofía explica, por ejemplo, que Amélie, una chica preparada y con un dominio íntegro de varios idiomas, comenzara a trabajar en la empresa sin que en un principio le fuera asignada ninguna labor. Asimismo, esta forma de entender el trabajo justifica que se castigue a comprobar facturas de gastos a una mente que demuestra ser brillante redactando informes, por el hecho de haber manifestado iniciativa propia. 

La protagonista comparte páginas con otro personaje femenino, la señorita Mori Fubuki, la esencia de trabajadora obediente incansable tan propia de la sociedad nipona. Ambas jóvenes representan el choque cultural entre Oriente y Occidente. La frescura y el carácter afable de la protagonista encuentran freno e incomprensión en la gélida personalidad de superiora inmediata. 

La genialidad de este libro se encuentra en el contenido, pero también en cómo la autora decide exponer su experiencia en la gran compañía. Con una inteligente prosa, Amélie construye un relato a ratos divertido y a ratos absurdo de lo que resulta ser un drama. De su puño encontramos reflexiones como ésta que merece la pena destacar: “existió el cristo de los olivos y yo soy el Cristo de los ordenadores”.

Un respeto sobrehumano a la jerarquía y una obsesión por la honra queda patente en las páginas de este libro, que encuentra su título en el antiguo protocolo imperial nipón, que establece que uno deberá dirigirse a su superior con estupor y temblores.

Publicado por Aroa Parras   

Moderna de pueblo, de Raquel Córcoles

6/05/2013 8 Comments
Comienzo mi andadura en El buscalibros de la mano de la obra Soy de pueblo. Manual para sobrevivir en la ciudad. Raquel Córcoles y Marta Rabadán se estrenaron en el mercado editorial con este cómic, en el que se ilustra de manera humorística el choque cultural de una joven procedente de un pueblo, que se traslada a la gran ciudad. 

El personaje principal de este libro responde al nombre de Moderna de Pueblo. A través de esta rubia de provincia, las autoras plantean en clave de humor las nuevas situaciones a las que tendrá que hacer frente una chica recién licenciada, nacida en un lugar carente de Corte Inglés.

Imagen: Raquel Córcoles, por Rai Robledo

Con un lenguaje coloquial, este cómic no es otra cosa que un espejo en el que contemplar las ridículas situaciones que se dan en el ámbito laboral, doméstico y personal de un chica que debe de digerir las nuevas tendencias imperantes en la gran urbe. Se aprecia, además, un crítica a esa fauna de ciudad, consumidora de cultura, habitual de los locales de moda y abanderada de atuendos imposibles. De manera magistral, este libro aborda con trazo sencillo los estereotipos que nos podemos encontrar paseando una tranquila tarde por las zonas de Chueca y Fuencarral. 

Cualquier veinteañera que haya metido su vida en una maleta para encontrar un futuro profesional en Madrid, se verá reflejada de inmediato en las situaciones descritas a lo largo de estas 78 páginas. 

Si esta sátira sobre la evolución personal de Moderna de Pueblo te parece escasa, y necesitas más aventuras, dispones de un segundo trabajo que se presenta bajo el título de Los capullos no regalan flores, firmado en esta ocasión por Raquel Córcoles. Esta vez, la joven periodista afila sus lápices para reflejar a la protagonista del libro, lidiando con un catálogo de prototipos masculinos a los que conocerá en la ciudad. 


El ambiente cercano y familiar que se respira en el pueblo ha contribuido a crear una personalidad romántica en esta ingenua becaria. Pronto, Moderna de pueblo tendrá que enfrentarse con amantes de una noche, infantiles niñatos, artistas asexuales, amores a distancia, dandies casados y una larga lista de gilipollas. Tras cada decepción se esconde una lección de vida y una moraleja que serán vitales para trazar este manual.