Mostrando entradas con la etiqueta ana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ana. Mostrar todas las entradas

Death Note, de Tsugumi Ōba y Takeshi Obata

9/19/2015 Comenta

Quizá debería empezar esta reseña explicando un poco por encima y muy rápidamente qué es un manga. Un manga es un cómic japonés que se lee de atrás hacia delante y de derecha a izquierda y que cuenta historias no solamente para niños, sino también para adultos. Hay muchos géneros y quizá se confunda a menudo con el anime, que es el dibujo animado que vemos en la televisión, como por ejemplo 'Sin Chan' o 'Heidi'. En mi caso me voy a centrar en 'Death Note', un manga escrito por Tsugumi Ōba e ilustrado por Takeshi Obata, y que en un principio fue publicado por Glénat en doce tomos. Este manga se ha llevado al anime, pero también al cine, y cada uno de ellos tiene un final diferente.

Vamos a intentar explicar un poco el argumento: ¿Qué harías si te encontraras con un cuaderno en medio de la calle con unas instrucciones precisas de cómo matar a gente en cuarenta segundos con tan sólo escribir su nombre mientras visualizas su rostro? Pues es eso a lo que se enfrenta Light Yagami cuando se encuentra en su instituto ese cuaderno que Ryuk, un Shinigami (que es una especie de dios de la muerte), deja caer por puro aburrimiento. Y él opta por escribir nombres de criminales para ir limpiando el mundo de maldad.

Light Yagami es un estudiante modelo, hijo del policía que empieza investigando estas muertes, y gracias a su inteligencia, consigue ir superando las investigaciones sin consecuencias… hasta que el FBI decide encargarse del caso. Ahí se enfrentarán L, un misterioso y peculiar detective, y Kira, alias que decide escoger Light. Son dos mentes privilegiadas que se ven involucradas en una vorágine de muertes y duelos de inteligencia que nos llevan al extremo de la impaciencia al leer.

No os puedo contar mucho más sobre los personajes ni el argumento sin desvelar partes importantes de la trama. Así que mis labios permanecerán cerrados al respecto.

Es uno de los mejores mangas que he leído (y llevo unos cuantos), en el que se mezcla la mitología japonesa y su cultura con dudas existenciales sobre el bien y el mal. Tiene su trasfondo filosófico sobre la dualidad del ser humano y el desarrollo de las inteligencias, que no son fáciles. También podemos encontrar ese punto de benevolencia que se transforma en tiranía con el devenir de las consecuencias de los actos.

Si no estáis acostumbrados a leer cómics, puede resultar pesada su lectura, puesto que el cómic tiene diálogos muy densos, con muchos momentos de lucha de deducciones enfrentadas entre Kira y L. Y, además, están las ilustraciones, una verdadera maravilla, que dan énfasis y significado a todas esas deducciones y que nos distraerán un poco de la lectura con la multitud de detalles que tienen. Sus dibujos están llenos de vida y emociones y te transportan al ambiente de opresión y locura en el que los personajes de este manga (no solo Light y L) viven.

Podría estar más tiempo contándoos las diversas ediciones y formatos en los que se ha editado este manga, de los diferentes productos literarios e ilustrativos que se han derivado de este universo, pero no me quiero extender y prefiero, como siempre, que lo descubráis vosotros.

¿Qué nombre plasmaríais en ese cuaderno?

Death Note. Guion de Tsugumi Ōba. Dibujo de Takeshi Obata. Norma Editorial. ISBN: 978-84-679-1209-8. 392 páginas. 14,95 euros. COMPRAR 'Death Note' en Amazon.

Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë

4/28/2015 2 Comments

Hace mucho que, por diversas causas, no escribo ninguna reseña. Una de ellas es que estoy inmersa en el estudio de la literatura inglesa clásica. Y cómo no, 'Cumbres Borrascosas', única obra de Emily Brontë, es uno de los grandes clásicos de la época de la narrativa gótica y fantástica.

Narra la historia de un amor eterno entre los principales personajes, Catherine Earnshaw y Heathcliff. Heathcliff es acogido por el padre de Catherine, ya que es un niño abandonado y huérfano. Catherine se hace inmediatamente amiga de él, pero su hermano, Hindley, le odia desde el primer momento. Con el paso de los años, y tras la muerte de sus padres, ese odio aumenta hasta el punto de prohibir a su hermana verse con Heathcliff. Obviamente, ella desobedece, y esa amistad infantil se convierte en amor juvenil. Pero Catherine no se deja llevar por el amor, sino que decide casarse con Edgar, porque si lo hiciera con Heathcliff “sería rebajarse a un estatus social no recomendable”. Heathcliff, tras oír esto a escondidas, escapa y huye lejos de la familia que le acogió. Tras tres largos años, vuelve a la vida de esta familia rico (por oscuros negocios) y corteja a Isabella (hermana de Edgar) para vengarse de Catherine. Catherine muere al dar a luz a su hija, dolida por los desprecios y desplantes que Heathcliff le hace. Hindley, borracho empedernido, pierde sus tierras. Éstas caen en manos de Heathcliff, quien se convierte así en un lord poderoso y adinerado. Pasa el tiempo y la hija de Edgar y Catherine vuelve a Cumbres, desconociendo la historia que allí se vivió, y se enamora de Linton (hijo de Heathcliff). Se casan y de esa forma Heathcliff, a la muerte de Edgar, también pasa a ser dueño de las tierras de éste, culminando así su venganza contra las dos familias objeto de su odio (la de Catherine e Hindley). La historia no para aquí, sigue con la muerte de Heathcliff y la boda de Catherine y Hareton, lo que se supone que le da un final feliz a esta historia llena de personajes y subtramas tan complicadas. Es la historia de dos generaciones narrada a través de los ojos de Nelly Dean, la criada de la casa y testigo directo de los hechos.

Esta gran obra es una narración dramática y trágica. No esperemos finales románticos (con el concepto actual de romanticismo rosa y lleno de corazoncitos) ni heroicos (del estilo “chico salva chica a última hora”). Es mejor tomar esta novela como lo que es: la narración de una historia de amor y venganza, de vida y muerte. Catherine Earnshaw y Heathcliff viven un amor obsesivo a lo largo de toda su vida, desde que él es acogido en la familia de ella, hasta el final de sus días… y más allá de la muerte.

La autora pertenece a una familia llena de escritores. Todas sus hermanas lo fueron. Y todas escribieron y despuntaron por su nuevo tratamiento de los personajes, puesto que todas optaron por dibujar personajes femeninos que se salían de la norma establecida para aquella época.

Emily Brontë, además, dibujo en nuestras mentes un escenario lleno de claroscuros, tormentoso, con una naturaleza que acompañaba al estado de ánimo de los personajes, con una Inglaterra Victoriana testigo de los cambios de la época y que iban teniendo consecuencias tanto en la sociedad (que de agricultora pasó a industrial) como en los valores morales que se inculcaban a las bellas y tiernas damas de la época. Trata de reflejar la sociedad de la época desde un punto de vista realista, tal y como hicieran George Eliot o Charles Dickens, pero no tuvo tanto éxito como estos. Será, quizá, porque su moraleja está oculta en el personaje tan oscuro de Heathcliff: cómo un ser de una clase social baja podía ascender a un estatus social más aceptable para la época y devolver el maltrato al que fue sometido en un pasado. Es como si fuera una advertencia a los nobles y ricos de aquella época por las condiciones tan precarias a las que sometían a sus trabajadores de clase humilde. Quizá esta advertencia podría aplicarse hoy en día…

Cumbres Borrascosas. Emily Brontë. Alba Editorial. ISBN: 9788420676333. España, 2014. 528 páginas. 14 euros. COMPRAR 'Cumbres Borrascosas' en Amazon.

Todo oscuro, sin estrellas, de Stephen King

9/27/2014 4 Comments

Siento devoción por el maestro del terror. Y con esta colección de cuatro relatos cortos publicados en 2010 ha hecho que esa devoción crezca. En estas cuatro sombrías historias, Stephen King nos acerca al tema de la retribución, una justicia que provoca que los personajes que la reparten nos dejen un regusto sombrío y aterrador en el paladar.

La primera historia, 1922, comienza como una confesión. El personaje principal, Wilfred, nos narra cómo mató a su esposa y las consecuencias que sufrió en el karma a causa de ello. Su hijo, la novia de su hijo, él mismo… todos reciben (o fuerzan) un castigo debido a la culpabilidad que llegan a sentir. Para mí es una de las historias más psicológicas y oscuras que he encontrado en esta colección.  

La segunda, Camionero Grande, provocó en mí el mismo grado de angustia y satisfacción a lo largo de la narración. Trata sobre una escritora de éxito que acude a un pueblecito de Massachusetts a dar una conferencia y en su vuelta a casa sufre una violación. No quiero desvelaros más detalles sobre esta historia, pero resulta altamente perturbadora la sensación de alivio que te deja al final.

La tercera, Una Extensión Justa, nos acerca a la supervivencia pura y dura del ser humano. Su protagonista, Dave Streeter, hace un trato con un comerciante que le ofrece lo que más desea: vivir. Ese trato no es gratis: en el cosmos tiene que haber equilibrio. Si él vive, alguien tiene que sufrir. ¿A quién elige? Eso ya os dejo que lo descubráis vosotros. 

Finalmente, la cuarta historia, Un Buen Matrimonio, se adentra en la mente de una esposa que descubre algo muy negro en el pasado y presente de su marido. ¿Hasta qué punto conocemos a la gente que queremos? ¿Hasta qué punto podemos aceptar sus “defectos” y “secretos”? ¿Qué somos capaces de hacer y soportar por amor?

Como siempre, Stephen King consigue adentrarnos en las historias con el perfecto dominio de las pausas, el ritmo y los golpes de efecto que te dejan boquiabierta, sin saber si asustarte o no, y sin saber qué pensar. Creo que es una novela perturbadora que nos adentra en la mente humana más sombría y oscura. Stephen King en pleno. 

Leedlo y contadme si os ha gustado.

Publicado por Ana Gigante   

A la salida te espero, de Roberto Mangas

8/21/2014 Comenta

- Ana, estás en convivencia, ¿verdad?
- Sí, ¿por?
- Léete este libro.

Y así empezó mi aventura con la historia de Víctor, un niño que sufre acoso escolar, o bullying, como les gusta llamarlo ahora. De hecho, debajo del título de su portada, tenemos la coletilla “El acoso escolar: cómo se presenta y cómo afrontarlo”.

Víctor es un niño feliz. Vive en Guadalajara con sus padres, está en un equipo de fútbol y es un estudiante con buenas notas. Todo es redondo en su pequeño mundo. Pero esa redondez se desquebraja el día en el que sus padres le anuncian que se van a divorciar. Y no sólo eso, sino que además él se irá con su madre a vivir a Madrid. Le cambiarán de instituto, de casa, de amigos… en fin, le robarán toda su estabilidad.

El primer día que va al nuevo instituto parece que marcha bien, a pesar de su inseguridad y su forma de apartarse de todo. Coge un libro y se pone a leer un recreo tras otro bajo un árbol, mientras observa cómo sus compañeros juegan al fútbol. Un día, uno de ellos, el jefecillo de la clase, el líder de masas, Xavier, decide dejarle un hueco en su equipo. Víctor es feliz porque parece que se va integrando a pesar de la dureza de carácter de Xavier.  Pero esa felicidad dura poco. Tras un desafortunado incidente en el que Víctor duda un instante, Xavier le hace el centro de toda su rabia y violencia. Y no es eso lo peor. Lo peor es que toda su clase lo sabe y solamente Cecilia, que también se convierte en su mejor amiga.

El libro trata de dar herramientas a padres, alumnos, amigos y profesores para enfrentarse a un problema cada día más acuciante en nuestras aulas. Pero a mi modo de ver lo hace de forma superflua. Quizá sirva como introducción a algo que se está poniendo muy de moda en los centros educativos y cuya eficacia se está demostrando día a día, sobre todo gracias al empeño de profesores y alumnos mediadores: los equipos de convivencia escolar. Sin ellos, muchos de estos problemas serían aún más graves.

En cuanto al libro, es uno de fácil y rápida lectura. Sin una gramática o vocabulario difícil de entender. Accesible para todas las edades y capacidades. Un libro cuya pretensión es ser didáctico, que deje un amargo regusto en el paladar y nos haga pensar al finalizar sobre nuestras actuaciones en el pasado, en el presente y en el futuro ante lo que cuando éramos pequeños llamábamos chiquilladas y ahora se nos presenta como lo que es: un gran problema. Además se hace desde el punto de vista de un adolescente, lo que, quizá, nos ayude a acercarnos más a ellos y resolver estas situaciones tan desagradables tanto para la víctima como para su entorno.

Publicado por Ana Gigante   

Cazadores de sombras, de Cassandra Clare

7/24/2014 Comenta

Lo primero que debo contaros es que Cazadores de sombras: Los instrumentos mortales es una saga de libros que aún no está terminada. Son, en un principio, seis libros. La autora, además, tiene pensado hacer una serie de sagas relacionadas con la primera con múltiples títulos y subsagas.

El cómo llegué yo a leerme estos cinco primeros libros de la saga Cazadores de sombras fue un cúmulo de provocaciones hacia mis alumnos para que leyeran más. Ellos saben que soy gran apasionada de la literatura fantástica, y me recomendaron el primero de estos libros: Ciudad de hueso.

...
La historia gira en torno a Clary, una dulce adolescente, con problemas de adolescentes, que decide ir una noche a Pandemónium, la discoteca de moda de la ciudad. Allí observa cómo tres adolescentes persiguen a otro y lo matan de una forma un tanto extraña. Se supone que ella no tenía que haber visto ese suceso, puesto que los tres guapos adolescentes son en realidad cazadores de sombras y utilizan encantos y runas para mantenerse ocultos a los ojos de los humanos.

Estos cazadores de sombras (Nefilim) son humanos que tienen sangre de ángel corriendo por sus venas y se dedican a cazar a todos los vampiros, hombres lobos, hadas, magos… que se salten las normas y a todos los demonios que se les crucen por el camino.

Clary ve cómo su vida se transforma a partir de ese hecho. Cómo su madre desaparece, cómo su mejor amigo sufre una transformación, cómo se enamora de quien no debe, cómo ve lo que no debe ver. Descubre sus verdaderos orígenes y sus verdaderas habilidades. Descubre sitios encantados en su ciudad, New York, y fuera de ella. Y sobre todo, aprende a valorar mucho más aquello que daba por supuesto.

Los libros en sí no tienen complicación de lectura. Su prosa es sencilla, sin demasiada adjetivación ni giros gramaticales que compliquen su entendimiento en ningún momento. La historia es en muchos puntos predecible, pero… ENGANCHA… es increíble pero cierto. Tiene que gustarte el género fantástico y saber lo que te vas a encontrar, ya que es literatura juvenil. Me leí los cinco primeros libros en cinco días y estoy deseando conseguir el sexto para ver cómo termina la historia… porque espero que tenga un final ya.

Si tenéis hijos en la adolescencia, os recomiendo que los introduzcáis en el mundo de la lectura con este género. O si os gusta a vosotros, echadle un vistazo. No os vais a encontrar un Ciclo de la puerta de la muerte, un Señor de los Anillos, o un Lestat, pero sí algo entretenido, ameno y fácil de leer en las tardes de calor en las que no te apetece moverte de delante del aire acondicionado o del ventilador.

Publicado por Ana Gigante   

Inés y la alegría, de Almudena Grandes

6/26/2014 Comenta

Lo primero que pensé al cerrar este libro tras pasar unas horas de mi vida con él fue ¿Y cómo resumo y reseño yo estas 700 páginas con tantísimos personajes y tantos matices? He de reconocer que esta tarea me asusta un poco y he dejado pasar unos días para poder asimilar todo lo que he leído y sentido con esta novela.

Almudena Grandes nos presenta un retrato de las dos Españas a través de los ojos de Inés. Inés es hija de una familia de bien, acostumbrada a la vida fácil, sin preocupaciones. Cuando comienza la Guerra Civil, se ve atrapada sola en Madrid. Lejos de amedrentarse ante esta situación bélica, decide tomar partido por aquellos que ella siente como suyos: los republicanos. Tras una serie de desengaños (amorosos y no amorosos), su paso por una cárcel de mujeres y un convento, acaba en casa de su hermano, notable y respetado personaje en el nuevo régimen dictatorial instaurado después de la derrota de los republicanos en la Guerra Civil. Allí también vive prisionera de los desdenes de su hermano y de las presiones de uno de los amigos falangistas de éste.

Huyendo de esa opresión llega hasta Bosots, en el Valle de Arán, donde un escaso grupo de antiguos luchadores por la república venidos de Tolouse, Francia, intentan ir recuperando terreno para ir derrotando al ejército de Franco. Allí conoce a quien será su amor de por vida, Galán, y luchará a su lado también de por vida. 

No os quiero contar más del argumento, no quiero estropearos el momento de conocer al Comprendes, al Zurdo, al Lobo, al Botafumeiro, al Sacristán, al Cabrero, al Bocas, a Montse, a Angelita, a Lola… a tantos y tantos personajes llenos de ternura, esperanza y alegría… mucha alegría. Una alegría, que incluso en momentos de absoluta desesperación, les saca a flote y les hace luchar en un día a día complicado. Una alegría que transforma las lágrimas en excelentes platos de comida que les hacen coger fuerzas para seguir mirando al futuro a pesar de los desastres personales. Porque la alegría y la comida van de la mano en esta novela histórica, ya que a través de la comida y de su sonrisa, Inés consigue llegar a todos los corazones que la rodean.

Sin embargo, en todo libro hay una pega, y en este, a mi modo de ver y con algo de vergüenza lo digo, los capítulos en los que Almudena Grandes narra todos los aspectos políticos e históricos en los que va basando su novela se me hacen arduos, pesados y difíciles de masticar. Condensa demasiados datos en pocas páginas. Como justificación encuentro el hecho de que fueron demasiados sucesos los que tuvieron lugar y sin ellos sería difícil entender en su plenitud la historia de Inés: Madrid, Pont de Suert, Bosost, Viella, Toulouse, la Unión Nacional Española, la operación Reconquista de España, la Radio Pirenaica, la historia de amor y desamor de Carmen de Pedro y Jesús Monzón Repáraz, la de Dolores Ibárruri y Francisco Antón.

Es difícil comprimir tantas historias, tantos escenarios, tantos personajes, en algo más de 700 páginas. Pero lo que más me ha cautivado y que os cautivará a vosotros es Inés, su alegría, su dulzura y su capacidad de superación.

...

Publicado por Ana Gigante   

La princesa fiel, de Philippa Gregory

5/29/2014 Comenta

He de reconocer que siento devoción extrema por esta escritora, Philippa Gregory. Empecé esta devoción tras leer La otra Bolena, novela famosa por la película protagonizada por Natalie Portman y Scarlett Johansson en 2008, y siguió con muchos de sus otros títulos. La mayoría los he leído en inglés, puesto que conocí los libros de esta autora en uno de mis viajes a los países de habla inglesa, pero he de reconocer que las traducciones que se han hecho al castellano están muy bien trabajadas y no pierden calidad en las descripciones que se realizan de sus vestimentas, estilo de vida, intrigas y relaciones que existen en las distintas cortes en las que basa todas sus novelas históricas.

Centrémonos en La princesa fiel. En esta novela, Philippa Gregory nos presenta a una Catalina de Aragón niña, criada en una corte guerrera y luchadora como fue la de Los Reyes Católicos. La historia comienza en la guerra que tiene lugar en El Alandalus, en la toma de Granada. Catalina-niña nos describe sus emociones y sentimientos cuando descubre la tranquilidad, la paz y la comodidad que supone vivir en la Alhambra tras largos años de guerra que vivió en directo porque sus padres la llevaron con ellos de batalla en batalla. Se nos muestra una niña que se sabe predestinada a ser reina de Inglaterra, ya que lleva prometida desde los tres años con Arthur, hijo y heredero de Enrique VII de Inglaterra. Y se la educa como princesa de Gales e infanta de España.

Todo se trunca después de la muerte de Arthur. Se queda viuda con pocos meses de matrimonio y sin herederos que afiancen su posición en una corte que aún está convulsa e inestable tras largos años de guerra y de sucesión de herederos y no herederos que han tenido que batallar para ganar su posición en el árbol genealógico de los reyes ingleses. Durante siete largos años, Catalina sufre lo indecible para afianzar su posición en la corte y para que se la considere posible consorte del futuro Enrique VIII. Para ello, jura y perjura durante toda su vida su virginidad y la impotencia de su amado Arthur.
Philippa Gregory apunta varias teorías que están en el aire sobre esta virginidad y sobre la constancia y fidelidad de esta mujer a un juramento que hizo (no os voy a desvelar cuál), pero sobre todo, nos muestra a una Catalina hasta ahora desconocida por los lectores: una Catalina inteligente, viva, audaz, tenaz y luchadora… Sobre todo esto último: muy luchadora. Al final del libro, nos la podemos imaginar con su frente en alto y su gallardía en todo momento, siendo fiel a sí misma y a su país: Inglaterra, puesto que para ello nació y para ello la educaron.

Significativa es la relación que tiene Catalina (Katherine al final de la obra) con sus padres. Sobre todo con su madre, la Reina Isabel, la Católica. Se ve una evolución muy humana. Al principio la ve como una diosa, puesto que cree firmemente que su madre habla con Dios y que Dios está de su parte. Hacia el final de la obra, y tras muchos sucesos negativos que la marcan profundamente, la ve más como una persona humana con sus defectos y virtudes. Como hacemos todos a la hora de ir madurando en nuestra propia vida.
Es un libro de prosa fácil, lleno de precisos adjetivos que van describiendo la corte y las costumbres de la época de los Reyes Católicos y de los Tudor, mostrando las diferencias que existían entre un país lleno de sol y costumbres más severas y otro país lleno de lluvia y costumbres más laxas. Un libro que engancha desde la primera página y que hace que sientas simpatía por una figura maltratada por la época en la que le tocó nacer, donde ser mujer significaba ser peón de una partida de ajedrez complicada y enrevesada.

De por sí, todas las novelas de Philippa Gregory son una obra de investigación y profundidad en la época medieval inglesa, pero para esta novela también investigó sobre el medievo en España. Y lo hizo con bastante acierto, desde mi punto de vista, que no deja de ser el de una lectora asidua de novelas y biografías de esta época.

Os recomiendo su lectura. Sin duda. Seguramente os sintáis rodeados por el ambiente que describe y os llene de rabia, alegría, desesperación, pasión… en cada página que vayáis avanzando. Creceréis con Catalina. Maduraréis con Katherine. Y levantaréis vuestra barbilla con el orgullo que se siente al saber que sois fieles a vosotros mismos, como hizo ella en su vida.

Publicado por Ana Gigante   

Una reina en el estrado, de Hilary Mantel

4/29/2014 3 Comments

Todo el mundo ha oído hablar de Anne Boleyn. Todo el mundo sabe que fue una de las esposas de Enrique VIII de Inglaterra. También es conocido que, según dicen las malas lenguas, fue la causante del nacimiento del hoy conocido como Anglicanismo, religión derivada de la católica que establece al rey como cabeza de la Iglesia dentro del imperio, resumiendo muy mucho lo que conllevó esta escisión. Y, por supuesto, todo el mundo sabe que fue decapitada por profanar su cuerpo real por tener relaciones sexuales con hombres que no eran el rey. Vamos, que fue decapitada por lo que hoy en día se conoce como un ataque de cuernos, simplificando mucho las causas de la caída de esta reina. Y en torno al último año de esta mujer va girando la novela, pero a través de la visión de Thomas Cromwell, humilde hijo de herrero que llega a lo más alto de la jerarquía inglesa gracias a su astucia e inteligencia.

La historia es parte de una trilogía sobre Thomas Cromwell. Esto lo supe después, cuando, enamorada de este período de la historia de Inglaterra como soy, investigué un poco más sobre la autora, Hilary Mantel. La primera parte, En La Corte Del Lobo, consiguió el premio Booker en 2009, al igual que su sucesora, Una Reina En El Estrado, en 2012. A pesar de no haber leído la primera parte de la trilogía, se consigue seguir perfectamente este pedazo de la historia más enrevesada y polémica, en mi opinión, de la Inglaterra más oscura y secreta.

Hilary Mantel, a través de la voz de Thomas Cromwell, nos narra el ascenso de Jane Seymour, la tercera esposa y madre del único heredero varón legítimo que tuvo Enrique, y la caída de Anne Boleyn, incapaz de engendrar un heredero varón. Enrique se ha cansado ya de la “vieja” Anne y de sus peticiones, cada vez más exigentes y neuróticas.

Lo que más me ha gustado de esta novela es cómo se nos muestra a Thomas Cromwell, personaje que quizá no sea tan conocido, ya que vivió en una época en la que muchos nombres fueron sacados a la luz por su relación con el rey o con alguna de las reinas. Un hombre sin escrúpulos y sin humildad que llega a lo más alto sin que le remuerda la conciencia y sin caer con Anne Boleyn después de haberla hecho ascender por sus propios intereses. Su figura también tiene aspectos positivos: es un ser tenaz, que ha sabido sobrevivir a la muerte de sus hijas y esposa, a las que dedica muchos de sus pensamientos. También se puede ver, a través de sus ojos, la figura de Enrique VII, violento, arrogante, egoísta, mujeriego y vividor, pero también inteligente, audaz, tenaz, poeta, con gran cultura y conocedor de su entorno y su tiempo. Desde los ojos de Thomas Cromwell, se nos van desgranando un pedazo de la historia de Inglaterra y se nos van dibujando las costumbres y quehaceres de una de las cortes más lujosas de la época.

Sin embargo, hay un pero en la obra. No voy a poner en duda los acontecimientos ni la narración de los hechos históricos, ya que son muchas las teorías que hay acerca de la figura de Anne Boleyn y ninguna de ellas demostrada en su totalidad. Las figuras históricas que reflejan están llenas de secretos históricos que ni siquiera sus coetáneos llegaron a saber o a entender. El estilo de la autora de esta fabulosa novela es muy enrevesado y difícil de entender al principio. Tuve que releer varios de los pasajes que narra ya que su prosa es muy liosa y complicada de entender al principio, pero una vez que te haces a esa forma de narrar consigues que el libro te enganche y lo leas de un tirón. Es una lectura densa, con muchos datos y muy descriptiva, pero no por ello deja de ser entretenida y esclarecedora en muchos aspectos.

Yo, como lectora asidua de novelas y biografías de la época de los Tudor, descubrí en esta novela una figura histórica muy ruin e interesada. Llena de sombras y luces, como cada ser humano. Thomas Cromwell nos enseña lo que significa el amor, las intrigas palaciegas y el poder en una época convulsa a través de sus ojos interesados y manipuladores. No puedo terminar esta reseña sin recomendar encarecidamente la lectura de esta novela teniendo en cuenta que muchos de los datos que se dan son teorías y reflexiones de una autora muy bien documentada en el período y en la figura en la que basa su narración.

Publicado por Ana Gigante   

Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro

4/02/2014 4 Comments

La primera impresión que tuve al comenzar a leer el libro, he de reconocer que no fue buena. “Vaya, un periodo histórico que no me llama demasiado la atención. Vamos a ver si esto va a merecer la pena.” Pero la mereció. Y mucho.

Centrémonos. Conflicto palestino-israelí o israelí-palestino. Partiendo de esta base, Julia Navarro nos narra la historia de dos familias: los Ziad y los Zucker. La historia empieza con Marian Miller, una cooperante de una ONG que recoge datos de este conflicto para elaborar un informe que arroje algo de luz sobre el camino hacia la paz. Para ello, se reúne con Ezequiel Zucker, quien le narra la historia de su familia desde su abuelo hasta el presente. Ella, por otro lado, le va contando la historia de los Ziad, con los que se había reunido antes. Ese es el trato al que llega con Ezequiel para que éste le narre su visión histórica de este conflicto tan sangriento. Entre los dos, nos va detallando con miles de datos la evolución de la historia de estas dos familias tan opuestas y tan amigas a la vez.

He de confesar que el contexto histórico en el que se establece la historia no lo controlaba demasiado. Pero a raíz de la lectura de este relato, he llegado a comprender un poco más ambos lados. Me llama la atención, particularmente, cómo Julia Navarro es capaz de retratar a los árabes muy apegados a sus costumbres y poco abiertos a los cambios, aunque al final se adapten, y cómo dibuja a los judíos como un pueblo nómada, cansados de luchar por una religión que les hace dudar de sus creencias, ya que tienen que luchar contra el mundo por mantenerlas.

El ritmo del libro es, en general, lento, aunque tiene partes en las que se vuelve una sucesión de hechos imparables y dolorosos. Los hechos lentos coinciden con los pocos períodos de “paz” diplomática y los rápidos con los períodos bélicos. Refiriéndome a éstos últimos, he de confesar que cuando se centra en la Segunda Guerra Mundial tuve que parar de leer y coger aire, puesto que la narración se vuelve muy dolorosa y trágica. Da detalles de la guerra y de los campos de concentración, que no por conocidos dejan menos huella. Y me resultó muy duro leer esa parte en concreto.

De los personajes podríamos estar horas hablando. No sólo hay un protagonista. Son varias generaciones de familias y varias visiones dentro de las mismas. Lo único que podemos resaltar que tienen en común es la amistad que les une a pesar de todas las experiencias negativas que van encontrando en su vida en un entorno hostil para las relaciones interraciales. Se refleja cómo esas amistades se van renovando con las nuevas generaciones y se van creando lazos que se van apretando o aflojando según el discurrir de la vida. Los personajes se ven arrastrados por la historia, por el devenir, sin que puedan hacer nada contra ella. Muchas veces deben guardar sus sentimientos y sus pesares y dejarse arrastrar por la corriente, sin que puedan hacer nada para evitar ese arrastre. A pesar de su conciencia.

El final es sorprendente. Cuando llegas a él, entiendes el principio. Ciertas reacciones de algunos de los personajes que no llegabas a entender bien. No desgrano más de este final, que os quiero ver leyéndolo con la misma avidez que lo leí yo.

Lo más bonito del libro es que se da la receta secreta para que acabe este conflicto: el compartir, el ser solidario. Esto está reflejado en los personajes, sobre todo judíos, que claman por compartir una tierra que sienten como suya. También se ve cómo los altos mandos, los políticos y los extremistas hacen oídos sordos a estas ideas humanas y se dejan llevar por una nacionalidad mal entendida. Me quedo con dos frases del libro que reflejan el sentir de los protagonistas a pesar de sus dirigentes:

“No, no me interesan las patrias, los hombres se matan por ellas.”

“La realidad será lo que seamos capaces de construir.”

Buen resumen de cómo se podría arreglar este conflicto y que me animaron a leer con más entereza este relato tan descriptivo y emotivo de un problema que llega hasta nuestros días.

En mi opinión, Julia Navarro ha sabido reflejar una lucha legítima por ambos lados, unos lazos más fuertes que el amor y la conciencia, y sobre todo, unas consecuencias terribles para millones de familias inocentes. Un gran relato, una gran historia, un gran placer para la memoria.

Publicado por Ana Gigante   

Blancanieves debe morir, de Nele Neuhaus

3/06/2014 2 Comments

“¿Cómo que Blancanieves debe morir? Mira qué curiosa la portada. ¿Una veleta asociada a Blancanieves? ¿Qué es lo que está pasando aquí?” Estos fueron mis primeros pensamientos a la hora de escoger este libro entre tantos que había en una conocida librería madrileña. Luego leí las primeras páginas allí de pie… y no pude hacer otra cosa que llevármelo a casa para disfrutar de la historia en toda su plenitud.

El libro tiene, en principio, un argumento sencillo con los ingredientes necesarios para crear un buen thriller policíaco. Un doble asesinato de adolescentes, donde los cuerpos no aparecen y que sirven para que se condene a uno de sus compañeros, Tobías, a diez años de prisión. Transcurrido el plazo, el condenado sale de la cárcel y vuelve a su pueblo natal, donde cometió los asesinatos. Al mismo tiempo, uno de los cadáveres aparece y el pueblo, que teme una nueva desgracia, rechaza el regreso de Tobías, un condenado que sigue proclamando su inocencia, a pesar de que él mismo duda de ella, ya que no es capaz de recodar nada debido a una borrachera.

No es una novela policíaca al uso. En vez de centrarse en la investigación, Nele Neuhaus decide darnos una visión más personal de la historia que se está investigando. Poco a poco vamos viendo que la manzana tan apetitosa que puede llegar a ser un pueblo tranquilo americano, está llena de veneno, mentiras y traiciones. Todo lo que parece verdad se vuelve en neblina deslumbrante que no nos permite ver bien la bondad y la maldad que habita en los seres humanos. Nele Neuhaus nos narra esta historia desde el punto de vista de los personajes, desde sus dramas personales, dejando a un lado la palabrería y la burocracia policial que caracteriza a un thriller típico policiaco. Y es lo que nos llama la atención, cómo va hilando estos dramas personales con la historia principal para hacernos notar que muchas veces nuestras propias experiencias nos hacen ver detalles que en otras ocasiones nos habrían pasado desapercibidos.

Si quieres averiguar quién es Blancanieves, quién la mató y por qué, puedes hacerlo en muy poco tiempo, puesto que es un libro que se lee solo. Sin prisas pero sin pausas. Engancha.

Publicado por Ana Gigante   

El Jardín Olvidado, de Kate Morton

2/06/2014 1 Comment

No pude evitarlo. Fue superior a mí. Era como la fuerza de un imán. Con el anterior libro de Kate Morton aún entre mis manos, escogí El Jardín Olvidado, ya que me había quedado con ganas de más. Pensaba, sinceramente, que su historia tendría algo que ver con La Casa de Riverton, pero no fue así. Lo único que pueden tener en común son que las protagonistas son femeninas y que tienen Inglaterra como escenario. A partir de ahí vienen las diferencias que convierten esta historia en una obra de arte que te atrapa y te enreda en el sillón hasta que terminas de leerla. 

Una niña aparece en un puerto australiano y no recuerda ni su nombre. Un amable jefe de puerto la recoge y la lleva a su casa de forma temporal. Pero nadie la reclama, y su mujer y él deciden quedársela sin dar explicaciones a nadie. Los años pasan y esta niña se convierte en una feliz mujer a punto de casarse. Sin embargo, esa felicidad se rompe al contarle Hugh, el amable jefe de puerto, la verdad sobre su pasado. Nell, que así han llamado a la niña, rompe con todo y decide averiguar quién es, qué son los recuerdos con la Autora que le aparecen y por qué fue abandonada. 

La historia no tiene solo un narrador. El narrador es un coro de voces femeninas pertenecientes a tres generaciones de una misma familia. También se narra la historia a través del género epistolar: cartas y diarios que nunca vieron la luz o que fueron acallados para que no se supiera la verdad. Y además intervienen una multitud de buenos vecinos que ayudan a la protagonista, la nieta de Nell, a recuperar la historia familiar de su abuela. 

Me gusta mucho cómo Kate Morton entrelaza las tres líneas temporales y sus tres protagonistas sin que nos perdamos. Me gusta mucho cómo la historia va fluyendo y discurriendo entre nuestros dedos y cómo va haciéndonos descubrir los terribles y hermosos secretos de un jardín paradisíaco y lleno de simbología. Su prosa y sus diálogos hacen que nos envuelva la magia de ese mar embravecido y esos pastos verdes de la Inglaterra más provinciana. Y me cautiva, sí, me cautiva la fuerza arrolladora de dos de sus personajes principales: Nell y Eliza. Y me enamora, me apasiona, me enloquece ver lo que el AMOR puede llegar a mover en un ser humano. 

Después de todo esto, no queda duda. Recomiendo encarecidamente su lectura y disfrute en cualquier momento del año, pero quizá ahora, con el tiempo invernal, nos llegue más al alma.

Publicado por Ana Gigante   

La casa de Riverton, de Kate Morton

1/26/2014 1 Comment

Hace dos años recibí de mis padres, como regalo de Reyes, un pack de tres libros de Kate Morton. El primero era La casa de Riverton. En un principio no me llamó mucho la atención, ya que por aquel entonces estaba en mi época de novela negra e histórica de los Tudor, pero es que no hay nada como el frío para ayudarte a escoger el libro más aparente que tengas a mano.

Suelo tardar poco en leerme un libro, sobre todo si me engancha, pero con éste creo que he batido récords. Aquellos que hayáis visto Downtown Abbey os podréis imaginar mejor a los personajes, aunque no haga falta, puesto que Kate Morton pincela con grandes trazos y gran maestría los dos mundos de una época que estaba drásticamente cambiando a causa de una guerra mundial que destrozó Europa, tanto moral como económicamente. Sinceramente, si tuviera que escoger algo del libro, sería la ingeniosa forma de describir la época de la ruptura de las tradiciones en una Inglaterra anclada en el pasado, tan dispuesta a seguir en ese enraizamiento, que no es capaz de asimilar las consecuencias de una guerra que se llevó a tantos y tantos hombres al frente. Este hecho provocó que las mujeres tuvieran que tomar las riendas del país (como en todos los países que se vieron involucrados) y que se empezara a hablar del derecho a voto, del derecho a la emancipación, de la independencia económica que tanto asustó a los hombres y mujeres de esa época.

El argumento gira en torno a Grace, una humilde sirvienta de la casa Riverton. Allí ésta conoce a David, Hanna y Emmeline, los tres “señoritos” del hogar, tan importantes para ella como para la historia. Grace narra las experiencias que vive con Hanna, ya que termina convirtiéndose en su doncella, y un trágico suceso (la muerte de un famoso poeta en el lago de la casa) a través de un ingenioso y maravilloso uso de flashbacks, ya que la “Grace narradora” es una adorable viejecita en el año 1999. Y Grace esconde un secreto… un gran secreto que había olvidado entre las sombras de los años. Y ese gran secreto sale a la luz de su memoria gracias a una película que están rodando sobre la muerte de R.S. Hunter.

Quizá la historia empieza de una forma lenta y tediosa. Quizá sea para dibujarnos a través de las palabras la sensación de sosiego y tranquilidad que para los dos mundos de la sociedad inglesa de principios de siglo XX era tan necesaria. Quizá el libro termina en una vorágine de sucesos, como si la narradora tuviera prisa por terminar su historia. Quizá sea por transmitirnos la velocidad vertiginosa que alcanzó el mundo en general, e Inglaterra en particular, tras una guerra que demostró al mundo los demonios más inmorales que puede tener el ser humano.

Un gran libro, una gran historia, y una gran maestría descriptora. Altamente recomendable para todos aquellos a los que os guste un libro de fácil y rápida lectura. Y sobre todo, para aquellos a los que os guste una época histórica de drásticos cambios.

Publicado por Ana Gigante