El domador de leones, de Camilla Läckberg

6/30/2015 2 Comments

Comenzar una novela de Camilla Läckberg es como adentrarse en un bosque de pesadilla de la mano de un buen amigo. Una vez más (y ya son nueve: 'La princesa de hielo', 'Los gritos del pasado', 'Las hijas del frío', 'Crimen en directo', 'Las huellas imborrables', 'La sombra de la sirena', 'Los vigilantes del faro', 'La mirada de los ángeles') aterrizamos en Fjällbacka junto a Erica Falck y su marido Patrik Hedström, quienes compaginan como pueden la crianza de sus tres hijos y sus respectivos trabajos como novelista y policía.

El plano doméstico, que se amplía a compañeros y familiares, resulta agradable y provocador, el modo nórdico de responder a la desigualdad de género, las relaciones familiares o el modo en que entienden la amistad no deja de resultarme tan extraño como los nombres de los productos de IKEA y, a la vez, tan atractivo.

Pero no es sólo por su capacidad de narrar lo cotidiano por lo que recaigo en las aventuras de Erica, sino por su habilidad para combinar la sencillez de la vida en un mundo de postal con esa otra parte oscura, terrible y sangrienta que, como el azogue, completa la estructura del espejo en el que Camilla convierte cada novela. La combinación de diferentes líneas temporales, la crudeza de las descripciones, el miedo como compañero del silencio y la opresión con la que cargan algunos personajes son la cara oculta de Fjällbacka y son tremendamente adictivos.

Asesinatos en serie, crueldad extrema, secretos que siempre vuelven y una galería de personajes femeninos especialmente bien dibujados son los ingredientes que convierten a 'El domador de leones' en una novela perfecta para combatir el calor del verano.

El domador de leones. Camilla Läckberg. Traducción de Carmen Montes. Maeva. ISBN: 978-84-16363-24-7. España, 2015. 400 páginas. 20 euros. COMPRAR 'El domador de leones' en Amazon.

[VIDEORRESEÑA] La casa de las miniaturas, de Jessie Burton

6/28/2015 1 Comment

Un día de otoño de 1686, una joven de dieciocho años llama a la puerta de una casa señorial en el barrio más acomodado de Ámsterdam. Nella Oortman se ha trasladado del campo a la ciudad para convivir con su marido, Johannes Brandt, un hombre maduro y distinguido comerciante que habita en la mansión en compañía de su hermana soltera y rodeado de fieles servidores. Como regalo de boda, Johannes obsequia a su flamante esposa un objeto muy de moda entre la gente pudiente de la época: una réplica de su propia casa en miniatura, que Nella deberá poblar con las figuras creadas por una desconocida miniaturista que ha encontrado por azar. Sin embargo, poco a poco, el amable pasatiempo se irá transformando en la clave de una serie de inquietantes revelaciones que conducirán a Nella a desenmascarar los secretos más oscuros de los actuales moradores de la casa.

La casa de las miniaturas. Jessie Burton. Traducción de Carlos Mayor Ortega. Salamandra. ISBN: 978-84-9838-674-5. 448 páginas. 19 euros. COMPRAR 'La casa de las miniaturas' en Amazon.


Alguien, de Alice McDermott

6/26/2015 Comenta

Alice McDermott ofrece con 'Alguien' una novela sencilla en su trama —pese a los saltos temporales—, aunque verdaderamente profunda en su análisis sobre el sentido de la vida, el amor y la familia. Y, sobre todo, que habla de apegos a lo aparentemente cotidiano, como modos de entender las raíces en las que basamos nuestras vidas y decisiones; la infancia como el reducto del que extraer posteriormente cualquier instrucción futura.

En efecto; podría pensarse que la característica definitoria de esta obra sería ésa: el doble plano —que la autora maneja muy bien en la interposición de décadas— desde el que la protagonista, Marie Commeford, esboza los pilares fundamentales de su existencia. El alcoholismo no aceptado de su padre; la abnegación de la madre; el afán de su hermano Gabe de sobresalir por encima incluso de él mismo. Y la vida de barrio, donde nada se decía ni se pensaba explícitamente, pero donde todo acababa tomando un tono de evidencia desde el que sustentar cualquier conducta y enseñanza.

Marie vive en Nueva York, en un pequeño piso de un barrio humilde, con su padre, su madre y su hermano. La perspectiva desde la que se sitúa para ver el mundo es la que la coloca junto a su padre, de su mano, por las lluviosas calles neoyorkinas, oliendo su aliento a alcohol y admirando la templanza y condescendencia con la que éste asume el orden cotidiano de las cosas. Su gran amiga, la marcha de ésta; los chicos que juegan en la calle, y que marcan lo permitido y lo prohibido; el modo de Gabe de posicionarse por encima de ella y ser el orgullo de sus padres; el afán por descubrir qué se esconde detrás de las relaciones adultas y cómo se gestionan los sentimientos. Así transcurre su infancia, dando paso a una adolescencia marcada por su primera experiencia amorosa y los complejos que le ocasionaban sus problemas de visión. A punto de entrar en la edad adulta, conoce el desencanto del amor, la marcha de su padre y la entrada al mundo laboral, donde es capaz de labrarse un futuro desarrollando aquello que mejor sabe hacer: observar a los demás, ofrecerles consuelo y crecer con ello.

Buscando el amor conoce al hombre que la acompañará para siempre y con el que conformará, quizá, la mejor etapa de su vida, donde se siente segura y capaz de decidir por ella misma cuál es su persona; qué papel jugaron sus padres en su infancia y qué puede hacer ella ahora por Gabe. Varias son las generaciones y décadas que se entretejen en esta gran obra de McDermott, narrada sin pretensiones; quizá sólo aquella que pueda tener cualquiera que se plantee seriamente cuál es el sentido máximo de la existencia: ser querido por alguien.

Alguien. Alice McDermott. Traducción de Vanesa Casanova. ISBN: 9788416213238. España, 2015. 312 páginas. 19,95 euros. COMPRAR 'Alguien' en Amazon.

El último pirata, de Juan Pedro Delgado Espada

6/25/2015 1 Comment

Cuando me propusieron embarcarme en la lectura de una novela juvenil protagonizada por piratas, no pude hacer más que dejar salir al niño que hay en mi interior y disfrutar con esta historia de amor, venganza, honor y piratería. Y es que esto es lo que encontramos en la novela de Juan Pedro Delgado Espada, 'El último pirata'.

La novela empieza con Peter Scott, nuestro joven protagonista, preso junto a otros treinta y tres hombres, acusados de ejercer la piratería y condenados a morir ahorcados. Peter Scott asegura que no es un pirata, y lo único que puede demostrarlo es el cuaderno que oculta en sus ropas y en el que cuenta su historia.

Así nos adentramos en la historia de este joven cadete que odia a los piratas a muerte. Tras el ataque de una banda de piratas, que se harán con un montón de prisioneros (entre ellos el hermano pequeño de nuestro protagonista), Peter Scott formará parte de una peligrosa misión para adentrarse en la Isla de los Predadores sin ser vistos y conseguir rescatar a todos los cautivos.

Se trata de una novela juvenil, dirigida a un público infantil de unos doce años y, aunque yo la he leído con más de veinte, la he conseguido disfrutar de verdad.

El libro cumple exactamente con lo que esperaba de él: es una novela de aventuras, entretenida y que no se detiene en demasiadas descripciones o profundidad de personajes. Un lenguaje sencillo, como debe ser para el público al que va dirigido, aunque también encontramos un léxico más específico relacionado con el mundo pirata y de la marinería.

El ritmo comienza de una forma muy tranquila y sin sobresaltos, para poco a poco conducirnos a un final lleno de acción y sorpresas, que hace que no puedas soltar el libro hasta llegar a la última página.

Los personajes son los que podemos encontrar en cualquier historia de este estilo: el protagonista joven y valiente, a veces inconsciente; el pirata malvado y despiadado; el sacerdote que guarda en su interior más de lo que puede parecer... pero todos ellos muy bien tratados y muy bien integrados en el argumento de la novela.

Sin duda, se trata de una lectura de lo más recomendable para los jóvenes a los que va dirigida, y sobre todo para estos días de verano.

El último pirata. Juan Pedro Delgado Espada. Ediciones Palabra. ISBN: 9788490611746. España, 2015. 176 páginas. 9,90 euros. COMPRAR 'El último pirata' en Amazon.

La broma infinita, de David Foster Wallace

6/24/2015 2 Comments

En esta ocasión les traigo una de las mejores obras que he leído, y la que más me cambió. No es una novela fácil de reseñar, por eso ruego que me entiendan si cometo algún error. Ya para definir a qué género pertenece se complica. Según Wikipedia, estos son varios: sátira, novela posmoderna, novela existencialista, ciencia-ficción, tragicomedia, distopía, novela filosófica, novela política y novela psicológica. La narración utiliza, y a veces combina, las técnicas de monólogo interior, alternación de narradores y bibliografía ficticia. No se esperen algo lineal, sino todo lo contrario: Wallace es uno de los más punzantes ejemplos del posmodernismo en la literatura.

'La broma infinita' es una obra monumental: son poco más de 1200 páginas, con capítulos extensos (algunos casi sin cambios de párrafo y completamente aburridos). Hay que ser sinceros: da miedo abordar una historia de tal magnitud, y más aún siendo tan densa. No es un libro ameno, ni fluido ni ligero, no obstante, ¿vale la pena el esfuerzo? Yo creo que sí. Es una de mis novelas favoritas; pocas me llegaron tanto y me hicieron experimentar hasta los huesos la esfera ficcional. En ocasiones podía jurar que oía los pasos de Hal Incandenza en el primer piso de mi casa, o el sonido de la pelota de tenis rebotando en las raquetas de los alumnos de la Enfield. O estaba subyacente la paranoia de que Don Gately irrumpiera en mi casa para robarme. Asimismo, hay partes que me desgarraron el corazón: Foster Wallace tocó la música que quiso con las cuerdas de mis sentimientos. Quedé totalmente a merced del autor. Me flaqueó mis defensas, mi resistencia, quebró mi fuerte y entró sin piedad, ultrajando mi sensibilidad.

David Foster Wallace escruta con sátira y solemnidad la sociedad. Aborda la alienación del Hombre, el control ventrílocuo por elección en el que muchos estamos hundidos, lucido por una grieta que es tanto la salvación como la condena. ¿Qué es esa grieta? La Droga y la Televisión: ese hedonismo vacuo que absorbe, gracias a nuestra abstracción, la razón, el deseo y la vida misma. La Droga y la Televisión: ese seductor punto de fuga con un costo malsano.

También es un libro con tintes políticos. Trata sobre un conflicto relacionado con la Interdependencia de la ONAN. Ese tema gubernativo es el acontecimiento seminal del relato y lo que marca como el núcleo vectorial de la historia al filme La broma infinita: un cartucho cinematográfico creado por el genio cineasta James O. Incandenza; una abyecta película que paraliza por su gran poder de sugestión a quien trate de verla, la cual es una potencial arma para el que se haga con su dominio. Por una gran retahíla de vicisitudes, muchos personajes se van a ver implicados de manera involuntaria o secundaria en su búsqueda.

Existe un par intrínseco de personajes que tienen un protagonismo mayor que el de los restantes. Estos son los ya mencionados Hal Incandenza y Don Gately. Son los dos representantes, las dos figuras más importantes de los dos lugares principales de la novela: The Enfield Tennis Academy y The Ennet House Drug and Alcohol Recovery House, respectivamente. Esos dos sitios son en donde casi toda la historia se desarrolla. Cada institución abriga en su interior a personas rotas por dentro, quienes sienten la soledad y el rechazo de manera visceral. Todos los alumnos de la Enfield y los residentes de la Ennet House tienen algo para dar: un problema, una obsesión, un trastorno, una adicción... o un secreto. 

También hay otro par, este relacionado con el conflicto político: Rémy Marathe, miembro del grupo terrorista Les Assassins des Fauteuils Roulants (los Asesinos en Silla de Ruedas) y Hugh Steeply, miembro de la Oficina de Servicios No Especificados. Esas dos figuras tienen un papel determinante en la trama. Asimismo, sus diálogos son un punto de alivio entre tanta densidad narrativa, ya que constan de reflexiones profundas con relación al amor, la vida y el comportamiento humano en incesante simpatía con la necedad.

Hay otros dos protagonistas que no puedo no mencionar: uno de ellos es Kate Gompert, una depresiva psicótica con propensiones suicidas. En ocasiones puede parecer una figura incorpórea, ya que con frecuencia está presente pero solo en la lejanía; sin embargo, en otras es una personalidad sólida que moldea y expresa cómo se sentía David Foster Wallace por dentro. Kate es, creen muchos —y me incluyo—, el grito de auxilio de Foster Wallace. El otro es Joelle Van Dyne: la Chica del Velo o LCMBDTLT (La Chica Más Bonita De Todos Los Tiempos), una mujer que se cubre el rostro por una belleza pletórica. ¿O no? 

Otra cosa que me llamó mucho la atención de 'La broma infinita' es la constante tendencia a la hipérbole. Puedo estar parado en un punto en el que se trate el amor, los sueños y los miedos, pero dentro de unas pocas páginas termino en un punto que consta de la violación incestuosa y pedófila de un padre a un hijo. Son dos temas abismalmente separados el uno del otro. Ese es uno de los ingredientes que más alimentaron mi vorágine: su capacidad de hacerme pasar de una apacible meditación y simposio filosófico a un horror que me hizo sentir sucio, avergonzado, por leer.

Con respecto al final tengo que decir que, asegurado, van a querer hacer catarsis tirando el libro bien lejos, o, en mi caso, al haberlo leído en el móvil, agarrar lo que tengamos más próximo y romperlo. Para evitar eso, les advierto que 'La broma infinita' sí tiene final (al menos hasta cierto punto), y una parte de este se encuentra dentro del relato, y la otra, en sus cabezas. Ustedes tienen que elucubrar la conclusión en sus mentes; el punto álgido, apoteósico, se podría decir, se experimenta dentro de ustedes. Y les puedo jurar que es brillante. Van a recorrer en reversa la línea sucesiva de la historia agregando esa pieza que faltaba, ese fragmento que completa el gran rompecabezas. 'La broma infinita' es un libro en el que se tiene que pensar, y mucho. Ya es muy complejo entender el desenlace que encima nos obliga a cavilar parte del susodicho.

En definición, 'La broma infinita' es una novela que trata y retrata un gran abanico de vidas y de situaciones. Tiene una inmensa cantidad de personajes que con sus vectores desencadenan acontecimientos que repercuten y dejan su huella en otras vidas. Y al final, todos esos vectores convergen en el cartucho fílmico de La broma infinita.


Algunas recomendaciones (imprescindibles):

Como ya he dicho, 'La broma infinita' es una novela de densidad supina. Tiene capítulos que me resultaron insoportables y no veía la hora de que se terminasen. Sinceramente los sufrí mucho. Y encima no podía leer ojeando las palabras que tenía delante de mí, sino que les tenía que prestar especial atención a cada uno de los detalles expresados por David Foster Wallace. ¿Por qué? Porque en 'La broma infinita' todo se entrecruza, todo se relaciona; todo es importante. Por eso mismo yo recomiendo que tomen notas. Muchas notas. Sé que puede hacerse un poco molesto tener que interrumpir la lectura para anotar algo, pero créanme, les va a ayudar mucho. 

Para evitar que la rehuyan, hay una página en donde Wallace puso la cronología de los hechos. Esa información cópienla y cada vez que empiecen un capítulo consúltenla para ubicarse en el tiempo. Esa breve cronología está alrededor de la carilla 200. Les recomiendo que, una vez copiada, vuelvan a ver todos los capítulos anteriores para situarlos temporalmente. Es más fácil de lo que creen; no son tantos.

Con respecto a las referencias y a las Notas y Erratas. Son muchísimas las referencias que se encuentran en este relato. Si mal no recuerdo son 380. Les recomiendo que las lean. Algunas son muy pueriles, es decir, van a la nota y dice "personaje X nunca dijo eso". Sin embargo, hay muchas otras que son todo lo contrario: son parte sustancial de la historia. Hay hasta capítulos enteros en una nota. Además, les va a ayudar a entender mejor esta novela tan complicada.

También les recomiendo seguir guías por Internet. Hay varios blogs con datos y especulaciones, con suposiciones y elucubraciones formadas en el proceso de lectura. Asimismo, hay páginas web que constan de una lista completa de personajes (eso me sirvió mucho, ya que la novela, al tener una inusitada cantidad de nombres, hace muy difícil estar al tanto de quién es quién sin error).

Una última recomendación: resistan. No abandonen esta novela a pesar de que quieran defenestrarla con todas sus fuerzas. Aunque les duela, aunque sufran, sigan, sean fuertes. Es un libro de carácter enciclopédico que, mientras lo leía, me golpeó, me humilló, me escupió y se rió de mí. Así y todo, con mi mente zaherida, lánguida, colapsada por tanta información, seguí adelante obstinadamente, con estoicismo y gran empeño avancé a pesar de que mi mente estaba siendo sojuzgada por David Foster Wallace. Les puedo asegurar que todo el sufrimiento inherente, paradójicamente, al placer de esta lectura valió la pena. La parte más pesada son las primeras 400 páginas; posteriormente, todo se vuelve un poco más ameno. En esas 400 páginas se presentan una gran cantidad de historias y de datos en apariencia anodinos, pero no subestimen a Wallace, confíen en él; todo tendrá sentido luego. En esas 400 páginas es en donde más van a tener que tomar notas. Hay cosas que no terminarán siendo muy importantes, no obstante, hay muchas otras que sí.

Anímense a sumergirse en este relato. A pesar de ser muy pesada, no se van a arrepentir. Es cuestión de animarse... y resistir. 

La broma infinita. David Foster Wallace. Debolsillo. ISBN: 9788499892474. España, 2011. 1212 páginas. 14,95 euros. COMPRAR 'La broma infinita' en Amazon.

[VIDEORRESEÑA] Éxodo, de DJ Stalingrad

6/22/2015 1 Comment


'Éxodo' nos cuenta la historia de un joven ruso y sus amigos, antifascistas y redskins, que basan su vida en peleas sangrientas, alcohol, drogas, protestas ilegales y conciertos en sótanos. La llegada del sistema capitalista los convierte en auténticos anarquistas espontáneos que se encuentran perdidos en un mundo del que desconocen las reglas del juego.

Éxodo. DJ Stalingrad. Automática Editorial. ISBN: 9788415509264. España, 2015. 128 páginas. 15 euros. COMPRAR 'Éxodo' en Amazon.


[VIDEORRESEÑA] El Imperio Final, de Brandon Sanderson

6/21/2015 Comenta


Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes y a su inmortalidad. Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles han tenido a menudo trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» ('mistborns'). Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte… Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.

El Imperio Final. Brandon Sanderson. Ediciones B. ISBN: 978-84-9872-613-8. Barcelona, 2008. 688 páginas. 12 euros. COMPRAR 'El Imperio Final' en Amazon.


Batman: Asilo Arkham, de Grant Morrison y Dave McKean

6/18/2015 Comenta

Para aquellos que no la conozcan, esta obra es una de las grandes historias de Batman. Incluso entraría fácilmente en un Top de grandes historias de Superhéroes (lo que empieza a tener mérito, puesto que el género ya lleva unos años dando buenas historias). En mi opinión incluso debería contar entre las grandes del cómic, aunque es cierto que sigue habiendo prejuicios contra las historias de este género. Prejuicios que comprendo, puesto que su origen está en tramas de entretenimiento infantil, a menudo maniqueas y simplistas, pero no siempre. La obra que nos ocupa sería un ejemplo de las que no.

Grant Morrison es uno de esos británicos locos y tremendamente cultos de los que el mundo del cómic echó mano en cuanto vio que los niños se les hacían grandes y necesitaban historias más maduras que contarles. Era la época de 'The Dark Knight Returns', de Miller, y de 'Watchmen', de Moore, que tanto marcaron el mundo del cómic —para bien o para mal—, algo así como lo que harían Nirvana y Pearl Jam en la música algo más tarde. Batman ya no podía parecerse al Adam West de la serie televisiva, que tan popular fuera en los 60. El personaje creado por Kane y Finger era siniestro y oscuro, y O'Neil y Adams ya dieron los primeros pasos por retornar a este tono, con gran éxito de crítica, si bien no acompañado de unas grandes ventas. No fue hasta que Miller llegó con su Caballero Oscuro que veríamos triunfar al Batman siniestro que tan familiar nos es actualmente. De esta misma época serán 'La broma asesina', de Moore, y la obra que nos ocupa, pilares en los que se apoya la iconografía del nuevo Batman.

El 1 de abril (celebración del conocido April Fools' Day o, literalmente, "día de los locos"), tras un motín en el Psiquiátrico de Arkham, el Joker solicita como condición liberar a los rehenes, que Batman entre con ellos en el manicomio (y no olvidemos que la mayoría de enemigos de Batman acaban en este lugar cuando los atrapa). Este punto de partida sirve para que Amadeus Arkham —el auténtico narrador de la historia— nos cuente desde el pasado el origen del sanatorio, en una trama cargada de locura y drama. Paralelamente, el personaje de Batman se adentrará en una aventura onírica, casi lisérgica, a medida que se interna más y más en las tripas de Arkham; es un viaje en el que Morrison reflexiona sobre la cordura del personaje (un tipo que combate el crimen disfrazado de murciélago, no olvidemos esto) utilizando para ello multitud de referentes culturales, desde Jung hasta las cartas del tarot, la obra de Aleister Crowley y, por supuesto, Lewis Carroll (referente más obvio). 

A lo largo de la obra se nos presenta cómo de forma paralela, Amadeus Arkham y Batman se adentran en sus respectivas espirales de locura. Si bien el primero lo hará en forma de descenso a los infiernos, mientras el segundo lo hará en forma de redención (pasando sucesivamente del miedo y la violencia a la negociación y, finalmente, a la catarsis).

En el apartado gráfico, merece especial mención el trabajo de Dave McKean, por su estilo poco ortodoxo y a veces incluso experimental (es conocido por su uso del collage, aunque el uso de esta técnica en esta obra en concreto es casi residual), además de por su marcado tono expresionista, distorsionando las figuras allí donde es necesario, para transmitir esa sensación de pesadilla que recorre toda la historia. El resultado final es de una enorme —y a menudo desasosegante— belleza que justifica por sí solo la lectura de la obra. Además de ello realiza un interesante trabajo tipográfico para dotar de una voz particular a cada personaje (algo que siempre se agradece, pero que prácticamente nadie hace en el mundo del cómic). Un estilo manuscrito para el diario de Arkham, unas estridentes mayúsculas rojas, que parecen escritas con sangre, para el Joker, y unas neutras mayúsculas blancas sobre fondo negro para Batman (que casi se pueden escuchar con esa voz profunda sin inflexiones que siempre le ponen en las películas), por sólo poner tres ejemplos.

El relato, en los tiempos del "decompressive storytelling" actual (los relatos se alargan artificialmente para ocupar volúmenes completos), resulta breve, pero a pesar de ello (o quizás precisamente por ello) es de una enorme intensidad. Me parece que por los 21,50 euros que cuesta es un verdadero regalo, porque es una obra que invita a ser revisitada frecuentemente (descubriendo cosas nuevas en cada lectura).

A este respecto, debo decir que la edición de ECC me parece magnífica. Es cierto que yo podría haber preferido una edición de lujo a mayor tamaño y con bocetos originales de McKean, pero esto, sin duda, hubiera elevado enormemente el precio y lastrado las ventas. Entiendo que a menudo los editores tienen un trabajo muy difícil y no hacen las ediciones que les gustarían, sino las que pueden vender.

La obra se remata con el guión íntegro original de Morrison con anotaciones, así como el storyboard que le pasó a McKean para que lo usara como guía. No sé si mucha gente apreciará esto, pero la lectura del guión original aclara algunos detalles que pueden resultar oscuros en una primera lectura del cómic, y en cualquier caso sirven para entender la afirmación del guionista escocés de que la preparación de la obra le ocupó un año completo. También sirve para aquellos que todavía consideran el cómic un arte menor (y lamento insistir siempre en este punto, pero es una lucha personal que tengo con la gente que sólo conoce los cómics de aquellos "mortadelos" y "zipizapes" que leyó en su infancia y cree que el arte secuencial no es más que entretenimiento para niños o adultos que no han madurado).

En resumen, una obra imprescindible, tanto para fans de Batman que la desconozcan como para lectores de superhéroes que disfruten con nuevos modos de contar historias, como para lectores en general que todavía puedan sorprenderse de que se puedan hacer historias para adultos en este género.

Batman: Asilo Arkham. Grant Morrison y Dave McKean. ECC Ediciones. ISBN: 9788416374229. España, 2015. 216 páginas. 21,50 euros. COMPRAR: 'Batman: Asilo Arkham' en Amazon.

Carta de una desconocida, de Stefan Zweig

6/17/2015 1 Comment

Leí este librito casi por casualidad, puesto que vino a reemplazar a otro que tenía previsto leer dentro de una serie de lecturas programadas y que fue descartado colectivamente ante el temor de tener que enfrentarnos a un pestiño. Y luego lo leí en medio de otra lectura, esta vez de un libro que fue un aburrimiento confirmado. Así es que esta 'Carta de una desconocida' es como un remedio ante el tedio, previsto o real, pero en todo caso, un buen remedio.

Zweig es una garantía, siempre. Se trata de un escritor ameno, elegante, que te atrapa tanto si te cuenta una biografía como las novelas y relatos, tanto si narra sus memorias como en un ensayo. Tiene esa capacidad, no muy corriente, de tratar al lector con respeto, de no marearle con artificios, de contarle las cosas con sencillez pero sin descuidar la estética y sin olvidar el compromiso literario. Sus historias siempre contienen una reflexión previa, o al menos esa es mi sensación, porque los personajes y los relatos tienen un carácter marcado, observado, y se advierte un cierto gusto por el retrato psicológico.

'Carta de una desconocida' cuenta, en poco menos de 60 páginas, la historia de una mujer enamorada de un escritor, casi obsesiva, que guarda una extraordinaria fidelidad a su amado en secreto, en la sombra, en silencio, sin dejarse ver ni manifestarle su amor cuando aún puede, que es mientras está viva. Sólo cuando sabe que va a morir, le escribe una larga carta en la que le advierte que sólo la leerá si ella, finalmente, ha muerto. Y en esa carta, ella le confiesa su amor y sus encuentros a lo largo de la vida. “Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez...”, pero en realidad, sólo es ella la que habla. En silencio, escondiéndose, ha amado al escritor desde que era una niña. Su silencio sólo puede interpretarse como un acto de generosidad, una mezcla de inseguridad y de fascinación, la voluntad de no perturbarle para que él pueda continuar siendo como siempre ha sido, para que él no cambie “su vida luminosa” y no rompa el hechizo que la ha enamorado a lo largo de toda su vida. Para no hacerle daño con su ausencia, ni con su abandono, ni con su muerte.

'Carta de una desconocida' es una larguísima carta de amor, y es también el resumen de una vida. Pero es también un libro muy interesante. Léanlo si se lo encuentran.

Carta de una desconocida. Stefan Zweig, Editorial Juventud. ISBN: 978-84-261-0946-0. Barcelona, 2013. 72 páginas. 8 euros. COMPRAR 'Carta de una desconocida' en Amazon.

El hombre que amaba a los perros, de Leonardo Padura

6/16/2015 Comenta

Una novela impresionante e imprescindible, eso es 'El hombre que amaba a los perros'.

Detrás de la historia de tres hombres, que nos atrapa desde el primer momento, hay un trabajo inmenso de documentación e investigación. La construcción de la trama y la narración, a partir de los puntos de vista y las vivencias de cada personaje, deja sin palabras al lector por su complejidad y, a la vez, su sencillez para navegar por ella.

¿Qué nos cuenta Padura en 'El hombre que amaba a los perros'? La historia de los últimos años de León Trotsky y la vida de su asesino, el español Ramón Mercader. Ambos ponen voz a sus vidas sumando sus puntos de vista y, además, Padura recurre a una voz desde el presente, Iván, que cuenta su propia historia y cómo cambia su vida al conocer al hombre que amaba a los perros. La construcción narrativa es complejísima porque la mezcla de tres puntos de vista es difícil de manejar, y Padura lo maneja con maestría de malabarista sin perder tensión narrativa, perspectiva ni caer en contradicciones, repeticiones o resultar reiterativo. Cada personaje aporta algo nuevo al mismo momento vivido, a la misma experiencia, permitiendo que el lector, a través de múltiples puntos de vista, se construya una imagen global completa y compleja.

León Trotsky es el personaje que todo el mundo conoce, el comunista que puso en marcha la revolución con Lenin y que acabó perseguido, humillado, amenazado y, finalmente, muerto por la persecución de Stalin hacia su persona, su familia y todo el ideal comunista que representaba. Ramón Mercader fue su asesino y es un personaje mucho más desconocido. Padura reconstruye toda su vida partiendo de lo que el hombre que amaba a los perros le cuenta a Iván en una serie de encuentros más o menos informales. Iván reconstruirá su vida, sus andanzas e incluso sus sentimientos a partir de lo que él le cuenta y sus investigaciones y las misteriosas cartas que recibe años después. El personaje de Ramón Mercader y el descubrimiento de su vida, sus circunstancias y los caminos que le llevaron a asesinar a Trotsky constituyen un recorrido por la historia del siglo XX con todas sus luces y sus sombras.

Además de la trama más o menos novelesca, pero basada en hechos reales (como los telefilmes de la televisión), Padura nos hace reflexionar sobre el derrumbe del ideal comunista, de la sociedad de iguales prácticamente desde su inicio. La trayectoria de Mercader recuerda a la del protagonista de 'El cero y el infinito', de Koestler. Idealistas de una causa a la que entregan su vida, su ilusión, sus sentimientos y hasta sus pensamientos para darse cuenta, años después, del engaño que han sufrido y cómo han destrozado su vida y la de otros por un fanatismo político absurdo y pervertido que jugó con su inocencia e ilusión desde el principio.

'El hombre que amaba a los perros' es una novela maravillosa para disfrutar, paladear, aprender y también sufrir y reflexionar. Una novela para comprender por qué Leonardo Padura es el merecidísimo ganador del Premio Princesa de Asturias de las Letras.

El hombre que amaba a los perros. Leonardo Padura. Tusquets Editores. ISBN: 978-84-8383-136-6. Barcelona, 2009. 584 páginas. 22 euros. COMPRAR 'El hombre que amaba a los perros' en Amazon.

Saliendo de la estación de Atocha, de Ben Lerner

6/15/2015 1 Comment

Los escritores importantes lo son tanto por lo que escriben como por lo que recomiendan. Cuando un autor novel es celebrado por novelistas de la talla de Jonathan Franzen o Paul Auster, uno no puede sino teclear con urgencia amazon.com, pulsar clic, tumbarse en el sofá, y empezar la lectura.

El argumento de 'Saliendo de la estación de Atocha', de Ben Lerner, es éste: un joven americano llega a España para desarrollar un proyecto poético sobre la Guerra Civil Española. Cuenta con una generosa beca para lograr su indefinido objetivo. Como es fácil de imaginar, el autor no escribe un solo verso en toda la novela, y se dedica más bien a la creación de un doble. Una nueva identidad. Nadie le conoce en Madrid, y por lo tanto puede construir un personaje desde la nada, ni a su imagen ni a su semejanza. Si leer es vivir dos veces, con esta novela, como en una promoción de supermercado, lo hacemos por triplicado. Hay tres "yoes": el escritor, un americano que hace su debut en el mundo de la novela, y no sabe aún lo celebrado que será su trabajo. Está el "yo" del narrador, ese americano próximo al autor y que asiste a su primera experiencia europea. Un "yo" contado con la maestría poética de la observación social que inició Henry James con aquella maravilla llamada 'Daisy Miller: A Study' (1878). Y está por último ese nuevo "yo", ese personaje que el narrador se inventa al aterrizar en Madrid, en línea con la tradición literaria germánica del doppelgänger. Un doble cinematográfico, dos focos sobre una misma existencia, dos focos proyectando sombras opuestas, y que nos deja paradójicamente en una gozosa sombra, sin saber nunca cuál es el "yo" cierto y cuál el inventado. El placer es por lo tanto la confusión de lo ficticio con el mundo real, porque esa construcción visita diariamente el Museo del Prado, se enamora y se acuesta con mujeres que olvida al día siguiente, deambula y se aburre y fuma y se emborracha y se droga (¡una cuarta realidad!) en las calles de Madrid, y uno no sabe si asiste a un continuo de verdad o a una mentira rotunda, a una búsqueda perpetua de la experiencia poética o más bien, a la certeza de una vida sin profundidad.

Es una novela corta y que además se lee con agilidad. Hay una voluntad decidida para dominar cualquier exceso sentimental, una aspiración por la inteligencia y el humor, pero por desgracia una geografía de pensamientos y lugares comunes, y que uno no sabe si interpretar como lagunas de la imaginación o constataciones de un vacío existencial. Pese a que el autor viene del mundo poético, el lenguaje figurativo no domina el estilo. Lo cual no implica afirmar con rotundidad que Ben Lerner escribe muy bien, con una precisión admirable en su léxico, y la calidad de la novela es un brinco sobre sus compañeros de generación.

Si la lectura es recomendable lo es porque Ben Lerner, o su doble o su triple, nos entrega unos prismáticos, y nos señala lugares de la ciudad donde uno vive cada día, a veces sin mirarla por simple rutina o pereza. Un ángulo nuevo que, autobiográfico o ficticio, es ya secundario, no es el nuestro, y por lo tanto una pedrada contra las murallas que uno mismo se crea caminando por la vida, acudiendo a los mismos bares por las mismas calles rumiando las mismas ideas y hablando siempre con el desgaste de las rutinas. ¿No es derribar muros el objetivo de la literatura? Este libro lo consigue con una sonrisa, y en nuestro propio territorio, como un intruso que sí, sí es bienvenido. Dije que había tres vidas. Se me olvidó la cuarta, la que se queda adormecida en la alfombra, junto a las motas de polvo, mientras devoramos con ferocidad esta novela.

Saliendo de la estación de Atocha. Ben Lerner. Traducción de Cruz Rodríguez Juiz. Literatura Random House. ISBN: 9788439726708. España, 2013. 208 páginas. 16,90 euros. COMPRAR 'Saliendo de la estación de Atocha' en Amazon.

La cigarra del octavo día, de Mitsuyo Kakuta

6/11/2015 Comenta

Agarra el pomo de la puerta. Está congelado como un trozo de hielo, una frialdad que parece advertirla de que ya no hay marcha atrás. Kiwako sabe que los días laborables, a partir de las ocho y diez de la mañana, el apartamento no está cerrado con llave durante unos veinte minutos. No hay nadie. En este intervalo dejan solo al bebé. Sin vacilar gira el pomo. «No voy a hacer nada malo. Sólo quiero verlo un momento. Sólo me gustaría ver a su bebé; eso es todo. Después pondré punto y final. Lo olvidaré todo y empezaré una nueva vida». Kiwako pasa por encima de los futones para acercarse a la cuna. El bebé llora, mueve los brazos y las piernas. Tiene la cara roja. Kiwako alarga una mano temerosa, como si fuera a tocar un explosivo, y la mete por debajo de su espalda. Lo toma entre sus brazos. El bebé tuerce la boca; a pesar de sus ojos llorosos sonríe. Sí, claramente ha sonreído. Kiwako es incapaz de moverse, está paralizada. El bebé se ríe aún más, empieza a babear, a estirar sus extremidades con golpes secos. Kiwako lo abraza contra su pecho. Acerca la cara a su pelo suave, respira hondo para impregnarse de su olor. Kiwako murmura como si estuviera hechizada: «Te protegeré. Voy a protegerte para siempre». En sus brazos el bebé juguetea como si la reconociera, como si la consolara y al mismo tiempo la perdonara. Kiwako se ha desabrochado el abrigo para meter dentro el bebé, como si lo envolviera. Después ha empezado a correr a ciegas.

La joven Kiwako, en un arrebato de locura silenciosa, roba el bebé que su ex amante ha tenido con su mujer. Desde ese día, vivirá una huida sin fin y luchará por su maternidad de forma desesperada.

En general, aunque no me disguste la literatura japonesa, suele darme muchísima pereza leerla. Y con este libro me pasó lo mismo. Lo compré en un impulso, después de leer una reseña positiva, y llevaba meses en mi estantería de no leídos esperando su turno. Cuando le llegó (un poco a regañadientes, porque me sentía culpable y decidí quitármelo de encima) y lo empecé, tuve la extraña sensación de haber estado a punto de perderme algo muy especial.

Es un libro curioso, claustrofóbico a ratos, a ratos muy tierno, que pone al lector en varias encrucijadas morales, situaciones angustiosas y momentos apacibles, de esos que no quieres que acaben nunca. Mitsuyo Kakuta consigue jugar con los sentimientos del que lee, haciéndole cambiar de opinión según avanza, cuestionando las que tiene, empatizas con quien, en teoría, no debe, y transmitiéndole la angustia de la huida, la calma falsa y la alerta constante de Kiwako, que sólo quiere cuidar de su hija tranquila y es capaz de renunciar a todo lo demás. También me ha parecido muy interesante el retrato que hace de las relaciones entre hombres y mujeres en Japón, relaciones adultas de la burguesía media, la cotidianeidad del matrimonio allí, el rol de la mujer y de los hijos en una sociedad que, aunque ya sabía que era de las más machistas del mundo, me ha impactado reconocer a ese nivel.

Un libro increíble, en serio, de esos que quizá no te cambian la vida, pero desde luego no se olvidan nunca.

La cigarra del octavo día. Mitsuyo Kakuta. Traducción de Yoko Ogihara y Fernando Cordobés. Galaxia Gutenberg. ISBN: 978-84-16072-44-6. España, 2014. 240 páginas. 18 euros. COMPRAR 'La cigarra del octavo día' en Amazon.

Memoria por correspondencia, de Emma Reyes

6/10/2015 1 Comment

Entiendo que el realismo mágico fue calificado así porque no podía soportarse ese golpe de realidad; esa superposición de vidas e instintos, queriendo todos entrar a formar parte del acervo de lo posible. Algo así como lo que decía Foucault, “lo imposible no es la vecindad de las cosas, es el sitio mismo en el que podrían ser vecinas”. Ese sitio es donde se fragua la infancia de Emma Reyes, relatada en 'Memoria por correspondencia'. En esta obra no sólo hay que tener en cuenta la cantidad de vicisitudes que rodearon sus primeros años de vida, sino la increíble forma en la que ésta es contada, alejada de la solera que da la edad adulta; ni tan siquiera contaminada por el rencor de la visión infantil, forjado como tal por ser incapaz de entender el odio. Más bien, narrada desde la inocencia que sabe de su lejanía para no ser cómplice de dichos esquemas.

Emma Reyes escribe cartas a Germán Arciniegas, amigo e historiador, donde va contando cómo se desarrollaron sus primeros catorce o quince años de vida. La fuerza del relato no sólo estriba en los hechos que allí se narran, sino, como ha sido comentado, en la manera en que la propia protagonista da cuenta de ellos. Pese a los años pasados cuando Emma decide plasmar esos recuerdos, y pese a que fue analfabeta hasta bien entrada la juventud —o, precisamente por eso—, 'Memoria por correspondencia' adquiere una fuerza narrativa que pocas obras literarias consiguen transmitir; a saber, la de simular ficción en medio de un drama, desdibujando los límites de lo creíble a base de la sencillez que otorga el que sabe de qué lado se encuentra lo justo. Desde que tiene recuerdos, Emma vive en una casa de acogida con su hermana mayor, Helena, al cargo de la señora María. Las condiciones en que se desarrolla ese periodo parecen no poder ser peores, hasta que se produce el cambio hacia el convento, donde ingresan ambas, cuando son abandonadas por María en una estación de tren, mientras eran portadas por indios de las montañas. Después de llorar y no pronunciar palabra sobre su origen —tal y como Helena instruye a Emma que conviene hacer—, son recogidas por las monjas que las llevan al hospicio a su cargo. Con la rigidez de la clausura y el sentimiento de pecado en cada gesto, van creciendo ambas, asumiendo que, sin duda, eso no puede ser la vida, y que como Emma narra en numerosas ocasiones, “el mundo” tiene que estar extramuros.

Ese mundo es el que un día la acogió para demostrarle que, en su vida, ella tenía mucho que decir. De la Colombia donde se cría, pasó a París, donde consiguió una beca para aprender a pintar, aunque ella era ya una experta en desdibujar realidades. Que conoció a Picasso, o que trabajó con Diego Rivera son sólo los hitos académicos de su vida. La grandeza de Emma Reyes es que fue maestra de su propio ingenio y consiguió tornar su vida en belleza; la que ella poseía al contarla.

El canto a la infancia, a la lucha y la vida. El gran relato de la esperanza.

Memoria por correspondencia. Emma Reyes. Prólogo de Leila Guerriero. Libros del Asteroide. ISBN: 9788416213221. España, 2015. 232 páginas. 17,95 euros. COMPRAR 'Memoria por correspondencia' en Amazon.

[VIDEORRESEÑA] El mensajero, de Lois Lowry

6/07/2015 Comenta


Mati ha crecido feliz en Pueblo, sin embargo algo parece amenazar la armonía de su aldea y él será la clave para solucionarlo.

El mensajero. Lois Lowry. Editorial Everest. ISBN: 9788424136758. España, 2010. 200 páginas. 14,94 euros. COMPRAR 'El mensajero' en Amazon.

El baile de los seis reinos, de Ernesto Domenech

6/05/2015 Comenta

'El baile de los seis reinos' (ACEN Editorial) es la segunda parte de la saga que nació con 'Crónicas de Ilandor', una novela que llegó a mis manos desde las de su autor, y cuya reseña encontraréis aquí.

En esta segunda parte, no solo la trama avanza y los personajes van madurando, el estilo de Ernesto Domenech también sufre una transformación, como si sus pasos se hubiesen afianzado y sus palabras hubiesen dejado de temblar sobre el papel, más seguras ahora de su derecho a ocupar un espacio y, sobre todo, el tiempo de sus lectores.

De la mano de los protagonistas —Gadel, Lorion, Lluvia, Hilbert y Nessa— seguiremos descubriendo el complejo mundo que Ernesto despliega ante nosotros, aprendiendo a cada paso también de los propios errores. Una novela en la que se entrelazan, casi como sin quererlo, la aventura, el viaje iniciático, la fantasía y la defensa de la naturaleza con unas dosis no menores de filosofía y poesía.

Quizá son esos momentos en los que el autor se separa de la acción los que me han resultado más atractivos:
"Qué hermoso sonido nace en la risa y muere en la caricia, qué cruel la espera del que anhela la llegada, qué huérfana queda la noche sin estrellas. Y yo pensando que podía ser feliz y tú pensando que lo era. Igual nos sobró pensar".
Sin duda, un libro para alejarse de la realidad y recorrer un mundo nacido de la imaginación, que resulta tan atractivo que lo terminarás esperando la tercera parte.

Una recomendación veraniega para aquellos amantes de la literatura fantástica, a mi juicio una calificación más atinada que la de literatura juvenil, porque ¿acaso no puede el lector volver atrás con un libro entre las manos?

El baile de los seis reinos. Ernesto Domenech. ACEN Editorial. 12,95 euros. COMPRAR 'El baile de los seis reinos' en la web de la editorial.

Luna: Apogeo, de Rubén Azorín

6/04/2015 1 Comment

Parece mentira que una novela autopublicada haya podido convertirse en el último fenómeno de ciencia ficción en España sin tener el poder de una editorial detrás, pero Rubén Azorín ha demostrado, como autor novel que cree en su obra, que se puede triunfar gracias a nuevas plataformas como Amazon, donde vende su obra tanto en formato físico como digital.

Antes de hablarles de la obra, déjenme que les remita al formato, pues es uno de los principales atractivos de la obra. Puede encontrarse en formato físico y digital en Amazon, pero 'Luna: Apogeo' es también un audiolibro, que nos viene ofrecido por Literaudio. Un concepto muy interesante que apenas ha tenido difusión en España en lo que se refiere a novelas, si nos comparamos con otros países como Estados Unidos, donde sí que es frecuente que celebridades brinden su voz a proyectos novelados. Por lo tanto, debe decir que es un formato novedoso en nuestro país, pero muy prometedor si se hace con cuidado y confiando en el trabajo de los dobladores. No encontraremos tan solo a un actor de doblaje leyendo toda la obra, sino que encontramos una voz para cada personaje, incluyendo al narrador y, además, nos imbuiremos en el contexto a través del sonido ambiente que hace que te sientas más introducido en la historia.

Un proyecto tan codicioso como este audiolibro hubiera perdido su magia si, a pesar de todo el trabajo de doblaje, la historia no hubiera funcionado. Pero funciona. 'Luna: Apogeo' nos cuenta una gran historia. Rubén Azorín nos lleva a un futuro inmediato, en el que podemos sentir cómo ha evolucionado nuestro planeta entre 10 y 40 años desde la potente crisis actual. Encontramos diferentes momentos temporales desde 2020 hasta 2055 en los que observamos cómo va tomando forma el enigma que nos plantea la historia.

¿Influye la Luna en el comportamiento de las personas? Este es el planteamiento inicial del libro, un planteamiento que parece tener una fácil respuesta: sí, pero... ¿cómo? Cada capítulo nos muestra a diferentes personajes que nos irán acrecentando las dudas y todo estará unido a través de los capítulos dedicados a un videoblog, que fomenta el misterio entre las personas mientras trata de dar una explicación científica a lo que ocurre en la Tierra. Se agradece, y mucho, que el nuevo éxito de la ciencia ficción no se centre en un futuro apocalíptico a causa de los extraterrestres o en una distopía para adolescentes.

Rubén Azorín posee muchas cualidades como escritor y las sabe plasmar a lo largo de toda la obra. Cada capítulo está escrito de una forma en lo referente a la percepción de cada protagonista y utiliza un estilo diferente, según sea el protagonista. Es de agradecer que no renuncie a las descripciones, ya que estas ayudan a ambientar y se ven potenciadas por el sonido del audiolibro, de haberlas reducido hubiera perdido buena parte de su encanto. Digo esto porque en la literatura actual, la de los nuevos escritores que vienen de otras profesiones más "populares", es algo que ha quedado totalmente obsoleto en pos de desarrollar una historia que nunca terminará de satisfacernos. 

Los capítulos son breves, lo que hace que su lectura sea rápida y cómoda, algo que suelen cumplir todos los libros actuales, ya que hoy en día la vida es rápida y así ha de serlo todo. Hay partes que podrían haberse pulido si hubiera una editorial detrás de la obra, pero para nada quiero desmerecer el trabajo de este autor con esta afirmación. Se trata de una gran obra, con una historia interesante desde el principio hasta el final, que hará que mires bien la Luna cuando salgas por la noche, pues no sabrás si es a causa de su "magia" por lo que estás actuando como lo estás haciendo.

Para terminar, les invito a tumbarse en la cama con el libro, encender los altavoces y dejarse llevar por el misterio que encierra 'Luna: Apogeo' de la mano de Literaudio.



NOTA: se trata de la primera parte de una trilogía, pero como yo no me he enterado hasta que he acabado el libro, no quería que ustedes lo supieran hasta acabar de leer mi reseña.

Luna: Apogeo. Rubén Azorín. Literaudio. España, 2015. 20,99 euros. COMPRAR 'Luna: Apogeo' (edición audiolibro) en Amazon.

Joyland, de Stephen King

6/03/2015 8 Comments

Voy a pasarme todo el verano trabajando en un parque de atracciones de Alemania, así que he alquilado una habitación en un piso compartido de Rust, un pueblito alemán que no alcanza los 4000 habitantes. El alquiler no es demasiado caro y el piso está cerca del parque, así que puedo desplazarme andando y ahorrarme el dinero de los trayectos al trabajo. Comparto piso con dos chicas alemanas y un chico francés. Daniel, el francés, también trabaja en el parque de atracciones. Él llegó al pueblo el verano pasado y, terminada la época estival, decidió quedarse otro año más aquí. Según me contó el día que llegué, la culpable de que decidiera continuar viviendo en Rust fue Claudia, una de las chicas alemanas con las que compartimos piso, de la que dice estar “perdidamente enamorado”. Lo gracioso es que mientras que Claudia no hace más que deshacerse en afectos conmigo, no parece mostrar el más mínimo interés por el cursi de Daniel, de hecho creo que a veces hasta se olvida de que existe.

El otro día estábamos los cuatro tirados en el sofá viendo la tele y Claudia me preguntó que si conocía la historia de Joyland. Cuando le contesté que no, me contó que Joyland fue un pequeño parque de atracciones de Carolina del Norte que a mediados de la década de los setenta se vio obligado a echar el cierre, sumido en la más profunda bancarrota. Al parecer, años antes de la clausura del parque, una chica fue degollada por su propio novio dentro de la Casa Embrujada. Lo más tremendo de aquello fue que aquel tipo se las había ingeniado para salir de allí sin que nadie reparara en él. Claudia también me habló de Devin Jones, un joven universitario que se había desplazado hasta Carolina del Norte para trabajar en Joyland durante el verano del año setenta y tres, pero que finalmente había decidido cambiar sus planes y alargar su estancia. “Fran, se quedó más tiempo porque quería verla a ella, a la muerta. La gente decía que a veces se aparecía el fantasma de la chica”, me dijo con los ojos muy abiertos. Ante mi cara de susto, no pudo contener más tiempo el gesto serio que había mantenido durante toda la conversación y rompió a reír. “¿Es que nunca has leído a Stephen King, mendrugo?”. Me dio un ligero golpe en las costillas. “Te odiaré si no lees nada suyo este verano. Stephen King es uno de los mejores narradores que te puedas encontrar, él no te cuenta la historia sin más, te agarra con fuerza de la camisa y consigue meterte en ella”. Llevaba el pelo recogido y sonreía. “Está bien, leeré algo de Stephen King, pero ahora dime: ¿al final Devin consiguió ver el espíritu de la chica?”, le pregunté. “Tengo el libro en mi habitación. Entra y lo averiguamos, pero te aviso: no me gusta leer vestida”. Entré. La cara de Daniel era un poema.

Joyland. Stephen King. Random. ISBN: 9788415725084. 304 páginas. 11,95 euros. COMPRAR 'Joyland' en Amazon.

La mansión de los abismos, de Joan Manuel Gisbert

6/02/2015 2 Comments

Gúndula conoce a Clément, un hombre que se interesa en ella y la seduce muy rápido, pero educadamente.

El problema es que Clément es más raro que un perro verde. Mira raro, habla raro y tiene actitudes raras. Desde las primeras descripciones ya puedes intuir que el caballero no está muy bien de la cabeza.

Al margen de su aparente psicopatía, el susodicho es propietario de una mansión apartada del universo, y decide proponerle a Gúndula que se vaya a vivir con él. Gúndula, que no parece ser una mujer muy avispada —y a pesar de que tiene ciertas dudas con respecto a este raro espécimen—, acepta.

¡Ay, Gúndula, querida, yo con ese no voy ni a tomarme un café!

Poco a poco irás descubriendo que el pasado del protagonista es un poco extraño, y tú también caerás sin querer en las garras de Clément. 'La mansión de los abismos' es una historia que engancha desde la primera palabra. Si empiezas a leerlo, lo acabarás en menos de una semana, ¡te lo aseguro!

A pesar de ser un libro que mantiene en vilo hasta la última frase, debo decir que el final no me gustó demasiado; sin embargo, no deberías dejar que esta opinión personal te influya, pues aunque el desenlace no me agradó, sigo pensando que merece la pena leerlo. Está muy bien escrito y la historia es muy original. ¡Es un librazo!

¡A leer, que tu cerebro necesita hacer gimnasia!

La mansión de los abismos. Joan Manuel Gisbert. Planeta. ISBN: 978-84-08-09086-1. España, 2010. 368 páginas. 8,50 euros. COMPRAR 'La mansión de los abismos' en Amazon.