Yo mataré monstruos por ti, de Santi Balmes

12/31/2014 6 Comments

Escuchando la canción 'Un día en el parque', de Love of Lesbian, podemos extraer una frase que ya se ha hecho famosa: "yo mataré monstruos por ti", y precisamente, el cantante y compositor de este grupo, Santi Balmes, ha cogido dicha frase para dar título a su primer libro.

Hace tiempo que quería leer este cuento, y he tenido la suerte de empezar a trabajar con alguien que ama los cuentos tanto como yo, que dispone de un montón de títulos geniales y que me ha prestado éste.

'Yo mataré monstruos por ti' es una historia sobre el miedo a lo desconocido desde el punto de vista de Martina, una dulce niña que tiene miedo a irse a dormir porque está convencida de que debajo de su cama hay una civilización de monstruos; y el de Anitram, una simpática y peluda niña monstrua, que teme a los humanos. Ambas protagonistas temen que mientras duermen, uno de sus bracitos se quede colgando de la cama y las arrastren a un mundo extraño y desconocido. Finalmente, las dos pequeñas superarán sus miedos gracias al apoyo de sus padres y a un simple gesto como es darse la mano por la noche.


El lenguaje sencillo y las preciosas ilustraciones de Lyona, hacen de este cuento una maravilla. Pero no se trata sólo de un cuento infantil, sino que además del claro mensaje a los más pequeños para que se vayan a dormir solos, también nos sirve a los adultos como recordatorio, porque somos muchos los que mostramos rechazo a las cosas que no conocemos.

Me encantan los cuentos que van más allá, que enseñan además de entretener. Es por ello que éste ya se ha convertido en uno de mis imprescindibles en mi biblioteca de aula.

Yo mataré monstruos por ti. Santi Balmes. Ilustraciones de Lyona. Principal de los Libros. ISBN: 9788493897888. España, 2015. COMPRAR 'Yo mataré monstruos por ti' en Amazon.

Frankenstein, de Mary W. Shelley

12/29/2014 2 Comments

El 30 de agosto de 1797 Mary Wollstonecraft Shelley nació en Londres. Su madre, escritora feminista, murió pocos días después. De la educación de Mary Shelley se ocuparía su padre, William Godwin, también escritor, e ideólogo inglés de la Revolución Francesa. En 1801 Godwin se casa con su vecina, Mary Jane Clairmont. Mary Jane es una mujer de carácter fuerte y que pronto siente envidia por la pequeña Mary Shelley, niña inteligente y que además roba la atención de su nuevo marido. Así que la autora de 'Frankestein' creció entre la carencia afectiva de una madrastra celosa, por un lado, y la estricta moralidad puritana de su padre por otro. Un padre que, aunque lleno de amor hacia su hija, y pese a que había defendido el amor libre en sus escritos, sometía sin embargo todos sus sentimientos en la vida privada a un estricto control. En resumen, como imanes enfrentados, se daban todas las condiciones interiores para una vida en desequilibrio, y por lo tanto para el nacimiento de una escritora.

Los años de su niñez transcurrieron entre libros: una infancia de lecturas, de educación paterna en la casa familiar, de reuniones nocturnas donde escuchaba atenta a los amigos intelectuales de su padre. Uno de ellos era el poeta Percy Shelley, y la cita en que lo conoció podría haberle servido hoy a Mary Shelley de pin para su tarjeta de crédito: 1111. O bien 1112. Porque fue un miércoles 11 de noviembre de 1812 cuando Mary Shelley se enamora de Percy Shelley. Él tenía veintiún años y estaba casado con la hija de un posadero londinense. Ella tenía dieciséis y sufría una adolescencia agravada por la tensión con su madrastra. Para no verse la una con la otra, Mary Shelley pasaba largas temporadas en la casa familiar de Dundee, al noreste de Escocia. Allí multiplica sus lecturas, sus pensamientos, sus paseos por la naturaleza, y su convicción férrea de ser escritora, una vocación que le habían transmitido no sólo su padre, sino también esa madre ausente a la que nunca llegó a conocer. No en vano a Mary Shelley le gustaba ir a leer al cementerio de Saint Pancras en Londres, y sentarse junto a la tumba de su madre.

El 28 de julio de 1814, cuando está a punto de cumplir dieciocho años, Mary Shelley se fuga a Francia con Percy Shelley, que ha abandonado a su mujer y dos hijos. Les acompaña una tercera persona: la hermanastra de Mary. Se embarcan en un viaje de seis semanas a través de Francia, Holanda, Alemania y finalmente Suiza. Allí, tal vez por falta de dinero o por nostalgia de Inglaterra, deciden regresar a Londres. Las consecuencias de su escapada serán graves. El padre de Mary, Godwin, rehúsa volver a dirigirles la palabra, y se cierran para siempre las tardes que Percy pasaba en la biblioteca de Godwin. El padre de Percy, por su lado, niega a perpetuidad la asignación económica de la que su hijo vivía. Los acreedores rodean a la joven pareja. La sífilis está a punto de acabar con la vida de Percy. Y para complicar aún más todo, Mary pierde a su hija apenas un mes después de dar a luz.

En 1816 la pareja acepta la invitación veraniega de Lord Byron, que les abre las puertas de Villa Diodati, un palacete situado en Cologny, cantón de Ginebra, y al pie de su lago. Sin que aún no lo sepan, el prólogo de Frankenstein está siendo escrito. Hacen las maletas y comienzan su viaje al continente. Percy abre el periódico inglés The Morning Post, en su edición del 24 de julio de 1816, y lee una noticia que viene de París: "We continue to receive the most melancholy news from Germany on the extraordinary weather which afflicts nearly the whole of Europe. The excessive abundance of rain has caused disasters almost everywhere. In Saxony, the Grand Duchy of Wurtzburgh, and in the fertile vallies of the Rhaengeberg, there is no longer any hope for agriculture. The snows of winter still cover the mountains. In Switzerland the birs and the Birsig have broken their dykes, carried away their bridges, and inundated the country. The Canton of Basle has sustained dreadful injury. In the plains the corn and the potatoes are under water. The elevated grounds only afford some hope. This calamity appears almost general; all travellers assert that it is experienced in Turkey, Hungary, Italy, Germany, and throughtout all the East of Europe (...). ( Lamentamos seguir recibiendo tristes noticias de Alemania en relación al mal tiempo que afecta a toda Europa. Las fuertes lluvias han devastado el continente. En el gran ducado sajón de Wurtzburgh, y en los otrora fértiles valles de Rhaengeberg, no queda esperanza para la agricultura. Aún las nieves de invierno cubren las montañas. La crecida del río suizo Birsig ha provocado inundaciones en este país. Su impacto en el cantón de Basilea es espantoso. En los valles, los cultivos de maíz y patata están inundados. Sólo resta alguna esperanza en zonas de altura. La calamidad no tiene fronteras; viajeros hablan de dramas similares en Turquía, Hungría, Italia, Alemania y el resto de Europa)".

Así que Europa les recibe con hambrunas y saqueos, con ríos desbordados, con lluvias torrenciales. Es julio de 1816. Un año que pasará a la historia como el año sin verano. ¿Qué está ocurriendo?, pregunta Mary alarmada mientras la diligencia les acerca a Suiza. Percy mira a Mary, la besa. Le aprieta luego su mano de dieciocho años, y le explica la erupción del volcán Tambora en Indonesia, y de cómo el viento ha empujado hacia el oeste una enorme nube de cenizas. Le habla del volcán, del viento, y de cómo esa nube ha pintado de rojo el cielo de Europa. La climatología ha enloquecido, tal vez igual que nosotros, concluye.

La joven pareja se une a Lord Byron en Villa Diodati. Es de noche afuera. Detrás de los ventanales, en la comodidad doméstica de un gran salón, observan el desorden de tormentas. En el ambiente hay una mezcla de diversión y miedo. Un relámpago se abalanza sobre el lago. Tiemblan los candelabros. Lord Byron se acerca a uno de ellos, lo toma como un arpón de luz. Propone entonces que cada invitado escriba una historia de fantasmas. Y los invitados aceptan. Lord Byron creará su poema Manfred. John Polidori escribirá 'El vampiro', obra que servirá de base al 'Drácula' de Bram Stoker. Mary Shelley sube a la habitación, se sienta frente a la ventana, pero es incapaz de escribir. Se acuesta. El miedo agrava su insomnio. Sin embargo consigue dormir. En esa noche cruzada de fantasmas, tiene una pesadilla. Al despertarse recuerda la creación onírica de 'Frankenstein'. Es el momento de escribir su historia.

Frankenstein es un elemento de la cultura popular. Muchas personas conocen su historia sin ni siquiera haberla leído. Algo parecido ocurre con una obra publicada un siglo antes, 'Robinson Crusoe' (1718), de Daniel Defoe. Dos obras que vienen a nosotros en forma de cómics, de películas, de referencias en diferentes campos artísticos. Esta familiaridad hace difícil el regresar a la novela, y descubrir que la misma está perfectamente explicada por el lugar y en el tiempo en el que se produjo. De ahí la importancia de saber toda la apasionante historia que llevó a su gestación. Una vez conocida la misma, es tiempo de abrir esta novela que rebosa emociones, como esos ríos inundados que Mary veía desde la ventana de su habitación.

Para entender 'Frankenstein' propongo un acertijo. Supongamos que trabajamos en una librería, y debemos colocar el volumen de la novela en su estante correspondiente. La librería está ordenada por temas. ¿Dónde ubicamos al monstruo? Seguramente que la primera respuesta sea en la sección gótica. Podría ser, por qué no. ¡En la sección gótica, no, sino en la de terror, junto a 'Drácula' o a 'The turn of the Screw'! Otra respuesta pues, la sección de terror. Ahora les respondo yo con una pregunta: ¿y en el área de ciencia ficción, junto a 'Dune' o '1984' o 'Brave New World' ('Un mundo feliz')? ¿'Frankenstein' junto a la novela de Huxley? Qué va, qué va, me responderán. Y sin embargo ese lugar, la ciencia ficción, es el que mejor responde al objetivo literario de su autora. Veamos por qué.

A mediados del siglo XVIII numerosas obras literarias comienzan a idealizar la cultura medieval. Obras que transcurren en castillos, en catedrales, en jardines y bosques fantasmagóricos. Un mundo de niebla, de guerreros y damas, dominado por lo sobrenatural, y en el que los narcóticos diluyen los aburridos ángulos rectos de la arquitectura neoclásica. El terror pasa a ser una expresión de los sublime, como también lo es la melancolía. La novela de Mary Shelley encaja en este mundo sensacional, de emociones excesivas, pero no es solo una novela gótica. Tampoco es una novela de terror, o más bien tampoco es solo una novela de terror. Porque su autora quiere ir más allá. Para Mary Shelley su obra no solo habla de lo sobrenatural, sino de la posibilidad futura de los avances científicos. Y ahí entra por derecho en el canon de la ciencia ficción. Para el lector moderno, que lee 'Frankenstein' con la ayuda del calendario, es difícil de admitir la posibilidad de crear vida humana en un laboratorio. Pero no era así en el momento que se escribió: a principios del siglo XIX la ciencia avanzaba a grandes zancadas, de la mano de personajes tan brillantes como Sir Joseph Banks. La literatura aspiraba a ser el correlato de esos grandes descubrimientos, y se contagiaba también del método científico. Por eso 'Frankenstein' es mucho más que una novela gótica o de terror. Porque esquiva los clichés de estos géneros, porque abre una ventana hacia el futuro, y porque plantea una duda científica del momento. Y no sólo habla de ciencia, o natural philosophy, que era como se llamaba entonces, sino que se ocupa también de otros temas importantes como la educación, el medioambiente, el crimen y la responsabilidad. En resumen, 'Frankenstein' es una novela que puede explicarse encima de un periódico de su época, por su gestación, o de una revista de avances científicos, en una suerte de revista Muy Interesante del año 1818, por su contenido.

Mi relectura de adulto ha mantenido la emoción de niño. Pero además se han revelado muchos aspectos desconocidos. Considero en ocasiones excesiva la montaña de sensaciones que recorren la obra, seguramente porque fueron escritas en un estilo muy lejano del gusto actual. Parece como si algunos secundarios carecieran de interés, y sólo se accionaran al paso de 'Frankenstein', a modo de atracciones de feria esperando la llegada de la vagoneta. Esta nueva lectura del texto, en ocasiones emotiva hasta lo innecesario, debe relativizarse sin embargo por un dato crucial para entender la novela: en 'Frankenstein' no existe un narrador omniscente. Es decir, no hay una voz que nos guíe moralmente a través de las páginas. Debemos ser nosotros mismos quienes, en la pesadilla recuperada de esa noche en Suiza, juzguemos aquello que estamos viviendo. Y lo vivimos con la intensidad de quienes lo están experimentando, sin necesidad de intermediarios. De ahí esa intensidad a veces exagerada de lo que uno lee. Hasta tal punto no existe nadie entre 'Frankenstein' y nosotros que la primera edición de la obra, de 1818, fue anónima. Y solo firmó la autora en la edición de 1831, y por razones puramente pecuniarias. 

La lectura de 'Frankenstein' no necesita de recomendaciones: ella misma se extiende sola, como una gota que resbala por un plano inclinado. El argumento de 'Frankenstein' sigue entonces la misma suerte autónoma que su protagonista: escapa del autor y camina solo por el mundo. Yo he vuelto a las páginas con el temor a romper un sortilegio antiguo, ese recuerdo gozoso de la primera lectura infantil, y temer que la obra no vuelva a atraparme. La misma razón que me hace driblar los cuentos de Anderson o 'La isla del tesoro', de Stevenson. Volver a las páginas de 'Frankenstein', y buscar significados ocultos, me ha servido para disfrutar de nuevo como un niño, pero también para crecer como adulto. 'Frankenstein' se explica dentro de un tiempo marcado por la posibilidad de crear vida humana frente a la certeza de la muerte. El recuerdo de su hija fallecida al poco de nacer, el sueño de dar soplo a lo que ya no vuela, y en el calendario 1816, el año sin verano y por lo tanto un mundo de sombras, hostil a la nueva criatura que está siendo escrita, que baja las escaleras y que sale sola al mundo. Y en el mundo la responsabilidad de aquello que creamos, porque el escritor, como cualquier persona, tiene un papel dentro del mismo. Acabada la lectura, siento una empatía íntima hacia la creación de 'Frankenstein', hacia ese ser antisocial que vaga por la tierra sin que nadie le quiera. No sé si alguna vez volveré a leer la novela, pero sé que no podré olvidar nunca su argumento.

Frankenstein. Mary W. Shelley. Anaya. ISBN: 9788466785365. España, 2010. 168 páginas. 10 euros. COMPRAR 'Frankenstein' en Amazon.

Milena o el fémur más bello del mundo, de Jorge Zepeda Patterson

12/25/2014 Comenta

Convertida en esclava sexual desde la adolescencia, Milena huye cuando muere su protector, un magnate de la comunicación que sufre un fallo cardíaco mientras hace el amor con ella. La hija de este, Claudia, recibe el encargo póstumo de su padre de cuidar y proteger a la croata. Pero también de arrebatarle una misteriosa libreta negra cuyo contenido podría comprometer a su familia. Los acontecimientos que se suceden parecen apuntar a que la libreta esconde secretos que implican a más gente poderosa, interesada en conseguir la libreta y a la chica cueste lo que cueste. En su angustiosa fuga, sin embargo, Milena se cruza con los Azules, un trío de justicieros formado por un periodista, una política y un experto en seguridad que desean liberarla y ayudarla. Pero la croata recela, pues lo que atesora en su libreta negra supone su salvación y, sobre todo, su venganza.

Un thriller trepidante, rápido, de esos que lees conteniendo la respiración. El goteo de historias paralelas y flashbacks del pasado es perfecto para mantener la intriga y la atención del lector, sin cabrearle (del todo) porque le han dejado a medias en una escena. La mezcla entre el mundo de la política, el periodismo, la mafia, la trata de personas en Marbella, México y los países del Este es fascinante y terrorífica a partes iguales. El autor nos presenta un mundo globalizado, complejo, intrincado e inalcanzable pero, a la vez, nos muestra el poder de un artículo periodísitico o un simple hashtag.

En especial me ha impactado el retrato frío y desapasionado que el autor nos ofrece sobre la trata de personas. A través de la terrible suerte de Milena llegamos a hacernos una idea de los mecanismos psicológicos, sociales y culturales que permiten que este siga siendo un negocio floreciente y que atrae a participantes de todo tipo. Y esa apatía resignada en la voz de su protagonista estremece más que cualquier grito indignado. Una tragedia.

Milena o el fémur más bello del mundo es una novela que, en general, me ha hecho disfrutar mucho. El único "pero" que le veo es que, al terminarla, uno se queda con la sensación de que el autor ha pasado muy por encima de tramas en las que, en mi opinión, habría valido la pena profundizar. El ritmo quizás se habría ralentizado, pero al acabar el libro el lector lo hubiese sentido bastante más.

De todas formas, he leído que es la segunda parte de una trilogía, así que bien podría ser que, al no conocer (todavía) la primera, me falte información básica y esencial sobre la complejidad de algunos personajes y sus relaciones. No voy a correr a buscarla, pero es más que probable que algún día la lea.


     FÁTIMA CASASECA
                                                               

El Hobbit, de J.R.R. Tolkien

12/23/2014 1 Comment

La reciente trilogía dirigida por Peter Jackson ha vuelto a poner de moda 'El Hobbit', la novela escrita por J.R.R. Tolkien que supuso el preludio para su gran obra maestra: 'El Señor de los Anillos'. Una nueva generación de seguidores se ha visto atraída por estas películas cargadas de acción (cuya última parte se estrenó hace menos de una semana), y 'El Hobbit' ha vuelto a ser leído con pasión por numerosos y nuevos fans. 

En 'El Hobbit', J.R.R. Tolkien nos cuenta la historia de Bilbo Bolsón, un tranquilo hobbit que vive en La Comarca, apartado del gran mundo y procurando evitar cualquier cosa que le retrase la hora de la cena. Sin embargo, un día el mago Gandalf se presenta en su casa, y trae consigo a trece enanos, que lo contratarán como saqueador para una peligrosa misión. Aunque al principio Bilbo no quiere tener nada que ver, su vena aventurera le lleva finalmente a comprometerse con la tarea de los enanos. Y es que estos enanos quieren recuperar Erebor, el reino bajo la montaña en el que vivieron sus antepasados, y en el que se esconde un inmenso tesoro, pero que Smaug el dragón les arrebató hace años y desde entonces lo custodia con recelo. 

En este libro conocemos la historia de cómo llegó a manos de los hobbits el Anillo Único, que posteriormente sería protagonista, en manos del sobrino de Bilbo, Frodo Bolsón, de la conocida trilogía 'El Señor de los Anillos'

Hay un cierto temor a adentrarse por primera vez en la literatura de Tolkien, pues suele considerarse su obra como una vasta obra escrita con un lenguaje muy elaborado, llena de un sinfín de personajes, linajes y lugares que en ocasiones pueden desbordar al lector. Y, si bien sus obras 'El Señor de los Anillos' o 'El Silmarillion' podrían encajar en estos tópicos, 'El Hobbit' resulta una novela mucho más accesible para cualquiera. Hay que tener en cuenta que Tolkien la escribió dirigida principalmente para niños, por lo que el lenguaje juvenil, el tono de humor, y las numerosas y divertidas, aunque a veces peligrosas, aventuras, dominan en el libro. Por lo que considero que puede ser una muy buena forma de acercarse por primera vez a la obra tolkieniana, y seguro que a más de uno le abrirá el apetito para seguir con sus numerosas obras situadas en la Tierra Media. 

Recientemente releí por tercera vez esta novela, con motivo del estreno de la última película de la trilogía que se basa en ella, y me sorprendió de nuevo. Volví a emocionarme, reírme y disfrutar con las aventuras de Bilbo, Gandalf y los enanos como la primera vez que lo leí, y creo que cualquier lector amante de la literatura de aventuras o de la literatura fantástica debería leer este libro. 

Y es que algo innegable es que Tolkien es el padre y el inspirador de muchos de los autores de literatura fantástica que lideran las listas de más vendidos en la actualidad. 

Y, por supuesto, qué mejor momento que estas fechas navideñas para leer un libro de esos que invitan a sentarse bajo una manta, junto a un fuego, o con un té caliente en la mano, para evadirnos durante unas páginas del mundo.

El Hobbit. J.R.R. Tolkien. Traducción de Manuel Figueroa. Minotauro. ISBN: 978-84-450-7380-3. Barcelona, 2002. 288 páginas. 20,95 euros. COMPRAR 'El Hobbit' en Amazon.

El túnel, de Ernesto Sábato

12/22/2014 5 Comments

En esta ocasión, y para no salirme de la tónica habitual que he llevado en El Buscalibros, les traigo una recomendación con acento latinoamericano (por favor, paradme ya). Hoy vengo a hablarles de la gran novela El túnel, del argentino Ernesto Sábato. 

Esta obra, catalogada dentro del género de “novela psicológica”, nos cuenta la historia de un asesinato. Lo más llamativo de la narración es el punto de vista desde el que accedemos a los hechos, ya que es el propio homicida el que nos relata los acontecimientos. 

Arrancamos nuestra lectura con una premisa de lo más interesante: escribo mi historia para que alguien sea capaz de entenderla, aunque sé de antemano que la única persona que podría llegar a comprenderla es la mujer que he asesinado. 

Juan Pablo Castel, nuestro protagonista, es un pintor encarcelado a causa del asesinato de María Iribarne. Durante su estancia en prisión, Castel rememora los motivos que le llevaron a la situación en la que actualmente se encuentra. Temas como la locura, la soledad y la obsesión son llevados a un escenario intimista, dónde el personaje desarrolla una profunda reflexión que abarca múltiples lecturas. 

Con este panorama nos enfrentamos a El túnel, una novela considerada la esencial de Ernesto Sábato. En ella se nos ofrece la visión del autor en cuanto a temas básicos pertenecientes al existencialismo. Debemos indicar que uno de los aspectos que más me llama la atención es la alta dosis de pesimismo palpable en cada diálogo, o incluso en el pensamiento de los propios personajes.

En definitiva, se trata de una novela breve y rápida de leer, ya que los capítulos están muy bien estructurados y ocupan muy pocas páginas. Aunque podemos afirmar que su lectura puede llegar a ser sustancialmente perturbadora, también debemos indicar que es un acercamiento muy real a lo que pasa por la cabeza de un futuro homicida. 

Aunque no se trate de la lectura más cómoda para acompañarte estas Navidades, si eres un Grinch harto de los tópicos que la época conlleva, esta novela no te defraudará.


     TIBIABÍN HERNÁNDEZ
                                                               

Postreadicción, de Julia Guarch y Julián Rayo

12/19/2014 5 Comments

Las modas mueven el mundo. No cabe duda. Cuando algo gusta, se nota y entonces empiezan a proliferar cientos de productos más o menos parecidos. Podéis pensar que este libro es fruto de ello, pero no es el caso, ya que Postreadicción es el resultado de varios años de trabajo por parte de una pareja que aparcó su vida laboral para dedicarse plenamente a lo que les gustaba. Postreadicción es un exquisito libro donde se combinan los dulces con las manualidades. 

Nada más coger el libro te das cuenta de que está hecho con mucho mimo: los colores suaves incitan a pasar las hojas con delicadeza, las fotografías enamoran y la forma de las páginas hace hincapié en lo especial que es. 

...

Bajo mi punto de vista, tengo que decir que este mágico recetario es un imprescindible para todas aquellas personas a las que les ha dado por la repostería creativa, y lo bueno que tiene es que no hace falta ser un experto en el tema, ya que las explicaciones son muy sencillas. 

Antes de meternos en las recetas propiamente dichas, contamos con unos apartados con información sobre los ingredientes utilizados y los utensilios apropiados para la elaboración de las recetas. Es muy acertado incluirlo para despejar posibles dudas antes de meternos de lleno en la elaboración. Una vez aclarado esto entramos a los distintos tipos de postres que nos presenta la pareja. Comenzamos con galletas y distintos glaseados. Continuamos con cupcakes de todos los sabores y maneras posibles. Seguimos con unas cuantas irresistibles tartas y cerramos la sección con otros dulces donde se engloban cake-pops, donuts, tortitas, gofres crepes, o batidos. Pero el libro no termina aquí, sino que incluye un último apartado sobre mesas dulces (o maneras de hacer una celebración todavía más entrañable con una presentación temática). De hecho, para hacer posibles estas mesas, el libro cuenta con una explicación de cómo descargar los imprimibles a través de los códigos BIDI que incluye. 

Ya he dicho que la calidad de las fotografías es asombrosa, que cada detalle está cuidado perfectamente y que las recetas son asequibles para alguien que esté comenzando por lo bien que está todo explicado, pero tengo que añadir otro punto a destacar del libro, ya que incluye elaboraciones aptas para personas con intolerancias alimentarias (encontraréis recetas sin gluten, sin huevo y sin lactosa). Me parece que incluirlas es algo muy importante debido a la gran cantidad de intolerancias que se dan actualmente. 

El pasado 2 de octubre Julia Guarch y Julián Rayo pudieron ver en las tiendas su libro Postreadicción: el blog más creativo de la red. Realmente este libro proviene de su blog homónimo, un lugar en el que compartir recetas con otros aficionados del tema. El blog dio el salto a las librerías a través de un precioso libro de 216 páginas con un total de 70 recetas. Tanto blog como libro me parecen una deliciosa recomendación.


     CLAUDIA PINA
                                                               

Fin de fiestas, de J. S. de Montfort

12/18/2014 1 Comment

Fin de fiestas es el primer libro publicado de J. S. de Montfort, autor novel en cuanto a publicaciones literarias se refiere, pero con un gran bagaje a su espalda como crítico. Les dejo un link a la web personal del autor para que puedan informarse de su trabajo.

Se trata este libro de un conjunto de relatos interconectados a través de sutiles referencias o la mención de personajes ya tratados en relatos anteriores, formando así un collage de las historias de un grupo de amigos que se encuentran separados en la actualidad a causa de diversos motivos. En todos los relatos encontramos una vuelta al pasado, a los años 90’s en las costas de Castellón, cuando un grupo de amigos rockers de los de camperas y chaleco vaquero disfrutaban de su amistad y su juventud, que tan lejos queda en la actualidad.

En el primer relato conocemos a Asier y observamos sus poco ortodoxas formas para salir de la rutina que harán que su jefe lo despida, pero de esto nos enteraremos más adelante, en un relato que narre la historia del jefe, un antiguo miembro de esta banda rocker. Los tres primeros relatos sientan las bases de lo que nos vamos a encontrar interconectado en los siguientes, ya sean las fechorías de Asier, la misteriosa desaparición de una mujer hace ya 20 años o los distintos personajes que vamos conociendo a través de los principales. Además, podemos encontrar relatos como Lídice y el pez rojo, en el que observamos cómo las personas nos aferramos a algo insignificante como puede ser un pez tan sólo porque lo identificamos con una persona a la que amamos o hemos amado.

Pero Fin de fiestas no se trata sólo de relatos sobre unos viejos que añoran sus años de juventud con sus amigos, sino que se trata de relatos costumbristas, de la vida tal y como es, con sentimientos reales y que seguramente todos ustedes hayan sentido alguna vez. Al igual que Galdós retrataba a la clase media española en sus novelas, en estos relatos podemos sentirnos identificados con los personajes y con sus vidas, sea cual sea el derrotero camino que hayamos tomado. Se trata de historias que no pretenden ir más allá de la realidad, son relatos costumbristas actuales que plasman vidas cotidianas de gente normal.

No he podido evitar, durante mi lectura de estos relatos, relacionarlo con el cine, con este tipo de películas que nos introducen múltiples historias interconectadas por pequeños detalles, como pueden ser Love Actually o Paris, je t’aime, pero sin toda esa parafernalia hollywoodiense que hace que esas historias no puedan ser vividas por los espectadores, sino que se trata de historias reales y no por ello dejan de ser interesantes para el público.

Fin de fiestas ha sido publicado por la editorial Suburbano en formato ebook, de manera que es accesible a los lectores desde cualquier parte.


     LUISMI CLEMENTE
                                                               

La utilidad de lo inútil, de Nuccio Ordine

12/17/2014 1 Comment

No recuerdo dónde leí este título, pero mi interés por conseguir el libro y leerlo fue automático. Tal vez fuera por la cantidad de veces que he pensado que hacía cosas “inútiles” y me dije: “tal vez halle aquí una explicación para desautorizarme o para proporcionarme argumentos que me permitan seguir pensándolo y haciéndolo, pero sin culpabilizarme…”. El libro es, en realidad, una especie de ensayo, trufado de citas y aportes de un innumerable listado de autores y autoras actuales y antiguos que han considerado que había que apostar por aquello que no necesariamente deba traducirse en rendimientos económicos, en beneficios contables.

Llegados a este punto, convendrá tomar en consideración las palabras que el autor del libro deja escritas en la Introducción: “Existen saberes que son fines por sí mismos y que –precisamente por su naturaleza gratuita y desinteresada, alejada de todo vínculo práctico y comercial- pueden ejercer un papel fundamental en el cultivo del espíritu y en el desarrollo civil y cultural de la humanidad. En este contexto, considero útil todo aquello que nos ayuda a hacernos mejores”.

La verdad es que estamos ante un libro curioso. He dicho con anterioridad que era una especie de ensayo; aun así, si puede calificarse de ensayo, es un ensayo muy particular. Ordine, sin solución de continuidad, enlaza sus análisis y opiniones sobre distintos autores, con fragmentos textuales que ensalzan lo “inútil” o, por lo menos, ponen entre paréntesis y cuestionan que deba ser la utilidad quien oriente y organice los procesos creativos en el arte en general y también en la vida. Dice Théophile Gautier, uno de los citados: “Sólo es realmente hermoso lo que no sirve para nada. Todo lo que es útil es feo, porque es la expresión de alguna necesidad y las necesidades del hombre son ruines y desagradables, igual que su pobre y enfermiza naturaleza. El rincón más útil de una casa son las letrinas”.

Ordine rastrea obras y vidas y allí encuentra y presenta su extenso argumentario: Cien años de soledad y García Márquez; Petrarca y Dante; La isla del Tesoro y Jim Hawkins; Shakespeare y El mercader de Venecia; Aristóteles y Platón; Kant y Ovidio; Montaigne, Leopardi, Gautier, Baudelaire, John Locke, Boccaccio, García Lorca; Cervantes y Don Quijote… Dice el autor de este último: “Todas sus empresas están inspiradas por la gratuidad, por la única necesidad de servir con entusiasmo a sus ideales…”. Y seguimos con Charles Dickens, Martín Heidegger, Kakuzo Okakura, Eugene Ionesco, Italo Calvino, Emil Ciorán, Doris Lessing…

En otro momento del libro, su autor, escribe: “Sin esta dimensión pedagógica, completamente ajena a toda forma de utilitarismo, sería muy difícil, ante el futuro, continuar imaginando ciudadanos responsables capaces de abandonar los propios egoísmos para abrazar el bien común, para expresar solidaridad, para defender la tolerancia, para reivindicar la libertad, para proteger la naturaleza, para apoyar la justicia…”.
Físicamente, el libro consta de tres partes, una bibliografía y un apéndice. La primera parte lleva por título: “La útil inutilidad de la literatura”. La segunda parte se inicia con este encabezamiento: “La universidad-empresa y los estudiantes-clientes” y la tercera parte posee un título algo más enigmático: “Poseer, mata: «Dignitas hominis», amor, verdad”. El apéndice es un texto de Abraham Flexner, titulado de manera muy elocuente: “La utilidad de los conocimientos inútiles”.

“En los próximos años habrá que esforzarse para salvar de esta deriva utilitarista no sólo la ciencia, la escuela y la universidad, sino también todo lo que llamamos cultura… Porque sabotear la cultura y la enseñanza significa sabotear el futuro de la humanidad [...] Hace algún tiempo tuve la ocasión de leer una frase simple, pero muy significativa, inscrita en el tablón de anuncios de una biblioteca de manuscritos en un perdido oasis del Sahara: El conocimiento es una riqueza que se puede transmitir sin empobrecerse […] Al contrario, enriqueciendo a quien lo trasmite y a quien lo recibe”, escribe Nuccio. Si has leído esta reseña hasta este punto, estoy seguro de que te habrán entrado ganas de buscar, encontrar y leer este libro, como me pasó a mí en su día...

Y, por si no tienes bastante con todo lo que aquí hay contenido, puedes sumergirte en la lectura de otro título muy interesante de Martha Nussbaum, 'Sin fines de lucro', al que se hace referencia en el libro de Ordine. Y es que los libros se van enlazando unos con otros y su poder de seducción nos impide, en muchas ocasiones, no caer en la dulce tentación de la lectura… Y que así siga y sea.

La utilidad de lo inútil. Nuccio Ordine. Acantilado. ISBN: 978-84-15689-92-8. España, 2013. 171 páginas. 9,50 euros. COMPRAR 'La utilidad de lo inútil' en Amazon.

En los zapatos de Valeria, de Elísabet Benavent

12/16/2014 1 Comment

En los zapatos de Valeria es el primer libro de una saga de cuatro volúmenes escritos por Elísabet Benavent.

Valeria es escritora. Vive con su marido Adrián y comparte sus penas y alegrías con sus amigas: Lola, Nerea y Carmen. Tras el lanzamiento de su primera novela, Valeria se arriesga a abandonar su trabajo para continuar escribiendo, pero lamentablemente, después de hacerlo, su inspiración decide preparar las maletas e irse muy, muy lejos (a Punta Cana, por lo menos).

Al mismo tiempo, las cosas empiezan a no ir muy bien con su marido y, para colmo, de un día para otro aparece un tal Víctor que le rompe los esquemas y los mapas conceptuales.

¡Ay, Víctor! Un apuesto varón de esos que quitan el hipo y te recuerdan que aún sigues siendo increíblemente deseable y seductora. Seamos francas, ¿quién no se confundiría? 

A lo largo del libro no sólo conocerás cada vez mejor a Valeria, sino también a sus amigas y sus respectivas historias de amor y desamor.

La novela tiene una trama sencilla y pocos personajes. Está escrita de una forma fresca y desenfadada. En algunos momentos se sube de tono, pero en sus escenas de sexo no encontrarás ni antifaces, ni látigos de cuero, ni dilatadores anales.

Es cierto que el personaje de Víctor cae un poco en el tópico de "hombre ideal", pero, sinceramente, espero que en los próximos libros vaya perdiendo esa perfección extrema.

En mi opinión, es una obra ideal para leerla durante los trayectos: tren, autobús, metro... es muy difícil perderse y no tienes que estar concentrada al cien por cien para seguirla (aunque reconozco que yo me he saltado alguna parada sin querer).

El libro está escrito en primera persona, así que te hace partícipe de todo lo que la protagonista vive. Yo me sentí tan envuelta en el personaje que, cuando me topé con la primera escena sexual, estaba rodeada de gente y... ¡me morí de vergüenza!

Está destinada al público femenino y es ideal para cuando quieres leer algo ligero. Un libro entretenido que te despertará, sin duda, las ganas de sacar a Víctor de esas páginas, meterlo en una maquina de clonar y repartirlo por todo el universo.


     MARIPI VEGA
                                                               

Murió por los pelos, de Nacho Docavo

12/15/2014 3 Comments

La editorial Ípsilon, especializada en libros electrónicos, me ofreció su novela Murió por los pelos y, seguramente por esa parte vanidosa que no puedo negar, les dije que sí. Murió por los pelos es un poco como su portada, se trata de una novela corta que navega con éxito entre la divulgación (no en vano su autor, Nacho Docavo, es antropólogo) y el género de aventuras con buenas dosis de humor.

En sus apenas 150 páginas conoceremos a Manolo Cantera, funcionario sin funciones (el trasfondo social es extremadamente realista, con un toque ácido de humor) al que acompañaremos en su viaje de vuelta a la selva sudamericana dónde los Jíbaros resisten a duras penas lo que nosotros llamamos desarrollo, para cumplir el encargo de una empresa cosmética.

Aunque es en lo que estáis pensado, no se trata del procedimiento de reducir cabezas, que por cierto se explica con detalle, sino uno algo mucho más interesante para la humanidad: la fórmula mágica para acabar con la calvicie.

Tras un primer encuentro muy extraño y con la sospecha de un par de peculiares asesinatos, veremos a Manolo negociar unas condiciones muy ventajosas para los indígenas, la oportunidad de proteger su modo de vida y su cultura, y abandonar su papel de comedido funcionario para dibujarse como un competente aventurero, capaz de pergeñar estrategias acertadas en situaciones peculiares, siempre con la ayuda de alguna que otra tribu.

Narrada en primera persona, Manolo resulta simpático desde el inicio, e incluso creíble en esta historia de espionaje industrial, tribus perdidas y calvos, muchos calvos, que pretende entretener proporcionando un rato de lectura amena, ágil y entretenida, de esas que consiguen dibujarte una sonrisa en el tranvía, lo que no es poco con los tiempos que corren.

La tienes a tu disposición en Amazon, tu ebook agradecerá esta descarga de aventuras y buen humor.


     PILAR VAQUERO
                                                               

El asedio, de Arturo Pérez-Reverte

12/12/2014 2 Comments

Me encanta ir a la Casa del Libro. Allí doy vueltas a los expositores, cojo los libros, los hojeo, los huelo, y al final me decido por uno o por otro. Ese es mi ritual normal a la hora de comprar en la librería libros de autores que no conozco o de los que no sé mucho.

Hay otros que con ver quién los ha escrito los cojo directamente, y luego están los de mis dos autores preferidos. Con ellos no hay dudas y me los llevo a casa sin mirarlos. Por eso me decidí por El asedio, de Arturo Pérez-Reverte. Mientras esperaba en la cola de la caja para pagar, me iba leyendo la contraportada para ver de qué trataba.

Está ambientado en Cádiz en 1811, en plena guerra contra los franceses de Napoleón por nuestra independencia. Pocos días después de haber caído una bomba lanzada por la artillería francesa, aparecen por las calles de la ciudad cadáveres de mujeres asesinadas y desolladas a base de latigazos. El comisario Rogelio Tizón intentará por todos los medios (algunos no muy legales) descubrir al culpable y así librar a Cádiz de un asesino despiadado. 

Tenía ganas de empezar el libro, así que a la mañana siguiente empecé a leérmelo. Tengo que decir que es un libro de 727 páginas y que las primeras doscientas no me defraudaron pero, pasada esa frontera, me empezó a cansar de tal manera que lo tuve que dejar (en parte también porque me regalaron Dispara, yo ya estoy muerto de Julia Navarro, mi otra autora preferida).

Realmente no sé si volveré a retomar la historia porque cuando un libro no te engancha no tienes mucho que hacer. De todas maneras os lo recomiendo porque se trata de uno de los maestros de nuestra literatura aunque a mí no me haya hecho mucho tilín.


     DAVID
                                                               

Riding the bullet: Montado en La Bala, de Stephen King

12/10/2014 3 Comments

Alan Parker es un joven de 21 años que estudia en la universidad de Maine cuando recibe una llamada telefónica. Es la señora McCurdy quien le informa de que su madre está hospitalizada en Lewiston porque ha sufrido un derrame cerebral. Alan decide viajar hasta Lewiston haciendo autostop, decisión que marcará para siempre el resto de su vida, ya que los conductores que paran para llevarlo no serán precisamente los mejores compañeros de viaje. Y uno de esos conductores le hará recordar un día concreto de su infancia, el día que hizo cola para montar en una atracción, La Bala. 

Es éste un relato corto, que se lee de forma rápida y sencilla, donde al principio creeremos estar leyendo un relato cargado de tópicos del terror, porque desde luego no hay nada mas típicamente terrorífico que un joven estudiante haciendo autostop de noche, con parada en cementerio incluida. Pero Stephen King ha sido denominado en muchas ocasiones como maestro del terror, y a esta típica historia de miedo supo darle una vuelta de tuerca para que el lector pudiera terminar entendiendo que no hay nada mas escalofriante que nosotros mismos, nuestros propios miedos y decisiones, que cambian nuestras vidas afectando las de los demás.

Montado en la bala se publicó el 14 de marzo de 2000 directamente en la página web de la editorial Simon & Schuster, por lo que fue el primer relato en estrenarse mundialmente por Internet, tirando por tierra el modo tradicional de publicación utilizado hasta entonces. Se descargaron 400.000 ejemplares en menos de veinticuatro horas, provocando un exceso de demanda que bloqueó el acceso a la página de la editorial. A pesar del rotundo éxito de la publicación virtual, el relato terminó siendo publicado en papel.

Publicado por Carmen Aguado   

La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca

Bettie Jander 12/08/2014 1 Comment

Hay quien dice que el teatro no es un género destinado a ser leído, sino representado. Y, sin embargo, hay obras que aunque no cobren vida gracias a la carne, el alma y la voz de los actores, no pierden ni un ápice de fuerza. Este es el caso de La casa de Bernarda Alba, de Lorca. Encontramos en esta obra la impronta de un autor apasionado que es capaz de introducirse en el mundo femenino con una crudeza inaudita. 

La casa de Bernarda Alba se inicia tras el funeral del marido de Bernarda y, por tanto, con el consecuente luto. Nos encontramos en una casona poblada únicamente por mujeres: criadas, hijas y madre. Todas ellas dirigidas por la mano, más que dura, implacable, de Bernarda. Las hijas, deseosas de huir del ambiente asfixiante que reina en la casa de su madre, ven desaparecer todas sus esperanzas cuando Bernarda declara que durante los ocho años que dure el luto en su casa no ha de entrar ni el viento de la calle. ¡Ocho años!

La única esperanza de las muchachas es el matrimonio, casarse con un hombre que las saque de allí y les entregue una verdadera vida. Pero, ¿cómo iban a encontrarlo encerradas? 

Es entonces cuando aparece en escena Pepe el Romano, el hombre. Y se le presenta como un elemento desestabilizador del mundo femenino, como alguien a quien temer y de quien recelar pero al que, a pesar de todo, se desea.  Pepe el Romano pretende a Angustias, la hermana mayor y heredera de un patrimonio nada despreciable, que había perdido prácticamente la esperanza de casarse. Entonces se desatan las envidias, las sospechas y las traiciones. Porque aunque mucho se la retenga, la vida siempre acaba abriéndose paso, aunque sea para inmolarse. 

Hay en La casa de Bernarda Alba, además de un retrato de la mujer española de principios del siglo XX, un retrato de la sociedad: una sociedad cruel, rencorosa, opresiva, que se esfuerza en señalar los pecados de los demás para evitar que los ojos se posen en los propios.

Se trata de una obra que remueve, que emociona, que incomoda. Merece la pena leerla, aún con el riesgo de que algunas cosas nos resulten familiares. 


     BETTIE JANDER