Las tres bodas de Manolita, de Almudena Grandes


Hay dos modos de acercarse a esta novela; conscientes de que se trata de la tercera parte del ambicioso proyecto de narrar los Episodios de una Guerra Interminable por parte de una novelista increíblemente dotada para mostrar el universo femenino, o buscando tan sólo disfrutar de la historia de una mujer que afirma que "en los buenos tiempos las chicas se casan por amor; en los malos, muchas lo hacen por interés."

Sea como sea, encontrarás una magnifica escritora que desgranará sin prisas y en una cambiante primera persona, la vida, los miedos, las ilusiones y las penurias de una chica muy joven, ni guapa ni fea, que sin querer meterse en líos, no en vano la apodan Señorita Conmigo No Contéis, se enfrenta a una aventura vital, cruel, dolorosa y al mismo tiempo plena, y del universo que la rodea, gentes pequeñas, de esas que conforman el paisaje de una ciudad sin que nadie se fije en ellos.

Manolita vive en el Madrid de la guerra y después lucha por sobrevivir en el de una posguerra que la convierte en madre de sus hermanos y experta en visitas a las cárceles sin apenas darse cuenta; de una vida corriente a una lucha titánica por sobrevivir en un mundo que apenas comprende.

Junto a ella conoceremos a la Palmera y a Eulalia, unidos por el amor a su hermano Antonio, a los restos de la pandilla del barrio, a las mujeres que afrontan largas colas para ver, alambrada mediante, a sus maridos o a sus hijos en cárceles como Porlier. Junto a ella viviremos los intentos de los perdedores por organizarse en la clandestinidad y cómo el Orejas juega a dos barajas para alcanzar el éxito a pesar del fracaso.

Manolita se casará con Silverio al "módico" precio de doscientas pesetas, un kilo de pasteles y un cartón de tabaco, en un cuartucho sucio, sin muebles, por el que corren las cucarachas con los gemidos del deseo desafiando la muerte como marcha nupcial; pero no es el amor quien la empuja.

Incrustada en la historia de Manolita, viviremos la de sus hermanas Isabel y María Pilar a las que el nuevo régimen brinda la oportunidad de educarse en un internado en Bilbao, para descubrir que los niños también pueden ser declarados culpables y condenados, en un escenario que no puede reducirse al blanco y negro.

Más de 700 páginas narran la historia coral de unos años terribles, los de la victoria, ficción entremezclada con certezas históricas de aquel periodo de tiempo que cada día se aleja más y corremos el peligro de olvidar sin apenas haber tenido la oportunidad de conocerlo, historias de amor y esperanza, porque como dice Manolita "con el tiempo comprendí que la alegría era un arma superior al odio, las sonrisas más útiles, más feroces que los gestos de rabia y desaliento."

Las tres bodas de Manolita te hará llorar, tanto de pena como de rabia, pero será una sonrisa con lo que la termines, quizás es la magia que Almudena Grandes ha aprendido a replicar de su maestro, Don Benito, Galdós por supuesto.

Publicado por Pilar Vaquero   


7 comentarios:

  1. Almudena Grandes tiene una gran facilidad para atraparte con su estilo engañosamente sencillo y directo. Entras en cualquiera de sus libros casi desde la primera página. No creo que este con sus setecientas páginas se haga largo. Tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará sin duda, desde la primera página y hasta el final.
      Ya me dirás

      Eliminar
  2. Qué reseña tan fantástica, Pilar. Me gusta mucho Almudena Grandes y la temática de guerra y posguerra civil española, así que me has convencido: Las tres bodas de Manolita está ya en mi lista de libros deseados. A ver cuándo puedo comprármelo. Pero más allá de lo que me vaya a parecer el libro, me quedo desde ya con una reseña que desborda emoción. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Leo todo lo que escribe Almudena Grandes. Es una de mis escritoras favoritas. Siempre consigue engancharme desde las primeras líneas y disfruto con cada libro suyo que leo.
    Tengo ya el libro y estoy deseando terminar el que estoy leyendo, para ponerme con Las tres bodas de Manolita, seguro que me va a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe la menor duda Carmen, emocionar y encantar.

      Eliminar
  4. Acabo de cerrar la ultima pagina de este maravilloso libro. Todavia tengi en mi alma el olor del cuarto de la carcel dobde se celebran las "bodas", el frescor de aquellos jovenes cobdenados a muerte entre los qe estuvo mi abuelo, aunqe al final se salvo. No os perdais ni una sola de las silanas de esta prodigiosa mujer. Qe envidia Almudena no saber escribir mas qe mi.nombre.

    ResponderEliminar