Se llamaba Luis, de Marina Mayoral

5/30/2013 8 Comments


En esta ocasión os quiero recomendar este libro de Marina Mayoral, de fácil lectura, de poco más de 100 páginas pero que nos cuenta el drama que supone que en una casa entre la droga de la mano de un hijo, de un hermano, de un padre o de quién sea.

Historia contada por quienes padecieron la adicción de Luis al tener algún parentesco con él, así conocemos este drama de la mano de sus padres, de sus hermanos o de sus hijos.

Esta novela nos sirve para conocer un poco más lo que supone vivir con un drogadicto, ya que si mala es la vida del enfermo no es mejor la vida del que vive con esa persona. Es increíble como puede destruir la vida de una persona y de una familia entera.

Nos sirve para conocer más este problema y saber a lo que nos enfrentamos cuando se empieza a tontear y a pensar en que se controla algo que al final se hace contigo, con tu persona, con tu voluntad, con tu conciencia y con tu alma, dejando una triste sombra de lo que algún día se llegó a ser.

Novela muy recomendada para que los chavales sepan a lo que se enfrentan cuando le dan una calada a ese porro que se está haciendo el amigo de un amigo que se ha unido a tu pandilla y ha traído eso que tus padres tanto te han dicho que no hagas; posiblemente no pasa nada y todo se queda en los porros de la juventud, lo malo es cuando los años pasan, y lo que empezó siendo una chiquillada, pasa a ser una tortura para ti mismo y para el que te rodea.


Publicado por David    

El Fin del Mundo y un Despiadado País de las Maravillas - Haruki Murakami

5/27/2013 12 Comments
Os presento hoy todo un ejercicio a la imaginación, en este libro que os presento: El Fin del Mundo y un Despiadado País de las Maravillas. A día de hoy, es el libro de Murakami que más me ha gustado, quizá porque es él en estado puro, el Murakami más onírico y surrealista.
En esta obra dos historias paralelas transcurren en dos escenarios completamente opuestos, la primera trama tiene lugar en el presente (o en un futuro cercano), donde su protagonista, narrador y anónimo, sopesa las posibilidades de trabajar para una turbia institución gubernamental como "Calculador", gracias a su mente prodigiosa.  Subirá a un ascensor que lo transportará a una nueva dimensión, donde su nuevo "jefe" será un escalofriante científico, aislado en las alcantarillas y rodeado (y salvaguardado) por tinieblos, unas tenebrosas criaturas nada pacíficas. Inconscientemente evoco esta parte del libro de un color "azul húmedo" si es que eso existe. 


La otra línea narrativa trata también sobre un protagonista anónimo, que de repente se encuentra a sí mismo en las puertas de una ciudad amurallada, sin saber qué hace allí y sin sospechar al principio que no hay escapatoria posible a esa gran fortaleza. Para mí esta línea argumental tiene un marcado "amarillo soleado". Tiendo a imaginar este tipo de sensaciones al leer un libro, si alguien ha dejado de creer en mi cordura, por favor, hacédmelo saber (ejem..) Pronto nuestro protagonista empezará a experimentar algunas sensaciones extrañas, como no tener sombra, verse arrebatado de ella sin sentido alguno. En la cárcel en la que se encuentra, se le encomendará la ardua tarea de leer sueños en cráneos de unicornios. Será enviado a la biblioteca del lugar con la tarea de trabajar como "lector de sueños", interpretando las consciencias colectivas de unicornios dorados que habitan en la región.


La estética y forma del libro no defraudan. Murakami alterna capítulos de las dos realidades, con lo que nos obliga a leer siempre "un capítulo más y paro". La trama no decae,  te mantiene enganchado de una historia a otra. A mi humilde entender, es una pelea infinita entre consciencia y subconsciente, y la sensación que tuve al acabarla es que era lo más parecido a una escena de David Lynch que había leído nunca. Todo el libro en sí es una dualidad, frío-calor, seco-húmedo, acción-pensamiento, como bien podéis comprobar los oficios de los dos protagonistas son sin ir más lejos Calculador-Lector de sueños, más antagónicos imposible.

Las dos líneas argumentales finalmente confluyen, no podía ser de otra manera, pero eso es algo que el propio lector deberá descubrir adentrándose en su lectura. El disfrute de la misma tiene mucho que ver con lo que nos dejemos "engañar" por el autor. Con Murakami más vale dejar a un lado los literalismos y jugar a su juego, para poder disfrutar plenamente de lo que nos ofrece. Este libro es como subir a una montaña rusa, si subimos en el ascensor inicial, y en él atravesamos los subterráneos de Tokio de la mano del autor, ya no habrá vuelta atrás. Pero os garantizo que el viaje valdrá la pena.
Publicado por Cristina Serrano   

La Canción de los Maoríes - Sarah Lark (El país de la nube blanca II)

Inma 5/25/2013 6 Comments
En  Navidad me regalaron "El país de la nube blanca", de Sarah Lark  y en este artículo escribí sobre él.
Para el día de la madre, me regalaron la segunda parte de la saga, La Canción de los Maoríes. No sé que esperarme para mi cumpleaños, la verdad.

De nuevo, me enfrenté a un largo libro que prometía adicción y que me leí con una gran rapidez, porque efectivamente, es un libro de los que enganchan. Esta segunda parte se centra en la siguiente generación de nuestra saga familiar: las primas Elaine y Kura, ambas nietas de Helen y Gwyneira, nuestras protagonistas de la primera parte.

La Canción de los Maoríes - Sarah Lark (El país de la nube blanca II)


Las dos primas protagonizan su correspondiente periplo de amor y desamor, de ilusiones y desengaños por tierras neozelandesas, hasta que sus caminos se cruzan involuntariamente.
La novela está muy bien documentada históricamente. El trabajo en las minas, la dura vida de los mineros y sus familias, la construcción de cada ciudad e incluso la introducción de la máquina de coser Singer en el país, se dan a conocer detalladamente. 

Pero de nuevo, Sarah Lark me decepciona en la creación de sus personajes. Son muy planos, no los desarrolla totalmente. Sus protagonistas son extremos. Una es valiente, otra es alegre, otra está muerta de miedo constantemente, los buenos son guapísimos y los malos son feos… de esta forma es inevitable que el final no nos sorprenda.

A pesar de ello, es un libro del que es difícil separarse una vez comenzado.

El tango de la guardia vieja, de Arturo Pérez-Reverte

5/23/2013 8 Comments
Imagen: Pérez Reverte
   Era un adolescente imberbe, algo atolondrado, cuando entraron en mi casa las primeras novelas de Arturo Pérez-Reverte. Largas y calurosas noches de verano leyendo El club Dumas, La tabla de Flandes o La piel del tambor a la luz de una lamparilla de noche en mi habitación.

    Hablar de Pérez-Reverte es traer a mi memoria las primeras lecturas "adultas" de mi vida, dejando atrás las colecciones de Barco de Vapor. Es saborear antiguas sensaciones, como la primera vez que pude leer una escena de sexo, sintiendo que la imaginación era mucho más real que cualquiera de las revistas que pululaban entre los adolescentes más procaces de mi tiempo. O poder comprobar en Territorio Comanche la crudeza y el sinsentido de la guerra... En definitiva, escribir sobre uno de mis autores de cabecera,  es un placer.

     Su última publicación, El tango de la guardia vieja (Alfaguara), ha sido para mi una ocasión más de reencontrarme con el Pérez-Reverte más genuino, que más me retrotraía a mi adolescencia. A veces, al leer alguna de sus novelas (La carta esférica, El pintor de batallas) la sucesión de detalles que apunta el autor es tan prolija que no solo te encuadra perfectamente en la escena, si no que puedes abrumarte y cerrar el libro. En esta ocasión, el trabajo de documentación del autor se adivina tan profundo (como él mismo reconoce en alguna entrevista) y está tan bien secuenciado, que lejos de abrumarte, te ayuda a hundirte en la trama y verte inmerso por completo en ella, hasta el punto de poder sumergirte en los propios cuerpos de los protagonistas.

     Mecha Inzunza y Max Costa son los personajes principales y en torno a los que gira la trama de la novela. Él, un bailarín mundano, ladrón de guante blanco, apuesto seductor que usa de sus artes escénicas y amatorias para beneficiarse a mujeres ricas mientras despluma bien a sus incautos maridos, bien a las propias damas. Ella, una señorita de la alta sociedad, casada con un músico de prestigio (Armando), que descubre a través del músico los rincones más oscuros de su personalidad.

     El espacio temporal en el que discurre la trama está dividido en tres etapas y escenas diferentes. Las tres se combinan en la novela saltando de una otra a lo largo de los 13 capítulos de la misma. La primera de ellas, siguiendo la secuencia cronológica, sucede a finales de los años veinte del siglo pasado en el trasatlántico Cap Polonio, camino de Buenos Aíres, y en la propia ciudad porteña. La segunda escena aparece en la Riviera francesa, concretamente en Niza, a mitad de los años treinta del mismo siglo. La última en la villa italiana de Sorrento en los años sesenta.

    A través de ellas, el lector se sumerge en diferentes ambientes. En la primera, el mundo del tango bonaerense representado en los lugares más sórdidos y cutres de la capital, es la escusa para los primeros encuentros entre los dos protagonistas, cuajados de tensión, sexo, alcohol y drogas. En la segunda, el autor se vale de la situación histórica del momento para recrearnos una Niza poblada de refugiados de la Guerra Civil española, de nazis y fascistas, y de los expatriados que huían de esos regímenes totalitarios. Una escena de espionaje nos acerca a unos protagonistas cambiados desde su primer encuentro. La tercera y última, con la Guerra Fría como telón de fondo, se desarrolla durante un campeonato internacional de ajedrez que tiene lugar en Sorrento.

    En palabras del propio Pérez-Reverte, su intención es que los personajes reflejen un mundo que se extingue con ellos. Los personajes crecen con la novela: desde la juventud más atrevida en las escenas de tango en Buenos Aires, hasta la madurez bien sobre llevada de Sorrento. De esa forma, la trama va a saltos dejándonos descubrir poco a poco la historia de amor de los protagonistas.

    Una historia de amor en una novela romántica nada convencional. Es una amor deseoso, combatiente, lascivo. Ambos se añoran en la distancia, se desean en la intimidad, pero solo dan rienda suelta a sus pasiones cuando el destino les brinda la oportunidad. No es el hecho romántico el único que define la novela: es el hilo vertebrador de una trama genialmente entrelazada.

    ... Aspiró una bocanada corta y precisa de humo, mientras concluía también que los azares y riesgos de ciertos caminos nunca se desvanecían del todo [...]. Y que, en esencia, él único día realmente fácil en su vida era el que cada noche, al sumirse en un sueño siempre impreciso e inquieto, lograba dejar atrás.
      Entonces olió perfume suave, cercano, de mujer. "Arpège", identificó por instinto. Y al volverse - habían pasado nueve años desde Buenos Aires -, vio a su lado a Mecha Inzunza. 

    Sería de necios no recomendárosla, pero también os hago un aviso: esta novela hay que cogerla con mimo, sin despreciarla a las primeras páginas, permitiendo que la trama te inunde poco a poco y así la disfrutaréis realmente. Podréis saborear una lectura placentera que llenara vuestras cabezas por espacio de días pensando en las dobleces de los personajes, o en los escenarios que se describen.

    En fin, solo deseo que os guste tanto como a mí.

Publicado por Carlos Masó   

La cabeza perdida de Damasceno Monteiro, de Antonio Tabucchi

5/21/2013 Comenta

Manolo el Gitano abrió los ojos, miró la débil luz que se filtraba por las rendijas de la chabola y se levantó, procurando no hacer ruido. Así empieza La cabeza perdida de Damasceno Monteiro de Antonio Tabucchi, y lo hace en Portugal, como otras tantas obras de este escritor italiano.La trama es sencilla y se expone desde su propio título: un cuerpo sin cabeza es descubierto en un parque de Oporto por Manolo el Gitano. Firmino, joven periodista con ambiciones literarias, es envíado a esta ciudad para investigar el caso. Allí contactará con doña Rosa, propietaria del hostal donde se aloja, y don Fernando, orondo abogado obsesionado con el filósofo Hans Kelson.

La cabeza perdida es una novela imperfecta y sin embargo no debería por ello dejar de ser leída. Las especulaciones filosóficas de las que habla el abogado don Fernando y los intereses literarios de Firmino son subtramas destacables, pero encajan irregularmente en la historia. No es un problema de verosimilitud o interés, pues ambas líneas de argumento tienen tales cualidades, sino más bien su conexión dentro de la trama principal de la novela. Parecen callejones sin salida que, como restos de historias mayores, no llevan a ningún lugar y acaban desorientando al lector.

Frente a este pero encontramos muchas virtudes que justifican la lectura. Es Tabucchi, así que podemos pensar ya en una novela elegante, breve, cruzada de tristeza y melancolía. Decía el autor en una entrevista que el cuento se adaptaba mejor que la novela a la vida actual, más fragmentada y frágil, y así que muchas de sus obras (la que nos ocupa, pero también Sostiene Pereira o Dama de Porto Pim) tienen en la brevedad una de sus virtudes: parecen cuentos largos o pequeñas historias antes que novelas. Cansado de autores contemporáneos que, como charcuteros, facturan por peso, se agradece la escritura sintética y sólida de Tabucchi.

Es Tabucchi también en su compromiso político. El autor rechaza la idea del intelectual cortesano y asume la relevancia del papel político del escritor como creador de inquietudes. “La función del intelectual no es tanto crear crisis como poner en crisis, sobre todo cosas y personas que no lo están”. Y así ocurre con La cabeza perdida de Damasceno Monteiro, obra que no es tanto un novela negra como una denuncia política de los abusos policiales y de la marginación social de las minorías étnicas. Denuncias que Tabucchi expresa usando como interlocutor a Firmino y su investigación periodística.

Es Tabucchi también en el estilo: la ciudad de Oporto, lugar del crimen, es una colección de calles empinadas donde el abogado camina al borde del síncope, de hostales lúgrubes que huelen a sopa de col verde y de un calendario que lleva años sin avanzar. Los personajes almuerzan y pasean y dialogan durante horas y nunca padecen la interrupción de teléfonos móviles. En el mundo tierno e irónico de Tabucchi no existe Internet. No en vano su autor criticó lo que él llamaba la “información indiferenciada”, esa percepción de que la guerra y un gran premio de coches estén a un mismo nivel y, nuevamente, asumía el compromiso de aclarar la realidad a través de la literatura.

Una novela inferior a Sostiene Pereira pero que está guiada por sus mismo principios: la dialéctica entre dos protagonistas, y una trama que se va desvelando casi de forma natural, por sí sola, sin que apenas los personajes parezca que intervienen en los sucesos: como si los sucesos o las piezas de información hubieran estado siempre así, sucesos o datos que a veces no queremos ver: la marginalidad en nuestras propias ciudades, a pocos metros de nuestras cosas, la violencia policial, las influencias políticas en el sistema judicial. Sucesos y datos que Tabucchi, como buen tejedor de inquietudes, nos transmite con su prosa llena de ternura.

Antigua Luz, de John Banville

5/15/2013 8 Comments


Billy Gray era mi mejor amigo y me enamoré de su madre. […] Estas cosas son fáciles de decir, pues las palabras no sienten vergüenza y nunca se sorprenden.

Así comienza el último libro del escritor irlandés John Banville: Antigua Luz. La historia está contada en primera persona por su protagonista, Alexander Clave, que, llegada la vejez, recuerda una historia de amor adolescente con la madre de su mejor amigo. El relato va y viene constantemente en el tiempo, del pasado al presente, sin ningún tipo de separación para el lector.

Banville hace una reflexión acerca de la relatividad de la memoria y los recuerdos, mostrándonos cómo el paso del tiempo va modificando los acontecimientos pasados, de manera que al recordarlos parece que volvamos a revivirlos de una manera nueva y diferente. La memoria es caprichosa y retiene aquello que, por alguna extraña razón, le llama la atención. Puede ser algo que cuando pasó fue insignificante, pero que al recordarlo más tarde cobra un nuevo peso y significado.

El estilo narrativo del autor puede chocar al principio, sobre todo si, como yo, es la primera vez que se lee una novela suya. La riqueza de vocabulario es impactante y reconfortante, así como lo ingenioso de muchas de sus comparaciones. Es un texto que se detiene mucho en las descripciones emocionales y sensoriales de lo que está contando, llegando a transmitir estados de ánimo y a recrear ambientes.   Es una obra para leer con calma y reflexionar acerca de lo que plantea.

Antigua Luz es un libro que disfrutarán aquellas personas a las que les guste perderse dentro de una buena prosa y enriquecerse con una escritura impecable. Sin embargo, la historia llega a hacerse pesada ya que avanza demasiado lenta, perdiendo fuerza y despistando al lector. Pero el estilo de Banville es así, donde prima el virtuosismo del lenguaje más allá del avance de la trama. 

El mundo agostado que nos rodeaba podría haberse marchitado y convertido en yesca, y a nosotros nos habría saciado el amor”.

Anotaciones: Trayecto 1

5/13/2013 8 Comments
Intento hallarte como tantas otras veces entre los rostros anónimos e indolentes del resto. En mi desesperada y frenética búsqueda me cruzo con la mirada asustadiza de la chica que a diario pintarrajea en un ajado cuaderno de cuadros. Intento adivinar lo que esconden sus escurridizos ojos, pero rápidamente esconde la cara entre su pelo enmarañado y parapeta su cuaderno repleto de garabatos entre sus brazos.

Entonces te encuentro y me refugio en el deseo libidinoso que me provocan tus armónicas facciones, tu alborotada melena castaña y tus abultados y perfilados labios. Te observo, incesantemente, casi perdiendo la consciencia de la realidad que me rodea, deseando detener este momento, ansiando congelar tu belleza de extraordinaria fiereza.

El autobús se detine, te levantas, y consigo al fin contemplar las formas que cincelan suavemente tu cuerpo. Bajamos y tus pasos comienzan a bifurcarse de los míos y, ya en la distancia, te dedico una última mirada, en un esfuerzo vano y cruel por retenerte en mi memoria hasta el tal vez de otro momento.

Foto: Zackds

Erica Falck y Patrik Hedström, de Camilla Läckberg

5/10/2013 6 Comments

Camilla es una escritora sueca conocida por sus novelas policíacas. Sus historias trascurren en los alrededores de su lugar de nacimiento, Fjällbacka, y sus protagonistas son el policía Patrik Hedström y la escritora Erica Falck.

Partiendo de un asesinato se desarrolla una historia que esconde secretos, y que desbarajusta la vida diaria de los protagonistas, los cuales van creciendo y se van desarrollando a lo largo de la saga.

Si os gusta la novela negra, con misteriosos asesinatos que nunca sabes cómo se van a resolver y además queréis saber cómo afectan a Patrik y a Erica, comenzad con La princesa de hielo, y seguro que luego vais a por los siguientes: Los gritos del pasado, Las hijas del frío, Crimen en directo, Las huellas imborrables y La sombra de la sirena. Este mes llegará a las librerías la séptima entrega de esta saga: Los vigilantes del faro.

Novelas adictivas que siempre dejan con ganas de más. Altamente recomendables.

Publicado por Claudia Pina   

El cartero de Neruda (Ardiente paciencia), Antonio Skármeta

5/06/2013 7 Comments
Ahora que el cuerpo del poeta es interrogado buscando explicación a su muerte más allá del cáncer que padecía, no dejo de recordar las sencillas imágenes con las que Antonio Skármeta dibuja a Neruda en isla Negra.

El cartero de Neruda es una obra breve que se pasea cómoda entre la sonrisa, la poesía y la política. El joven Mario, apenas analfabeto, nos muestra a un Neruda cercano, tierno, preocupado por su país pero más dispuesto a mediar en vidas sencillas que a asumir la responsabilidad de gestionarlo.

Transcurre la acción, si así puede llamarse la discreta narración de la vida de personas anónimas, en un diminuto pueblo del Chile de los primeros años setenta, que afronta la ilusión de la llegada de Allende y el miedo uniformado de la dictadura.

Pero en sus apenas cien páginas no son Neruda, ni Mario los protagonistas, sino la poesía vivida como una fuerza mágica capaz de alterar la realidad. En un mundo sencillo, humilde, apenas libre de la miseria y el abandono, la poesía se hace un hueco, permitiendo a Mario, a Beatriz e incluso a la adusta María descubrir que la vida es algo más cuando te detienes a contarla.

"Desnuda eres tan simple como una de tus manos.
lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente,
tienes líneas de luna, caminos de manzana..."

Una historia tierna, romántica, alegre y triste al mismo tiempo, teñida de una sensualidad desbordante en la que sigue siendo una delicia deslizarse, de la mano del siempre poderoso verso del poeta, que confesó sin rubor haber vivido para al final poder volver.

"Yo vuelvo al mar envuelto por el cielo, 
el silencio entre una y otra ola
establece un suspenso peligroso:
muere la vida, se aquieta la sangre
hasta que rompe el nuevo movimiento
y resuena la voz del infinito."



Una forma de incrementar el placer de esta lectura, puede ser escuchar esta selección de canciones sobre poemas de Pablo Neruda. 

¿Te gusta "El cartero de Neruda (Ardiente paciencia)" de Antonio Skármeta? ¡Consíguelo aquí!

Publicado por Pilar Vaquero   

El Médico, de Noah Gordon

5/02/2013 10 Comments



Sexta entrega, esta vez dedicada a la primera parte de una trilogía de Noah Gordon.

Nos cuenta cómo Rob se queda huérfano muy pequeño y al cuidado de sus hermanos hasta que poco a poco el jefe de su padre los va colocando en casas de acogida.

Rob se marcha con un vendedor ambulante y descubre su “don” con el cual sabe cuándo va a morir alguien con solamente tocarlo. Con el paso del tiempo se encuentra con Merlin, un médico judío del que se queda fascinado por toda su sabiduría pero, como por aquellos tiempos ser médico era casi como ser brujo, Rob deja a Merlin para irse a Londres con los médicos ingleses pero se da cuenta que donde mejor va a aprender esta profesión es con los Persas en la famosa escuela de Avicena.

Después de varias andanzas por Persia regresa su tierra natal y ante la traición de uno de sus hermanos tiene que huir a Escocia con su familia.

Novela que te gustará si te gusta la novela histórica, fue publicada en 1986 con lo que tiene ya unos cuantos años y también hace años que la leí. En su día tuvo bastante éxito e hizo que se conociera mundialmente a este escritor del que poco sabemos hoy en día ya que publicó su última novela en 2007. Volvemos a un libro de unas 600 páginas y que se hace pesado para leer en transporte público pero que seguro que tendrá su versión en digital, la verdad es que lo desconozco.

Libro que recomiendo leer, a mi me gustó mucho. Más adelante os contaré sobre los demás de la trilogía que también me leí, aunque ya no tuvieron el mismo éxito que éste primero.

Publicado por David