El guardián invisible, de Dolores Redondo


Hallado el cadáver de una joven con la ropa rasgada, el vello púbico rasurado y las manos dispuestas en actitud virginal. Alrededor del mismo, aparecen pelos de animal, restos de piel y rastros dudosamente humanos. Además, el cuerpo se presenta de un modo que recuerda a una especie de fúnebre ceremonia de purificación”.

Novela negra que se enmarca en el Valle de Navarra, en los márgenes del río Baztán (de ahí el nombre de la saga, ya que este es el primer volumen de la trilogía). Amaia Salazar, es la inspectora de la sección de homicidios de la Policía Foral, a la que le es asignado este caso por ocurrir en su pueblo natal, Elizondo. 
Comienza una investigación para encontrar al asesino en serie (ya que no se trata de un caso aislado) que se mezcla con mitología y leyendas vasco-navarras, y con los propios fantasmas del pasado de Amaia. El argumento policiaco se entrelaza con trama psicológica, y la vida de los personajes se ve afectada por ambas partes. 

Narración ágil, buenas descripciones en los momentos adecuados, ambientación muy lograda y un giro inesperado al final a la hora de descubrir al macabro asesino. El caso queda cerrado, pero algunos flecos quedan sueltos para la próxima entrega. Buenos ingredientes que invitan a su lectura y a esperar con ganas el segundo libro de la trilogía.

Publicado por Claudia Pina   

2 comentarios:

  1. Seguí tu consejo y... me ha encantado. Ahora a esperar la segunda parte.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra leer eso Pilar :)
    Ya queda poquito para poder leer esa segunda parte. Un beso

    ResponderEliminar